Negocian la venta

Vicentin: juez del concurso ratifica que vale u$s 1253 millones

El magistrado Lorenzini rechazó un pedido de los bancos acreedores internacionales, que reclamaron una valuación independiente a la que hizo la sindicatura por "falta de elementos técnicos".

La Justicia rechazó un pedido que presentaron los bancos internacionales acreedores de Vicentin y ratificó la valuación de los activos de la cerealera, tasados en u$s 1253 millones.

El 3 de junio pasado, un grupo de entidades financieras afectadas solicitó la realización de "una valuación independiente por una firma especialista en la materia"criticó el informe general que publicó la sindicatura hace unas semanas, que estimó "el valor de la entidad".

El juez que lleva la causa -Fabián Lorenzini, a cargo del juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de Segunda Nominación de la ciudad santafesina de Reconquista- no dio lugar al pedido elevado por la abogada Antonela Miño, en representación de Matías López Figueroa y Martín Beretervide. 

Renovables: YPF Luz terminó parque eólico en el que invirtió u$s 235 millones

Ambos son socios del estudio Bruchou y apoderados de los acreedores IFC (Corporación Financiera Internacional, del Grupo Banco Mundial), FMO (El Banco de Desarrollo, controlado por el estado holandés), Rabobank y Natixis New York Branch.

"A los fines del correcto y ordenado desarrollo del proceso concursal, hágase saber a la sindicatura que deberá contestar solamente aquellas vistas que fueran corridas por este tribunal, y/o efectuar las manifestaciones que conforme al derecho le corresponda, no correspondiendo -en efecto- manifestarse sobre opiniones efectuadas por otros órganos o acreedores sin que este tribunal lo ordene", expresó el escrito que lleva la firma de Lorenzini.

Por su parte, la sindicatura también se opuso y aseguró que los acreedores en cuestión carecen de legitimación para pedir el recurso. "Lo hacen de manera individual y no como integrantes del Comité de Control al cual pertenecen dos de ellos. Se trata de una medida innecesaria que no está prevista por la ley. Resulta extemporánea, inoportuna e inconducente a los fines del proceso concursal", alegó en un comunicado.

E insistió: "No parece justificado que se abra otra instancia de debate y opinión durante el transcurso de este período, en el cual los esfuerzos de todos los actores y sujetos involucrados deben estar encaminados a otros fines".

Además, los síndicos Ernesto García, Diego Telesco y Carlos Amut se defendieron haciendo hincapié en que el informe general contiene la "composición actualizada y detallada de cada activo, con la estimación de sus valores probables". 

La Justicia rechazó el pedido de los bancos acreedores

"La literalidad de la norma indica que se debe hacer una estimación, la cual es subjetiva. Se trata de una opinión, debidamente fundada en las normas técnicas profesionales, de acuerdo con los antecedentes documentales disponibles. El informe busca brindar la información necesaria para que los acreedores puedan evaluar la viabilidad de la propuesta concordataria y analizar sus efectos económicos-financieros que deben votar, y el magistrado resolver sobre la homologación o el rechazo del acuerdo", concluyeron. 

El texto que elaboraron los bancos denunciantes, realizado en base al informe N°7 de la veeduría del concurso, criticó "la falta de elementos técnicos" en el informe general de la sindicatura sobre las causas de la cesación de pagos de Vicentin y la omisión de las causas penales por estafa que afrontan los exdirectivos de la empresa.

A su vez, las entidades acreedoras foráneas se quejaron de "las múltiples y graves deficiencias que exhibe el informe complementario de la sindicatura", cuyo resumen general ya había sido cuestionado por el Comité de Acreedores de la empresa en abril, al considerarlo "superficial, sesgado y carente de rigor técnico".

En este sentido, solicitaron que se les permita a los acreedores conocer a ciencia cierta, y con base en técnicas y metodologías validadas según prácticas internacionales para este tipo de valuaciones complejas, la estimación de los valores de los activos de la compañía.

La sindicatura también se opuso a la presentación

Mientras sigue en pie el concurso, la agroexportadora que defaulteó en diciembre de 2019 y entró en concurso en febrero de 2020 busca llegar a un acuerdo con sus acreedores y negocia la entrada de socios a la compañía. Ya hay tres interesados. 

Un grupo mayoritario de accionistas aceptó una propuesta presentada por tres organizaciones emblemáticas del sector, que podrían quedarse con parte de la empresaLa Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Molinos Agro -la empresa de agronegocios del grupo Perez Companc- y Viterra -firma que forma parte del gigante suizo Glencore, antes denominada Oleaginosa Moreno Hermanos- expusieron conjuntamente su interés de manera no vinculante para participar en el proceso de análisis de una potencial transacción.

En tanto, la familia Vicentin intenta desprenderse de una compañía que forma parte del grupo, Alimentos Refrigerados Sociedad Anónima (ARSA), pero una traba judicial se lo impideVicentin Family Group gestiona el negocio de congelados desde 2016, cuando la cooperativa SanCor se lo cedió por u$s 100 millones y fabrica los yogures y los postrecitos SanCor, con las marcas Vida, Yogs, Primeros Sabores, Sancorito, Sublime, Shimy y los Flanes Caseros SanCor.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios