Prevén más cierres

Ya hubo un 50% más de quiebras de hoteles y restaurantes que en todo 2020

Cerraron 11.800 empresas desde la llegada de la pandemia, 3800 más que en 2020, año en que cerraron sus puertas 8000 establecimientos. La actividad representa el 3% del PBI y genera más de 650.000 puestos de trabajo

Las industrias de turismo y gastronomía son sin lugar a dudas las más castigadas por la pandemia. En los últimos 14 meses, quebraron 11.800 hoteles y restaurantes. Desde las asociaciones que los agrupan aseguran que los números seguirán con tendencia en alza y le piden al Gobierno que los declare en emergencia económica.

"Nuestra realidad hoy es peor que el escenario más pesimista que proyectábamos. Ya desaparecieron 11.800 empresas, 3800 más que en 2020, año en que cerraron sus puertas 8000 establecimientos", cuantificó Graciela Fresno, presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra).

Además, a través de un comunicado, agregó: "En nuestro sector, se perdieron 175.000 puestos de trabajo. Pero, con las nuevas restricciones que impiden el trabajo en la mayoría de nuestras pymes, lamentablemente, la situación que ya es crítica empeorará aún más. No hay empresa que resista sin posibilidades de trabajar".

"Es difícil decir cuantos más cierres vamos a tener que afrontar. Pero, sin duda, se va a acelerar porque llevamos muchos meses sin actividad. Ya no hay ahorros estamos endeudados y la asistencia del Estado no es integral, es decir, no paga la totalidad de los costos que, incluso cerrados, debemos abonar", agregó Fresno, en su diálogo con El Cronista Comercial.

Los datos se obtuvieron a través de la consultora económica de Invecq, en base al Informe "Seguimiento de Coyuntura del Sector Hotelero Gastronómico. Mayo 2021".

La industria hotelera y gastronómica representa el 3% del valor bruto de producción del país. Además, el 4% de los puestos de trabajo totales del sector privado son generados por la hotelería y la gastronomía, es decir, más de 650.000 puestos de trabajo.

Las cifras son preocupantes y el futuro incierto complica el escenario a corto plazo. En números, la ocupación hotelera de marzo de 2021, comparado con el mismo mes de 2019 (pre pandemia), cayó un 50 por ciento.

La Ciudad de Buenos Aires la más afectada

Al mismo tiempo, la llegada de turistas extranjeros continúa siendo casi nula: se retrajo 88% interanual en marzo y 95%, en comparación marzo 2021 con marzo de 2019.

Hoy el Gobierno le brinda a la industria, la más golpeada por la pandemia, el programa de Recuperación Productiva (Repro) y una línea de créditos específica para las empresas que dependen del turismo. Sin embargo, para el sector, es insuficiente.

"Nuestra situación es de extrema gravedad, de magnitudes históricas y muchísimo peor que en el resto de la economía. Necesitamos apoyos en sintonía con la dimensión de las pérdidas", remarcó Fresno

En ese sentido, el sector solicita la asistencia "equivalente a dos salarios mínimos aplicable al pago de salarios de los trabajadores y mayor acceso para todas las empresas hoteleras y gastronómicas", resaltó Fehgra en el comunicado.

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo, sostuvieron que esta semana se amplió a $ 2000 millones la línea de créditos a tasa 0% para pymes, monotributistas y autónomos del sector turístico. "El financiamiento total llega a los $ 6000 millones, vigente hasta el próximo 30 de junio", remarcaron.

"La línea se encuentra ejecutada en un 95%, por lo que se decidió ampliar el cupo para seguir acompañando a uno de los sectores más afectados por la pandemia", explicaron desde el ministerio. 

Actualmente el Repro II asiste a poco más de 45.000 trabajadores del sector, mientas que el ATP 2 alcanzó a más de 180.000 empleados hoteleros y gastronómicos.

"Nosotros venimos gestionando varias asistencias: la reducción de contribuciones patronales que salió recientemente, se logró ampliar una línea de crédito del Banco Nación (aunque es sólo para pymes y, si uno ya sacó otro préstamo, no puede volver a acceder) y está el diferimiento del pago de cuotas de préstamos anteriores en caso que uno haya accedido al Repro", resaltó, por su parte, Roberto Amengual, presidente de la Asociación Hotelera de Turismo (AHT).

Sólo en el caso de los hoteles desde el comienzo de la pandemia, cerraron definitivamente entre 1700 y 2000 establecimientos. "El Repro, recientemente, aumentó de $ 18.000 a $ 22.000. Pero, para que tengamos una referencia, el año pasado, teníamos dos sueldos mínimos, que serían $ 47.000, aproximadamente, por lo que estamos con una ayuda equivalente al 50% de la asistencia recibida el año pasado", remarcó Amengual.

Los hoteles funcionaron con protocolos

"La realidad es que, sin nuevos créditos, con las reservas agotadas y sin venta, es imposible seguirse sosteniendo como lo hemos hecho estos últimos 14 meses", concluyó.

Desde Fehgra, buscan que se declare la emergencia económica para el sector. La entidad respalda el proyecto de ley del Senado que propone la declaración de la emergencia del sector y la elaboración de un plan federal de reconstrucción, que contempla un paquete de medidas económicas, impositivas, tributarias, laborales y herramientas de incentivo y de promoción.

Para tener una referencia, en enero y febrero, meses de alta demanda por las vacaciones de verano, la ocupación en promedio fue del 20% a nivel nacional y, en la Ciudad de Buenos Aires, apenas del 8%. "Para cubrir, los costos hace falta un 45% promedio mensual, sin contar alquiler de inmueble", ejemplificó Amengual.

La actividad hotelera de CABA depende en un 50% del arribo de turistas extranjeros, cuya situación no se sabe cuándo podrá ser normalizada. Su incidencia en la Patagonia es de aproximadamente el 25 por cienot.

Según el relevamiento de Fehgra, con los datos del primer trimestre de 2021 y comparándolos con el primer trimestre de 2019, se observa que el sector, en su conjunto, está funcionando a un nivel 41% inferior, compuesto por un nivel 50% más bajo en alojamiento y 39% inferior en gastronomía.

Knock-out

Durante el primer trimestre de 2021, el sector hotelero y gastronómico se sigue posicionando cómodamente como los más golpeados de la economía argentina en relación con un año atrás, con caída del 38 por ciento.

La principal causa es la caída de turistas

Por el mismo efecto de la base de comparación, de todas maneras, es más informativo comparar la dinámica actual de todos los sectores con 2019. En ese plano, la caída del sector se hace más fuerte: una baja del 41% contra una economía que, en promedio, cae 3 por ciento.

Mientras que el total del sector cayó en el primer trimestre del 2021, el impacto fue algo mayor en el segmento de alojamientos, con una contracción del 50%. Por su parte, la gastronomía se resintió en torno al 39 por ciento.

En relación con los datos de empleadores registrados por AFIP, mientras que, en el promedio de la economía, a enero de 2021, se registró una caída interanual del 6,4% en los empleadores, ese número llega al 14% (más del doble) en el sector hotelero y gastronómico.

En febrero 2021, la caída del empleo asalariado registrado fue del 2,6% para toda la economía y del 21,4% para el sector que depende del turismo, es decir, es la industria de mayor destrucción de empleo. Esta caída representa 60.000 empleos menos en ese mes.

Durante 2020, en comparación con 2019, el sector alojamiento tuvo una caída del 68%, mientras que la merma de la gastronomía fue del 44%.

Los números del Indec muestran que se trata de los sectores más afectados, ya que la caída de la actividad de otros sectores es mucho menor: Construcción (-23%), Industria Manufacturera (-8%), Agricultura y Ganadería (-7%) y Comercio (-5%).

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios