Crisis gastronómica

Ya cerraron 12 restaurantes de Puerto Madero

Sin oficinistas ni turistas, la zona cambió completamente. Desapareció el 30% de los comercios y temen que el endurecimiento de las restricciones sea el final para los que sobreviven. La facturación bajó un 90%

Ningún barrio escapa del golpe que la pandemia le provoca a la gastronomía. Incluso los más top de la Ciudad de Buenos Aires sienten el cimbronazo. Puerto Madero se convirtió en una zona que los comerciantes describen como 'fantasma', sin turistas, ni oficinistas ni asistentes a eventos empresariales, los clásicos visitantes de sus bares y restaurantes.

En el sector, dicen que se trata de la peor crisis en la corta historia de este barrio porteño, hoy con cuadras completamente desoladas. El coronavirus ya liquidó a 12 de los 40 establecimientos gastronómicos ubicados en la tradicional Avenida Alicia Moreau de Justo, en la arteria comercial que se extiende desde Córdoba hasta Brasil.

Entre el 30% de los que bajaron las persianas de forma definitiva, se encuentran nombres emblemáticos, como La Parolaccia Casa Tua, La Bistecca, Sottovoce, Le Pain Quotidien, Fabric Sushi, Burger King, Brasas Argentina Sur, Le Gril y La Dorita.

La pandemia ya arrasó con el 10% de los hoteles del país

Los que cerraron son aquellos que no pudieron soportar el alto costo de los alquileres, con un precio del metro cuadrado que parte en u$s 4. "Si lo multiplicamos por los 500 metros cuadrados que suelen tener estas locaciones como superficie mínima, da un alquiler mensual de u$s 2000 (al tipo de cambio de la fecha, equivale a $ 322.000)", sostiene una fuente gastronómica de larga trayectoria, que maneja varios locales de la zona.

Los que quedaron en pie sobreviven a costa de los pocos comensales que los visitan, especialmente los fines de semana. "Hasta la aplicación de las nuevas restricciones, la afluencia de público era de aproximadamente el 20%. Ahora, tras las medidas recientes, estamos en el orden del 10%", sostiene Carlos Yanelli, presidente de la Cámara de Restaurantes y gerente general de Estilo Campo, una famosa parrilla que fue declarada de interés turístico por la Legislatura porteña en 2019.

La Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías, Cafés y Bares (Ahrcc) calcula que en 2020 se perdieron más de 3,5 millones de cubiertos en estos locales preparados para recibir 500 visitantes diarios, que ahora no superan los 30. 

Varios restó implementaron delivery, con escasos resultados. Los ingresos por este canal representan, en promedio, el 5% de la facturación habitual. Algunos abrieron unos días bajo este formato, pero decidieron dejar de ofrecer el servicio por las pocas ganancias que obtienen y el gasto que implica hacer envíos desde una zona alejada de otros puntos de la Ciudad.

La facturación de los restaurantes de Puerto Madero bajó 90% 

Es que el nivel de ventas actual no alcanza a cubrir la alta estructura de costos que tienen los dueños de estos negocios. "Son salones que están preparados para recibir público, no para hacer delivery o take-away, porque no rinde", se queja un comerciante del barrio.

Pero la debacle no comenzó con la llegada del Covid-19, sino con la construcción del Paseo del Bajo. La obra duró 28 meses y ocasionó una merma del 40% en la cantidad de clientes, una caída que nunca se revirtió. Desde la Ahrcc, indican que la mayoría de los comercios pidió el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) para continuar desarrollando su actividad.

Por la nueva autopista, desaparecieron 4000 espacios de estacionamiento, un punto a favor que los restaurantes perdieron. También, debido a la aparición del Movistar Arena, el nuevo estadio emplazado en Villa Crespo, bajó la cantidad de espectáculos realizados en el Luna Park, lo que generó un efecto cascada en el número de visitantes de Puerto Madero.

"Durante el tiempo que duró la obra, no hubo ninguna ayuda económica de parte del Gobierno de la Ciudad, ni condonación del ABL ni Ingresos Brutos", comenta Yanelli. Si bien unos pocos restaurantes lograron el acompañamiento del Gobierno mediante el Repro II, aseguran que la ayuda resulta insuficiente y reclaman la vuelta del ATP.

Puerto Madero, un barrio desolado hoy 

Los gastronómicos temen que en los próximos días el endurecimiento de las restricciones generen una nueva ola de cierres. Entre marzo y diciembre de 2020, desaparecieron más de 10.000 comercios en el país y se perdieron más de 150.000 fuentes de empleo. En la Ciudad de Buenos Aires, la cifra llega a 2500 negocios y 22.000 puestos de trabajo. La baja representa un 20% del rubro.

Los datos son aportados por el movimiento Sillas al Revés, una iniciativa que nació durante el aislamiento social y se fortaleció como un grupo de lucha que reúne a los dueños de las principales marcas, como Dandy, Kentucky, El Club de la Milanesa, Tostado, Green Eat, Tea Connection y Café Martínez, entre otros.

Ya presentaron amparos en la Justicia para que les permitan funcionar luego de las restricciones horarias, ya que consideran que se tomaron medidas unilaterales contra el sector.  


Tags relacionados

Comentarios

  • JCM

    Juan Carlos Martini

    Hace 14 días

    Sabes, no me preocupan los restaurantes de puerto madero, me preocupa la fonda de cualquier barrio, que le da de comer a los cientos de miles de albañiles, plomeros, vendedores, camioneros, etc, que todos los días salen a trabajar, porque es la única forma de darle de comer a sus hijos, esos si que me importam porque ponen el lomo.

    Ver más

    1
    0
    Responder
  • RR

    Ramiro Ramon

    Hace 15 días

    Que empiecen a bajar los precios de ladrones que cobran. Ahora no son mas "paquetes": entraron en la categoria de los "normales" y se deben adaptar a los tiempos que corren. Precios como en cualquier lado y menus de acuerdo al dia de la samana y a precios promocionales.

    Ver más

    3
    0
    Responder