Preocupación

Turismo sin cuotas: agencias avanzan en reuniones con el Gobierno pero no consiguen cambios

Las entidades que representan al sector se reunieron con el jefe de Gabinete y autoridades del Banco Central. Pero el resultado fue infructuoso: alertaron sobre un panorama de incertidumbre, ya que "no hubo un registro del estado crítico del sector" ni definiciones sobre la duración de la medida

Las entidades que nuclean a las empresas turísticas que operan en el país se reunieron con el Gobierno con la intención de que anule la medida que prohíbe financiar en cuotas la compra de servicios turísticos en el exterior, que persigue como finalidad evitar la fuga de divisas y resguardar las reservas. Pero no consiguieron cambios y la medida seguirá en pie.

Esta mañana, tuvo lugar un encuentro con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien se comprometió a seguir de cerca la situación, aunque no dio precisiones de cómo continuará el panorama. 

"El diálogo es siempre el mejor camino para encontrar soluciones, le llevamos los puntos claves que necesita el sector. Es imposible pensar en la reactivación de la industria sin respuestas para fortalecer a las agencias de viajes, el principal canal de comercialización. Esperamos tener pronto novedades concretas. No se puede perder de vista que el turismo tiene un rol estratégico en la recuperación económica", señaló tras la reunión Gustavo Hani, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo y de las agencias de viajes, la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes (Faevyt).

Invierten u$s 200 millones en una planta para abastecer a Vaca Muerta

Asimismo, el miércoles por la tarde, tuvo lugar otra cita, solicitada por el sector con carácter de urgencia. Las principales cámaras empresarias dialogaron con las autoridades del Banco Central. Pidieron que se derogue la norma y el armado de una mesa de trabajo para discutir de forma conjunta entre el ámbito público y privado acciones que tengan como objetivo la recuperación de la industria, castigada por la pandemia.

Las entidades que nuclean a las líneas aéreas y las agencias esperaban un 'gesto'. En cambio, el organismo que dirige Miguel Pesce ratificó la continuidad de la prohibición y no dio precisiones sobre hasta cuándo se extenderá. 

Participaron del encuentro el vicepresidente del banco, Sergio Woyecheszen, y la jefa de gabinete del Ministerio de Turismo, Geraldine Oniszczuk. Por el lado de las empresas, además de Faevyt, acudieron otros representantes de agentes de viajes del Foro Argentino de Consultores y Empresas de Viajes (Facve) y de las cámaras de las aéreas, que integran la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) y la Cámara de Líneas Aéreas en la Argentina (Jurca).

Menos de la mitad viajan al exterior por turismo

Terminada la reunión, las organizaciones expresaron su malestar y preocupación. Facve emitió un comunicado donde aseguró que "no hubo registro del estado crítico del sector, respuestas ni certezas sobre la duración de la medida".

"Aísla a la Argentina, afectando la libertad de las personas de elegir cómo viajar. Le pedimos encarecidamente al Gobierno y la dirigencia en general que tomen conciencia de la urgencia que tiene establecer las medidas necesarias para que podamos transitar hacia un modelo donde las empresas radicadas en el país accedamos eficientemente a las divisas para desarrollar plenamente la actividad y que no se apliquen este tipo de medidas que, además de arbitrarias y restrictivas, resultan ineficaces para el crecimiento de la industria", sostiene el texto difundido. 

Facve enfatizó que ningún país soporta flujos de pasajeros en un solo sentido. "La merma de salida daña el sistema aerocomercial, limitando la oferta de vuelos y provocando la pérdida de conectividad, lo cual atenta en forma directa contra el ingreso de divisas que tanto aportan los turistas extranjeros", analizó. 

El mayot impacto será sobre la clase media

En ese sentido, Faevyt presentó un documento en el que advirtió sobre el impacto negativo que tendría la decisión del Central en el turismo. Según la organización, afectará especialmente a la clase media, que no podrá viajar al extranjero. En tanto, los sectores de mayores ingresos no se verían damnificados, ya que se encuentran en mejores condiciones económicas para pagar al contado los consumos, sin modificar sus planes de viajes.

Un dato grafica la situación: en 2019, se registró una caída del 28,6% del déficit de dólares por turismo, que se explica por "el efecto ingreso y precio de la divisa, que encareció de manera sustantiva el turismo al exterior para buena parte de la clase media y media-baja", de acuerdo a Faevyt.

La entidad fundamentó el pedido de que se anule la medida dado que solo el 40% de los argentinos que salen del país lo hacen por motivos turísticos, mientras que el 60% lo hace por causas laborales, de estudio, familiares, médicas y otras razones.

El turismo es el cuarto sector productivo del país. Representa el 10% del Producto Bruto Interno (PBI) y genera miles de empleos.

Por su parte, Lucila Roth, integrante de Agentes de Viajes Autoconvocados, responsabilizó al Gobierno por el golpe que sufrió la industria. "Desde hace un año y medio que no hay turismo, las reservas del Banco Central desaparecieron y siguen culpando a la industria", apuntó.

El turismo es el cuarto sector productivo del país. Representa el 10% del Producto Bruto Interno (PBI) y genera miles de fuentes de empleo directas e indirectas. "Es por ello que el país necesita de él para crecer y reactivar nuestra economía", concluyeron.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios