Retailer en crisis

Se cierran opciones para Garbarino: el Gobierno le rechazó un pedido de ayuda financiera

Su dueño, Carlos Rosales, le había solicitado la asistencia a Matías Kulfas. Pero este viernes, el Ministerio de Desarrollo Productivo se negó. La intención era crear un fideicomiso para reactivar la operación, que está en una situación límite

La crisis de Garbarino se profundiza cada día más. El Gobierno nacional desestimó el pedido de ayuda financiera que la cadena le hizo para evitar su cierre definitivo y la liquidación de sus activos.  

Según pudo saber El Cronista, el grupo empresario esperaba una definición esta semana de la solicitud que Carlos Rosales, dueño del grupo empresario, le había hecho hace unos días al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Con una abultada deuda, que no para de crecer, la intención de la compañía era crear un fideicomiso que le permitiera obtener fondos para así reactivar la operación, que se encuentra prácticamente paralizada.

Falabella sigue liquidando: puso en venta y alquiler un inmueble donde funcionaba un local

El pedido apuntaba a conseguir financiamiento a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), que depende de la cartera que dirige Kulfas, para volver a comprar mercadería, reabrir los locales y pagar los sueldos y los alquileres atrasados. 

Finalmente, se confirmó lo que en el sector anticiparon. El intento de Garbarino no dio resultado y el Ministerio de Desarrollo Productivo bajó el pulgar. El motivo tiene que ver con que la cartera ya inyectó capital en la empresa -alrededor de $ 1000 millones-, a través de los programas de acompañamiento al sector privado, como el Repro y el ATP, en el marco de la pandemia.

Fuentes que siguen de cerca las negociaciones aseguran que, con estas herramientas de asistencia, el Estado ya abonó parte de los salarios de los 3800 trabajadores de Garbarino, durante todos estos meses.

La cadena cerró locales emblemáticos, como el de Cabildo y Juramento

La realidad de la compañía se agrava con el correr de las semanas. Enfrenta demandas judiciales que le iniciaron acreedores, entre ellos, Boca Juniors y Aerolíneas Argentinas. Se suman los embargos de mercadería que presentaron dueños de locales que dejaron de percibir el cobro de los alquileres, como Cencosud, que también pidió judicalmente el desalojo de todos los locales que la marca tiene en sus shoppings.

Más locales bajan las persianas. En agosto, cerraron otras 12 sucursales. Prácticamente, en los puntos de venta no queda mercadería y no hay sistema para operar. El 15 de septiembre, saldrá a remate el 51% del capital accionario de Compumundo, la cadena de venta de artículos de informática. 

Siguen sin funcionar las plantas Digital Fueguina y Tecnosur, ubicadas en Río Grande, en Tierra del Fuego. Aunque la empresa intentó reactivarlas con la ayuda de Newsan, todavía no lo logró. Las unidades de negocio correspondientes a Garbarino Viajes y la financiera Fiden también están frenadas.

Aún hay empleados que siguen sin cobrar sueldos atrasados

Mientras tanto, los empleados esperan el cobro del mes pasado. La firma ya empezó a abonar parte de los sueldos retrasados, pero lo hizo de forma parcial y dispar, lo que reavivó el conflicto gremial. A los 200 trabajadores que desarrollan tareas en el centro logístico de La Tablada, adheridos al Sindicato de Camioneros que comanda Pablo Moyano, todavía les falta cobrar un sueldo y el aguinaldo. Distinta es la realidad de los empleados de las sucursales, adheridos al Sindicato de Comercio, liderado por Armando Cavalieri. Solo algunos recibieron cerca del 20% del total de la deuda.

En este contexto de incertidumbre, no hay novedades sobre cómo avanza la negociación con potenciales inversores ni cuándo se cancelará el total de la deuda salarial. Los gremios siguen de cerca la situación para tomar medidas al respecto.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • JEFL

    Julio Eugenio Fernandez Lirio

    Hace 9 días

    Che Títere , mira que ese Carlos Rosales es Kirchnerista , compra todo sin Plata , también compro Radio Continental no le paga a los Periodistas .

    1
    0
    Responder