Su historia

Pipas, el snack de la infancia que explotó gracias a Cebollitas

Fue creado por la semillera Argensun en 1996 y se popularizó con la serie protagonizada por Dalma Maradona. Qué sucede hoy con la marca.

Muchos lo consideraban comida para pájaros, pero gracias a los subcampeones más famosos de la televisión argentina lograron posicionarse como el snack salado predilecto de los jóvenes de los 90. La semillera Argensun es la empresa detrás de las Pipas, que recientemente volvieron al mercado con nueva imagen y a la carga por el target (ahora adulto) que supieron conquistar hace más de dos décadas.

La compañía fue fundada por los hermanos Pablo, Javier y Fernando Díaz Colodrero en 1989. El primero de ellos tuvo la idea luego de observar como las firmas estadounidenses venían a la Argentina a sembrar girasol para luego llevárselo y exportarlo a Europa. Estudiaron el negocio y decidieron lanzarse a la siembra para producción de girasol confitero, que precisaba de un tipo muy específico de semilla.

Pablo Díaz Colodrero, cofundador de Argensun

"Investigamos y vimos que aún en años normales, fuera de la sequía, con los precios que había el negocio daba bien. Había que armarlo de cero porque la genética que se usa para este tipo de girasol es específica y hay que buscar un grano bien grande y que la pepita adentro esté suelta", contó Pablo Díaz Colodrero a La Nación.

Nacimiento de la marca

Primero comenzaron exportando a Alemania y luego descubrieron que había muchos tostadores de semillas de girasol. Estas eran muy consumidas por los inmigrantes, en particular los descendientes de árabes. Aunque, para muchos otros, las semillas solo eran comida para aves. Encontraron un nicho con potencial y en 1996 con una inversión de u$s 500.000 crearon su primera marca de consumo masivo: las Pipas.

Las llamaron así porque así se le dice en España a las semillas. Pero lanzarse al segmento kioscos era todo un desafío dado que la compañía, hasta el momento, solo tenía experiencia en el rubro semillero y de exportación.

Los personajes de Cebollitas consumían Pipas

Para que la marca empezara a penetrar en los consumidores optaron por pautar en un programa de televisión próximo a estrenarse que contaba las vicisitudes de un humilde equipo de futbol infantil, Cebollitas. Con los PNT de la serie, las Pipas ganaron popularidad entre los niños y vivieron un boom de ventas en kioscos desde 1997 hasta 1998, cuando terminó la emisión.

Regreso vintage

Luego bajó la espuma y los números se redujeron a la mitad. Al mismo tiempo, Argensun empezó a enfocarse más en el negocio exportador y las Pipas pasaron a tener menos protagonismo. Sin embargo, las redes sociales unieron a una horda de fanáticos que revitalizó la marca y llevó a la firma a relanzarla. 

Lo hicieron con un paquete ‘gigante' y uno sabor barbacoa. Notaron que su target no eran los niños de ahora, sino aquellos que lo habían sido en los 90 y hoy todavía valoraban la marca.

Actualmente, la compañía de los Díaz Colodrero vende otros productos, como maíz pisingallo, sésamo, chía y garbanzos. Pero las semillas de girasol tostadas y saladas ostentan un cuarto de su facturación total (US$ 35 millones). Todo lo producen en su fábrica ubicada en Luján.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios