Reconversión

Torres de Manantiales cierra como hotel y alquilará departamentos con 'home office' como anzuelo

A días de las vacaciones de invierno, el complejo de Mar del Plata reestructura su negocio debido a la crisis del turismo. La empresa, propiedad de Hernán Lombardi, abrió retiros voluntarios para 230 personas. Es uno de los hoteles de la ciudad que había decidido dejar de pagar impuestos para priorizar los sueldos

Afectado por la crisis que generó la pandemia, el tradicional complejo hotelero Torres de Manantiales decidió cerrar las instalaciones para ofrecer en alquiler los departamentos, y les propuso a 230 empleados -79 de ellos, permanentes- ingresar en un proceso de retiro voluntario. 

La gerencia del complejo -propiedad del empresario Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios durante la presidencia de Mauricio Macri- mantuvo una reunión con dirigentes gremiales, a quienes les comunicó el cierre de las instalaciones para el turismo a partir de la reestructuración de la compañía.

"No se cierra Torres de Manantiales: la gestión hotelera se transforma hacia el alquiler de departamentos por más de 30 días. Creemos que, en este contexto, hay oportunidades para alquilar como home-office, para gente que busca trabajar, a distancia, en una ciudad que le gusta y puede aprovecharlo", le explicó Daniela Aruj, vocera de Torres de Manantiales, a El Cronista.

"La decisión tiene que ver con la crisis y la pandemia. Ya los hoteles y comercios de la ciudad veníamos muy complicados, con una crisis profunda antes del coronavirus. Pero la pandemia agravó aún más la situación. Hace un año y medio que venimos sobrellevando esta crisis. Ya no se puede sostener más. Es muy dura la situación", agregó.

"Tenemos 79 empleados permanentes, a los que comenzamos a ofrecerles retiros voluntarios individuales, uno a uno, de mutuo acuerdo. La mayoría lleva mucho tiempo con nosotros. Conocen la delicada situación que atravesamos. Empezamos con ellos. Luego, avanzaremos con los empleados temporales", agregó Aruj. 

El complejo cuenta con 190 departamentos en dos torres, 60 de los cuales pertenecen a propietarios individuales

"Todos los programas del Gobierno son para facilitar para el pago de salarios. Dos torres de esta envergadura tienen gastos fijos altos. Sin una ocupación media o alta, no hay posibilidad de que funcione, con ningún tipo de asistencia. Esto pasa en todo Mar del Plata, no sólo en nuestra empresa. Y no hay un horizonte en el que se pueda planificar. No sólo por falta de turistas: el negocio de congresos y convenciones también está muerto", agregó.

 "Si bien funcionamos en verano, no es lo mismo que antes. Años atrás, venía toda la familia tres meses. Ahora, se quedan mucho menos tiempo. El país está muy complicado por la pandemia, con una fuerte caída del PBI. Vacacionar hoy es un lujo. Y, con un mes o dos, no se pueden mantener los gastos fijos de todo un año. Es muy dura la situación que estamos viviendo", advirtió Aruj.

La ejecutiva comentó que este lunes comenzaron a conversar, uno a uno, con los 79 empleados fijos. "Hay un alto acatamiento de los empleados para llegar a un acuerdo mutuo. Ellos saben en la situación delicada en la que estamos", dijo.

Así, el tradicional complejo hotelero dejará, incluso en verano, de recibir turistas por cortas estadías. Ya estableció que sólo rentarán los 130 departamentos propios -60 son de propietarios individuales que los utilizan o alquilan a terceros- por un mínimo de un mes.

Pablo Santín, congresal de la sección de Uthgra Mar del Plata y delegado gremial de Torres de Manantiales, comentó a la agencia NA que si bien gran parte de los empleados del hotel, ubicado en Alberti 445, trabajan sólo en temporada, "todo el personal está en relación de dependencia" con el complejo.

En La Feliz, en abril pasado, Sheraton anunció que cerraba en forma temporal sus puertas, en baja temporada, y suspendió a 80 empleados. Ahora, se suma el tradicional Torres de Manatiales, pero en forma definitiva, junto con el complejo balneario Club de Mar, que tiene en las playas del sur de Mar del Plata. 

Hace casi un mes, 106 hoteles marplatenses se habían ya rebelado al anunciar que iban a dejar de pagar los impuestos para priorizar el pago de los salarios a sus trabajadores, en virtud de los escasos ingresos obtenidos por la falta de turismo. Torres de Manantiales era uno de ellos. 

Santín indicó que están analizando la posibilidad de convocar a una asamblea para debatir los pasos a seguir. El dirigente, quien es referente de la agrupación Hotelera y Gastronómica 25 de Mayo, dijo que el gremio hará "todo lo posible para estar al lado de cada trabajador y en defensa de sus derechos y puestos laborales".

"La empresa nos comunicó que garantizarán el pago de la totalidad de los retiros voluntarios, pero que no obligarán a nadie a hacerlo. Pero el tema es que, con el nuevo esquema, a lo sumo podrían emplear a 15 personas", señaló el sindicalista a NA.

Entre los empleados, algunos tienen antigüedades de entre 10 y 35 años de servicio. En un cuatrimestre, ya cerraron 70 hoteles en Mar del Plata por impacto directo de la pandemia, la mayoría chicos y de baja gama, y muchos, de forma temporaria. 

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • JA

    Juan Alonso

    13/07/21

    Este Gobierno esta por llegar a 100.000 muertos y se llevo puesta la economia. No encuentro que hicieron bien, solo estan preocupados por limpiarle las causas a Cristina.

    0
    0
    Responder