Por la pandemia y la crisis, cae un 40% la venta de fuegos artificiales

Los fabricantes de pirotecnia apuestan a que las ganas de celebrar el fin de 2020 amortigüen el derrumbe

Las fiestas de fin de año son siempre un momento clave para fabricantes y vendedores de fuegos artificiales, más aún en un 2020 en el que no se hicieron eventos corporativos en todo el año. Sin embargo, este año, a raíz de la pandemia y de la crisis económica, en el sector creen que las ventas caerán alrededor del 40%, en comparación con el año pasado

Navidad y Año Nuevo representan cerca del 70% de las ventas anuales del sector. El 30% restante se comercializa para casamientos, fiestas familiares y lanzamientos de productos.

"Este año casi no hubo y nos queda solo a venta libre al consumidor. Pero eso, lógicamente, se está resintiendo por la situación económica y sanitaria", señaló Mario Ruschin, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (Caefa).

Sin embargo, en el sector cree que todavía no está todo dicho. Las ventas que se hagan el mismo jueves 24 y durante la semana próxima podrían hacer que la caída sea un poco menor.

"Lo que vemos es que con la limitación de personas para las fiestas, se están haciendo consultas para compras más atomizadas. Esas fiestas más pequeñas están generando cierto consumo. Creemos que va a haber algo de pirotecnia en cada festejo porque la gente quiere celebrar, olvidarse de este 2020", agregó Ruschin.

Los precios para adquirir elementos pirotécnicos arrancan en $ 30, el valor de un paquete de estrellitas, y pueden llegar hasta los $ 22.000 por una torta que incluye diferentes efectos. En Caefa, señalan que, en promedio una familia puede gastar entre $ 1500 y $ 2000.

El 80% de los productos son importados de China y el 20% restante se fabrica en plantas industriales ubicadas en Buenos Aires, Santa Fe y Tucumán.

"Las ventas que se hagan hoy y durante la semana próxima podrían hacer que la caída sea menor", dicen en el sector

"Este año casi no hubo importación por un problema de producción de China, por la pandemia: las empresas tienen mercadería acopiada de 2019, así que hay oferta asegurada", destaca Ruschin.

La fabricante de pirotecnia Cienfuegos señalan que este año la compras de fin de año se demoraron más que lo habitual. Por eso, creen que todavía hay margen para que mejoren un poco las ventas en los próximos días.

La compañía dice que durante el año tuvieron las ventas prácticamente casi en cero. La falta de presencialidad en los pocos eventos corporativos que se hicieron les jugó en contra.

"Pudo llegar a haber algún espectáculo en algunas de las peleas de exhibición de MMA o similares, pero fue mucho menor de lo habitual", destacan.

La compañía señala que el ticket promedio es de $ 1800, más o menos similar al del año pasado, si se tiene en cuenta la inflación. Los productos estrella de este año son productos lumínicos, con poco impacto sonoro.

"Estamos trabajando para reconvertir productos hacia ese sector. Queremos que haya más posibilidad de elegir este tipo de pirotecnia", agregan.

Además, durante el Cienfuegos tuvo que hacer hincapié en el negocio de productos de cotillón, que también se vio afectada por la cuarentena, aunque en menor medida que la pirotecnia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios