Ganadores y perdedores

Sueldos: qué aumentos prevé cada sector para 2022

Con aumentos promedio del 43 por ciento, los salarios fuera de convenio seguirán corriendo detrás de la inflación por tercer año consecutivo. Qué está ocurriendo en cada sector y cuáles son las previsiones para el año próximo. Cuánto paga el mercado en las principales posiciones.

 En el mundo, las economías comenzaron a ver un rebote tras la crisis del Covid-19. En muchos países el empleo se recuperó, así como también la demanda, las exportaciones y la actividad en general. En la Argentina, la recuperación de la "nueva normalidad" todavía se hace esperar por distintas variables, algunas externas y otras 100 por ciento locales. 

En primer lugar, la variante delta representa a nivel global una amenaza que genera grandes cuotas de incertidumbre. En tanto, en América latina, y en el país en particular, la demora en la campaña de vacunación también trae preguntas sobre cómo será el escenario en el corto plazo. 

A toda esa volatilidad se le suman las elecciones, que abren una enorme incógnita de cara al último trimestre de este 2021, ya que, como la historia lo demuestra, los comicios en la Argentina suelen venir de la mano de devaluaciones, emisión monetaria y una aceleración de la inflación

Ante ese panorama, las empresas que definieron sus presupuestos a principio de año se encuentran repensando los ajustes en los salarios ejecutivos. Es que se trata de un segmento con perfiles que, en un momento de transformación del negocio, las compañías no pueden darse el lujo de desatender. 

Sin embargo, los esfuerzos por compensar a este grupo vuelven a ser insuficientes ante la escalada en los aumentos de precios y del costo de vida. Según las últimas proyecciones de las consultoras privadas, el IPC anual sería superior al 48 por ciento, frente a un Presupuesto oficial que, a fines del año pasado, auguraba que llegaría al 29 por ciento

Para los salarios dentro de convenio, ese fue el tope que se debatió en el primer semestre, pero pronto se vieron obligados a rearmar la estructura y reabrir las paritarias, algo que también empujó a los sueldos ejecutivos. 

Con todo, en promedio las consultoras del sector estiman que este segmento logrará subas del 43 por ciento, dependiendo de la industria. De esta manera, el 2021 será el tercer año consecutivo de pérdida del poder adquisitivo. 

CAUTELA EN LAS CUOTAS 

Los dos tramos de ajustes habituales fueron reemplazados en muchos casos por tres instancias, y en algunas industrias incluso se pueden dar en cuatro momentos a lo largo del año. 

Es que la aceleración de la inflación obliga a rearmar los salarios ejecutivos para retenerlos. Además, muchas consultoras consideran que las elecciones -y los vaivenes económicos que conllevan- podrían significar una reapertura en el último trimestre del año o en el primer trimestre del 2022. 

Según Randstad, las empresas en 2021 terminarán con aumentos de entre el 42 y el 48 por ciento para los perfiles ejecutivos en entre dos y tres etapas. Alejandro Servide, director de Professionals & RPO de la compañía, afirma que en general las firmas tratan de cubrir el costo de inflación, y que en muchos casos ya se otorgó al menos un 25 por ciento hasta agosto. 

Natalia Terlizzi, CEO de Hucap, coincide en que existen excepciones de sectores que pueden otorgar incrementos del 48 o el 49 por ciento, como las fintech o las organizaciones de tecnología en general. Sin embargo, en promedio las subas alcanzan el 43 por ciento, por debajo de la inflación proyectada para este 2021. En tanto, comparado con las industrias más golpeadas puede haber hasta 10 puntos de diferencia, ya que muchas firmas de estos grupos solo llegan a dar aumentos cercanos al 38 y al 40 por ciento.

Con todo, hasta mayo del 2021 el 56 por ciento de las empresas habían dado los incrementos en dos pautas, aunque esto estaba supeditado a imprevistos y a lo que sucediera con el personal convencionado, que marca el ritmo para los ejecutivos. 

Marcela Angeli, directora de Talentos en Willis Towers Watson, afirma que el comportamiento del mercado será similar al de años anteriores, con unas pocas empresas que podrán cubrir los aumentos al ritmo de la inflación. 

A partir de un relevamiento llevado a cabo por la consultora, la mayoría de las empresas demostró que los aumentos se implementaron en dos oportunidades, con un 46 por ciento de respuestas en este sentido. En cambio, solo el 3 por ciento de los encuestados afirmó hacerlo en una única oportunidad, lo que demuestra que la aceleración del IPC no permite estipular una sola suba a lo largo del año en el país. 

Como dato a destacar, el 31 por ciento ya sostiene que lo otorga en tres tramos, un 16 por ciento en cuatro, un 2 por ciento en cinco y otro 2 por ciento en más de cinco partes. 

En lo que respecta a las razones de que se revea el presupuesto estipulado a principio de año, el relevamiento de Willis Towers Watson muestra que para las firmas la aceleración de la inflación es la principal causa, con el 55 por ciento. Luego, un 18 por ciento tiene que ver con los acuerdos paritarios, que empujan hacia arriba a los salarios fuera de convenio para evitar un solapamiento, el 12 por ciento lo relaciona con la devaluación de la moneda, un 9 por ciento afirma que está vinculado al impacto de la pandemia en los resultados del negocio y apenas un 6 por ciento lo ata a las tendencias del mercado.  

 Damián Vázquez, socio, y Mariela Rendón, gerente de PwC Argentina, consideran que en general todas las industrias están por debajo de la inflación. Según ellos, el único sector que se destaca es el de tecnología, que tiene un mercado caliente en cuanto a búsquedas, y que posee problemas de retención de los talentos. 

De esta manera, el promedio para PwC ronda el 41 por ciento, dependiendo del rubro y de los extra que se pueden otorgar por desempeño. "Tecnología cierra con un 47 por ciento, Agro también está bien posicionado con un 45 por ciento, Petróleo y Energía tienen un 43 por ciento", enumeran los especialistas de la consultora. 

En esa línea, las expectativas están puestas en una pronta reactivación para recuperar algunos puntos perdidos en los últimos meses del año o en el verano 2022. "Este año hubo más previsibilidad con respecto a la pandemia, sin cierres totales en las operaciones como hubo el año pasado, cuando se debieron suspender ajustes o posponerlos, con desvinculaciones y un control de los presupuestos", señala. Así, la mejora del 2021 solo está basada en la comparación frente a un 2020 que fue una de las mayores crisis económicas de la Argentina, con caída del PBI de 9,9 por ciento e inflación del 38,5 por ciento. 

"Mientras no se pueda trabajar en la inflación y reducirla la tendencia va a continuar. Solo en el 2016 y 2017 el salario ejecutivo estuvo parejo, cuando se bajó el IPC. En esos términos es más previsible hacer ajustes y para las casas matrices de las empresas es más factible otorgar esos aumentos", considera Federico Carrera, Managing Partner para la Argentina y Uruguay de High Flow. Para la consultora, este año las compensaciones de estos perfiles llegarán al 45 por ciento en promedio, con tramos del 20 por ciento a principio de año y otro de más del 20 por ciento a partir de octubre. 

"Hay empresas que dan hasta cuatro ajustes, las más innovadoras y tecnológicas. Ya hay empresas que cada tres meses hacen ajustes, de casi 10 puntos, lo cual es muchísimo comparado con otros países", analiza Carrera sobre otra de las estrategias de las compañías para ajustar al ritmo de la inflación en la Argentina. 

 PRESUPUESTO 2022 EN STAND BY 

Después de un 2021 en el que la inflación terminaría casi 20 puntos por encima de lo presupuestado a principio de año, las compañías en general piensan al alza los aumentos para 2022. De acuerdo con lo relevado por las consultoras entrevistadas por APERTURA, no se espera una desaceleración del costo de vida, por lo que ya se empieza a pensar en actualizaciones de más del 40 por ciento para los perfiles ejecutivos. Aunque, claro está, todo es incierto hasta el momento, cuando todavía este año parece estar abierto. 

Según Terlizzi, las empresas son cautelosas a la hora de definir los presupuestos 2022. De acuerdo con datos relevados por Hucap, solo el 12 por ciento de las firmas tienen definida una pauta, que es estimativa, con aumentos en el orden del 40 por ciento. "Depende de lo que suceda con la pandemia, la economía local, entre otras variables. Para 2021 todavía habrá más revisiones", adelanta. 

El informe de Willis Towers Watson, en el que analiza la situación de empresas de todo tipo de industrias, demuestra que solo el 19 por ciento de las empresas está trabajando en el presupuesto salarial 2022 para el personal fuera de convenio, con una inflación estimada para el 2022 de entre el 40 y el 45 por ciento, dependiendo del tipo de compañía.  

 LAS INDUSTRIAS GANADORAS 

Según Mercer, los sectores que otorgarán mayores incrementos son: Packaging (49,4 por ciento), Fintech (47,96 por ciento); Servicios Financieros (47,18 por ciento); Retail (46,52 por ciento); Agro (46,46 por ciento); High Tech (46,41 por ciento); Manufactura (46,34 por ciento). 

En contrapartida, los que otorgarán menos incrementos son: Energía (38,02 por ciento); Ingeniería y construcción (38 por ciento). 

"Se repite la tendencia del año pasado, en la que aquellos sectores más beneficiados por la pandemia otorgan incrementos por encima de la mediana de mercado, mientras que los más castigados, se encuentran por debajo. Seguimos notando una gran dispersión en la práctica de incrementos, por sector y, también, por empresas dentro del mismo sector. Otro punto importante es la cantidad de incrementos, si bien dos incrementos al año siguen siendo la práctica más frecuente, si la comparamos con tres años atrás, se ha incrementado mucho la prevalencia de compañías que dan más de dos incrementos al año", señala Ivana Thornton, Directora de Career de Mercer. 

Servide considera que, si bien se observa una recuperación respecto del 2020, todavía se nota mucho la crisis. "Hay compañías chicas que siguen muy golpeadas, sobre todo en servicios, hotelería y turismo, donde para mantener las fuentes de trabajo se dieron entre un 20 y 30 por ciento de aumentos", sostiene con respecto a los rubros con ajustes salariales por debajo del promedio. 

Para Angeli, además de las empresas de tecnología y software, con ingresos en dólares, otras firmas que podrían superar la inflación del 2021 son las de la industria farmacéutica, especialmente las de nicho como las enfocadas en enfermedades raras.  

La versión original de esta nota se publicó en el número 333 de revista Apertura.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios