Sustentabilidad

Zara pone la sustentabilidad al nivel de la digitalización

El grupo Inditex, dueño de la cadena, asegura que ser sostennibles es tan importante como su estrategia de tiene negocios. Hoy tiene a 3000 personas haciendo auditorías externas de fábricas y proveedores.

Si 2012 fue el pistoletazo de salida para el nuevo modelo integrado de tiendas físicas y online de Inditex, el grupo dueño de Zara, la compañía dio su gran salto en materia de sostenibilidad en la junta de 2019, con unos compromisos a la vanguardia del sector que, pese a ello, ya se le han quedado pequeños.

Y su número uno Pablo Isla acaba de anunciar una actualización de los mismos. Inditex se ha marcado como meta que el 50% de sus prendas serán Join Life -producidas con materiales sostenibles- en 2022 y que ese mismo año toda su energía procedará de fuentes renovables, frente al anterior objetivo de 2025.

Qué es el ahorro en comunidad y cómo lo usa una fintech para ayudar

De igual forma, el uso de un 100% de algodón sostenible se adelantará de 2025 a 2023 y la empresa se compromete a lograr una reducción del consumo de agua de un 25% en toda la cadena en 2025. A más largo plazo, la empresa será cero emisiones en 2040, diez años antes de lo previsto.

"La sostenibilidad está al nivel de la digitalización en términos estratégicos para la compañía", asegura el presidente de Inditex. La empresa tiene ya a 200 empleados en su departamento de sostenibilidad, a los que hay que sumar más de 3000 externos haciendo auditorías y controles en sus fábricas y proveedores. No obstante, "ya no se puede hablar de áreas diferenciadas, ya que hay equipos de sostenibilidad en todas las cadenas y la intención es que su trabajo sea cada vez más transversal", indica el grupo.

Inditex acaba de anunciar una inversión de 30 millones de euros para la construcción de un parque eólico en A Coruña para autoabastecerse. Además, ha desarrollado junto a la industria química una lista con 23.000 productos que se usan en el sector para identificar mejores estándares en el sector. The List, como se llama internamente, se pondrá a disposición de todas las empresas de la industria.

Inditex ha firmado también el Global Compact de la ONU (desde 2001), tiene un acuerdo con la federación sindical mundial IndustriALL Global Union (2007) y pertenece al Fashion Pact (2019) desde su creación.

Los cambios

Inditex está inmersa en una de las mayores transformaciones de su historia hacia una empresa cada vez más digital, integrada y sostenible, lo que está cambiando la compañía de forma transversal.

La empresa, que ya tiene presencia online en todo el mundo, está disparando el peso de la venta digital sobre el total del negocio, hasta superar los 6600 millones de euros el año pasado.

La transformación también está modificando el papel de sus tiendas físicas. El futuro pasa por menos establecimientos y con un rol diferente, pero clave. Su modelo de flagships o tiendas más grandes afianza la intención de la empresa de que sus tiendas jueguen un rol logístico además de comercial y suponen un valor añadido frente a sus competidores 100% digitales. Sus puntos de venta añaden además cada vez más carga tecnológica. La empresa trabaja con un stock integrado online y físico, un pilar sobre el que está construyendo un abanico de servicios que permiten al cliente comprar online sobre el stock real de cada tienda, y recoger el pedido en 30 minutos.

Así moda, cliente, tecnología y sostenibilidad son los cuatro pilares sobre los que Inditex asienta su presente y su futuro.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios