Mercado laboral

Trabajo desde casa: un salario más bajo puede ser el precio de la libertad

Según un relevamiento de una consutora mundial, para los profesionales de Recursos Humanos, el teletrabajo podría limitar la carrera

Soñar con trabajar de forma remota desde una casa con vista al mar o a la monaña se convirtió en una realidad para muchos luego de la cuarentena. Sin embargo, es muy probable que cumplir ese sueño implique un menor salario, según una nueva encuesta a ejecutivos de recursos humanos que publicó Reuters.

Los empleados que se mudan a lugares más baratos para trabajar permanentemente desde casa también tienen posibilidades de carrera más limitadas, dijo la firma de búsqueda de ejecutivos mundial Leathwaite.

Teletrabajo: qué gastos evalúan cubrir las empresas

El 45% de los 250 ejecutivos de recursos humanos que participaron en la encuesta dijeron que los salarios y las bonificaciones deberían ajustarse cuando las personas deciden trabajar de forma remota en áreas con un costo de vida más bajo. Las personas que trabajan desde casa estarían compitiendo contra un grupo mucho mayor de rivales potenciales por su trabajo, según los ejecutivos de recursos humanos, que trabajaron para las principales empresas que cotizan en bolsa que operan en los Estados Unidos, Gran Bretaña y Asia. 

"Una característica del lugar de trabajo moderno será el mayor uso de un grupo de talentos global más competitivo y remoto", dijo Andrew Wallace, socio gerente de Leathwaite. 

Dos tercios de los ejecutivos encuestados también creen que, en la llamada "nueva normalidad", los trabajadores pasarán entre dos y tres días a la semana en la oficina, mientras que solo el 8% predijo un retorno a cinco días a la semana. Casi el 40% dijo que el número máximo de trabajadores en la oficina sería la mitad de su capacidad anterior

De hecho, por ejemplo, la oficina oficial de estadísticas de Gran Bretaña dijo la semana pasada que un 36% de los adultos trabajan exclusivamente desde casa luego de que el país abrió la cuarentena estricta. 

Un informe separado publicado por la Confederación de Reclutamiento y Empleo mostró que el 28% de las grandes empresas en Gran Bretaña estaban abiertas a cubrir vacantes con personas que no vivían cerca de la oficina. 

En la Argentina, según un relevamiento de Adecco, para el 58% de los argentinos el teletrabajo fue algo nuevo, y un 50% asegura querer seguir trabajando de esa manera.

La pegunta es si estarían dispuestos a cambiar de trabajo y ser parte de ese mercado rival al que hace alusión el trabajo de  Leathwaite si sus empresas pefieren la presencialidad.

Tags relacionados

Comentarios

  • JG

    Javier Garcia

    24/02/21

    Nada mas errado que el analisis de esa consultora. El precio del trabajo depende de la oferta y demanda, no de los costos del trabajador. Con ese criterio me voy a vivir a Puerto Madero y despues me tienen que dar un aumento de sueldo.

    Ver más

    0
    0
    Responder