Adquisición

Roemmers le compra a Reckitt su línea de fórmulas infantiles

De esta forma comercializará las marcas Sancor Bebé, Enfabebé, Enfamil y Nutramigen. El negocio venía en baja porque cayó el consumo durante la pandemia como consecuencia del home-office

Las fórmulas infantiles están ahora en manos de un laboratorio nacional. La empresa británica Reckitt le vendió al local Roemmers las marcas Sancor Bebé, Enfabebé, Enfamil y Nutramigen 

Según los datos obtenidos por el sitio especializado Pharmabiz, Reckitt está desarmando su negocio de Health Care en el país.

 Además de las fórmulas infantiles la empresa tenía bajo ese paraguas a sus antisépticos Espadol; a sus depilatorios Veet; a su marca de cuidado pédico Amopé; y a la línea medicinal de bucofaríngeos Strepsils.

El negocio de fórmulas infantiles sintió el impacto de la pandemia. Es que durante los meses de restricciones, las madres disponían de mayor tiempo para amamantar por lo que cayó el consumo de estas leches indicadas para los más pequeños.

En realidad,el negocio de fórmulas que está en la Argentina bajo el mando de Andrés Lefebvre ya se venía desmontando desde hace tiempo. La empresa ya había cerrado a su sede de Munro, frente al Unicenter, a mediados de año, mudándose a un espacio de coworking.

Con los hornos apagados, Loma Negra busca destrabar conflicto y retomar producción

Según datos de IQVIA, Reckitt juega un rol relevante en el negocio de fórmulas que a su vez se subdivide en tres categorías

Por un lado, las leches maternizadas populares representan el 56.5% del total de unidades de la categoría. En este apartado, la multi lideraba hasta agosto las tres primeras posiciones de la tabla con su marca Sancor Bebé 1, 2 y 3. 

En tanto, en el listado de "maternizadas premium", Reckitt figura en quinto lugar con Enfabebé 1, 2 y 3, por debajo de las cuatro presentaciones de Nutrilon Profutura, del grupo francés Danone. 

Por último, y en lo que respecta a las fórmulas conocidas como medicamentosas, la compañía británica está a la cola, en el décimo lugar, con su marca Enfabebé Confort y Ar.

En menos de 10 años, las principales marcas de fórmulas infantiles cambiaron varias veces de mano.

En 2012, Sancor arrancó cerró un joint venture con la británica Mead Johnson. En ese momento Mead Johnson mantenía el 80% y Sancor el 20% de la nueva entidad conformada. 

Solo cinco años después, la británica Reckitt le dio un volantazo a su negocio y compró a Mead Johnson por cerca de por u$s 17.9 mil millones. Claro que desde ese momento dejó en claro que su principal objetivo era entrar al mercado chino.

El otro jugador de peso es el grupo francés Danone, que casualmente está en etapa de revisión estratégica. La multi compite en la categoría a través de la firma de nutrición infantil Nutricia Bagó, la que surgió de un joint venture que cerró Bagó en el año 2000 con Nutricia

Luego, en el 2007, la compañía neerlandesa fue adquirida por Danone, quedando la línea de leches Nutrilon y Vital bajo el paraguas conjunto del grupo francés y de los nacionales.

Otra corporación que participa en el segmento es Nestlé, que comercializa sus marcas NAN y NIDO. El grupo suizo había cerrado en el 2015 un acuerdo de co-marketing con el laboratorio nacional Cassará a fin de que sus etiquetas tengan mayor llegada a los consultorios médicos argentinos a través de los APMs de Cassará


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios