OPORTUNIDAD

El plan de Longvie para aprovechar la crisis china de energía

La empresa restructuró la deuda y obtuvo mayor liquidez para impulsar proyectos de expansión. En el primer semestre, volvió a registrar ganancias y ahora apunta a expandirse por América

La fabricante de electrodomésticos Longvie logró renegociar con éxito un cambio en las condiciones y una extensión del plazo de pago por dos años, con los tenedores de sus Obligaciones Negociables Clase IV, que vencían en noviembre próximo, con el objetivo de contar con mayor liquidez para financiarse en lo operativo, ante la dificultad de acceder a créditos, e impulsar las ventas en nuevos mercados, por las nuevas posibilidades que abre la crisis productiva y logística de China. 

De hecho, fuentes de la compañía explicaron que por la crisis energética en China, ante la falta de carbón -que utiliza en sus fábricas- y su alto costo, sumado a los problemas logísticos globales y su encarecimiento, abren nuevas oportunidades de exportación a países por fuera de América latina.  

De hecho, desde Longvie explicaron que desde hace cinco años exportan calefactores a gas a Canadá y, a través del distribuidor en ese mercado, están comenzando a impulsar sus ventas a Estados Unidos para esos productos, ante las complicaciones de China. La demora en sus envíos y los altos costos logísticos desde el país asiático, además del productivo por el carbón, hacen más competitivos a los productos argentinos, que "son de muy buena calidad en la región, con alta eficiencia en ahorro energético", explicaron las fuentes. 

Además, la empresa busca ahora, tras el acuerdo, reimpulsar la filial que en 2015 había abierto en Colombia -y que había discontinuado por la crisis económica en la Argentina-, para ampliar sus ventas a ese país de termotanques a gas y eléctricos, y calefones y calefactores a gas. También, desde ahí, busca vender a los mercados que integran la Alianza del Pacífico, ya que la certificación obtenida para comercializar en Colombia le permite ingresar más fácilmente a los mercados de esa zona común económica.

La empresa, además, ya comercializa esos productos en Bolivia y está por ingresar a Chile y Uruguay.   

 "La Argentina tiene grandes oportunidades hoy para exportar estos productos. No sólo por el tipo de cambio favorable, sino también por los aumentos de los costos en China -productivos y logísticos- y sus demoras en las entregas. Por eso, también los países de América latina están mirando más a la Argentina, que cuenta con productos de calidad en línea blanca y de alta eficiencia energética que aún no hay en otros mercados de la región", explicaron fuentes de la compañía. 

Por el momento, las exportaciones aún son bajas con respecto al volumen de ventas: apenas del 3% del total, pero espera poder duplicarlas con estas oportunidades y su mayor inversión en el desarrollo de los mercados en el corto plazo, al tener mayor liquidez.

La renegociación de las ON

La empresa logró, días atrás, por tercera vez reestructura el pago de sus Obligaciones Negociables Clase IV, a Tasa de Interés Variable, que había emitido el 19 de octubre de 2017 y vencían en noviembre próximo, por un monto de $ 349 millones.

Así, la empresa -conocida por fabricar termotanques, calefones, cocinas y estufas, entre otros- logró estirar plazos de pago de intereses y de la mayor parte del capital dos años más, lo que le permitiría, junto con el acuerdo sindicado con bancos logrado en diciembre de 2019, contar con mayor liquidez, reimpulsar proyectos de expansión y mejorar su rating crediticio, para poder volver a acceder a préstamos bancarios.

En la primera renegociación de las ON, el 31 de enero de 2019, logró un cambio en las condiciones y plazos de pago del capital e intereses de esas ON con sus tenedores, también para poder mantener activa esa fuente de financiamiento.

Luego, en mayo de 2020, en plena época de Aislamiento Social y Preventivo Obligatorio (ASPO) por el Covid-19, logró otro acuerdo, para extender el plazo del pago de intereses de ese mes, en virtud de la paralización de las ventas por la pandemia.

Además, en diciembre de 2019, la empresa había acordado con los bancos las condiciones y plazos para abonar una deuda que asciende a $ 380 millones, por un plazo a cinco años, que vence en diciembre de 2024. Pero, mientras tanto, fue precancelando parte de esas deudas.

La nueva renegociación "amigable" con los tenedores de ON le permite a Longvie, fundada en 1918, extender la fecha de pago de capital por dos años, a noviembre de 2023, pero abonando un 25% del total el próximo mes, fecha de  vencimiento previa a este acuerdo. 

Así, de los $ 349 millones que debía abonar por capital e intereses, le quedarán $ 247 millones refinanciados, que pagará en tres cuotas en mayo de 2023 (el 30%), en agosto (30%) y en el vencimiento en noviembre de 2023 el 40% restante. Además, abonará de forma trimestral los intereses durante los próximos dos años.

Mientras avanzó con estas negociaciones, la empresa de 103 años de vida logró cumplir con sus obligaciones, tanto con los bancos como con los tenedores de las ON, ya que, con estos procesos, apunta a mantener activa su fuente de financiamiento y viable su operación, en una empresa centenaria que volvió a registrar ganancias en el primer semestre de esta año.

UN SEMESTRE CON GANANCIAS

En el primer semestre de este año, Longvie logró obtener ganancias netas por $ 272,98 millones, que se comparan con una pérdida de $ 36,52 millones del mismo período de 2020, cuando fue fuertemente afectada por el cierre de locales de venta de electrodomésticos y el freno a la producción por la pandemia del covid-19 durante meses.

Antes de la pandemia, la empresa había sido afectada, como el resto de las firmas de electrodomésticos, por las fuertes devaluaciones del peso en 2018 y las altas tasas financieras hasta 2019, que hicieron caer la demanda en esos dos años, situación a la que, luego, en 2020, se sumó el freno por el covid-19.

Al presentar los resultados del semestre, la empresa explicó que se evidencia una mejora en el mercado, ya que en el actual período "la facturación medida en moneda homogénea aumentó un 89%", a $ 2.608,65 millones, y en unidades, un 66% frente al primer semestre de 2020.

"La pandemia que se está viviendo en nuestro país muestra signos de alivio, gracias a que se ha acelerado el plan de vacunación nacional, y que nos prepara para la tercera ola de contagios que amenaza con la llegada de la variante Delta. Nuestras fábricas están operando con más normalidad y un mejor ritmo, trabajando día a día para retomar eficiencias perdidas y mejorar la absorción de sobrecostos operativos provocados por la pandemia", explicó Longvie, al presentar su balance semestral al 30 de junio.

"Nuestra cadena de abastecimiento y la de nuestros proveedores también muestran síntomas de leve mejora, especialmente los locales y no tanto los del exterior (...). La presión sobre los costos continúa, a pesar de que el ritmo de devaluación mensual viene disminuyendo, pero continúa habiendo aumentos en moneda dura por parte de nuestros proveedores. El problema con los fletes internacionales es grave, y tanto los costos como las frecuencias de tránsito limitadas están generando fuertes presiones en nuestra estructura de costos", agregó.

"Nuestra cadena de comercialización sigue mostrando signos de desaceleración marcada en el período de análisis previo. Los programas Ahora 12 y Ahora 18 con tasa de interés subsidiada son claves para el incentivo del consumidor. El reciente anuncio del programa Ahora 24 y 30 nos motiva a creer que la tendencia a la baja se pueda revertir. Las ventas a través del canal de comercio electrónico continúan siendo claves en la evolución positiva de la compañía. La gestión prudente de gastos e inversión en capital de trabajo siguen siendo clave para mantener el equilibrio de nuestro flujo de fondos y rentabilidad", comentó Longvie en agosto, al presentar su balance semestral.

La compañía no es optimista sobre la situación del mercado de electrodomésticos para lo que resta del año. "Continuamos sosteniendo que tenemos por delante meses de mucha inestabilidad económica, combinada con elecciones de medio término. No visualizamos mejoras significativas de los volúmenes de venta y producción. La compañía trabaja muy arduamente para sostener estos niveles de equilibrio, que continúan permitiendo sostener resultados positivos", precisó en la presentación.

Fundada en 1918, Longvie cuenta con 630 empleados y fabrica en tres plantas: una en Villa Martelli (Gran Buenos Aires) para cocinas, hornos y anafes; otra en Paraná (Entre Ríos), para termotanques a gas, eléctricos, calefones y estufas a gas; y una tercera en Catamarca para lavarropas.

En julio del año pasado, la empresa cerró un acuerdo con su rival Rotoplas Argentina para fabricarle termotanques y calefones de alta gama para la marca Señorial en su planta de Entre Ríos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios