Palabra de CEO

Fígoli: "Voy a presentar un proyecto de desarrollo turístico en una zona postergada del país"

El Presidente de Fénix Entertainment Group y Alpha Media es el nuevo dueño del Parque de la Costa. Asegura que esa compra, cerrada en enero, disparó su apetito por otros activos. Sus planes en la industria del entretenimiento y los medios

Corría la década del '80 cuando Marcelo Fígoli, el nuevo dueño del Parque de la Costa, daba sus primeros pasos en la industria del entretenimiento. "Empecé casi de casualidad", confiesa el empresario, que nació hace 52 años en La Paternal.

Hoy, es un referente del mundo del espectáculo y los medios de comunicación, como presidente de Fénix Entertainment Group y Alpha Media, firma propietaria de la agencia Noticias Argentinas (NA) y un pool de seis radios -Rock & Pop, Rivadavia, La Uno, La 990, FM Blue y la AM Colonia-, con una comunidad digital de más de 3,7 millones de usuarios.

En 2015, se quedó con el 50% de las acciones de Fénix, en manos de su histórico socio, Daniel Finkelstein, que luego fundó la empresa DF. La productora llevó a Fígoli a organizar grandes espectáculos, como los recitales y los eventos deportivos más importantes del último tiempo en la Argentina, entre ellos, los nueve conciertos de Roger Waters en el estadio de River Plate, el partido entre los tenistas Rafael Nadal y Roger Federer, la presentación del Cirque du Soleil y shows de artistas internacionales como Ricky Martin, Shakira, los Rolling Stones, Luciano Pavarotti y Rod Stewart.

Reabrieron juegos infantiles en shoppings pero facturan 70% menos que antes de la cuarentena

Con la compra del Parque de la Costa a Sociedad Comercial del Plata (SCP), Fígoli intenta hacer de Fénix mucho más que una promotora de shows"Concibo el entretenimiento de forma 360°", asegura. Después de un año en el que el rubro estuvo castigado por la pandemia, el ejecutivo se prepara para darle revancha en 2021 con diferentes proyectos.

-¿Cómo fueron sus comienzos en la industria?

-Empecé cuando estudiaba la carrera de Ciencias Económicas, con apenas 17 años, organizando mis primeros espectáculos con fines solidarios. El objetivo era recaudar fondos para cubrir necesidades básicas de colegios del barrio. Uno de ellos se realizó en el Estadio Obras, con la participación de figuras reconocidas como Andrés Calamaro y los Enanitos Verdes.

-¿Cuál fue el siguiente paso?

-Después de esos shows, empecé un ciclo de rock en la trasnoche de los sábados, alquilando el cine-teatro Fénix en Flores. Me di cuenta de que me gustaba mucho esto. Me armé solo, mis padres, comerciantes, no tenían nada que ver con la industria.

La compra del Parque de la Costa

-¿Ya tenía en el radar la compra del Parque de la Costa?

-Siempre me atrajo la idea de tener un parque de diversiones, pero nunca imaginé comprar el Parque de la Costa. No lo tenía como target porque, hasta hace unos años, era un negocio consolidado. No pensé que podía llegar a estar en venta... hasta que se dio la oportunidad. 

-¿Por qué el interés?

-Es el sueño de toda compañía de entretenimiento tener un parque de diversiones, sobre todo, de las características de este. El proyecto me apasiona. Si bien hay una reconversión importante que hacer para sacarle mayores beneficios a su funcionamiento, Fénix no plantea solo mejorar la operación. La propuesta radica en una transformación. 

-¿En qué consiste el cambio?

-Es un cambio de paradigma. Para SCP, era una unidad de negocios que no tenía la relevancia que nosotros le damos. Para Fénix, posee una importancia estratégica vital. Su crecimiento estará acompañado de un plan de expansión. Haremos que el negocio crezca no solo in situ, sino también con otros actores y más propuestas.

Marcelo Fígoli, presidente de Fénix y Alpha Media

-¿Cómo es este plan?

-De la mano del crecimiento del Parque, la intención es posicionar a Tigre como un atractivo turístico para los argentinos y los visitantes del exterior. Para ello, es clave el trabajo conjunto con la provincia de Buenos Aires y las autoridades locales. Aspiramos a que familias y jóvenes del interior elijan al municipio como un destino vacacional y que puedan alojarse en él, con un pasaporte de varios días para el Parque, como ocurre en otros países. La captación de turistas es nuestro aspiracional más amplio.

-¿Qué proyecto tiene en mente para concretar este propósito?

-Vamos a intentar ampliar la capacidad hotelera. Estoy dispuesto a participar, junto con otros jugadores, de una apuesta de este tipo en el mediano o largo plazo. La oferta de Tigre resulta escasa para los niveles de presencia de turismo que pretendemos alcanzar. La idea es que el público no tenga que hospedarse necesariamente en la Ciudad de Buenos Aires.

Su crecimiento estará acompañado de un plan de expansión. Haremos que el negocio crezca no solo in situ, sino también con otros actores y más propuestas.

-¿Tiene otras inversiones en mente?

-La compra del Parque me dispara un apetito por otros activos. En breve, presentaré un proyecto de desarrollo turístico en una zona postergada del país. La Argentina tiene una mirada cortoplacista y deja de lado oportunidades como la que presenta el sector para la recuperación de la economía. 

-En la puesta en marcha del Parque, ¿hubo inconvenientes con la importación de equipamiento?

-El 80% de los insumos del rubro son importados. Por el momento, no tuvimos dificultades en este sentido y esperamos no tenerlas en el futuro. Sería contradictorio haber logrado el apoyo para su continuidad y tener problemas de estas características, que nos trabaría la operación.

-¿Cómo encontró el predio? 

-Hay dos deterioros. Por un lado, la infraestructura necesita una renovación. Por otra parte, se debilitó la marca. Hay una idea de abandono que tiene que ver más con la percepción que con la realidad. Lo atribuyo a una posible inercia de la anterior gestión. Faltaba una inyección de ánimo dentro del management sobre cuál era el plan futuro de la organización. Si uno marca el camino de forma clara, todo funciona de una manera más adecuada o proactiva.

De cara a la reapertura, se hizo énfasis en la seguridad y la higiene 

-¿Cuáles fueron las tareas que se hicieron desde que se cerró la compra?

-Junto con el management, el mismo de la gestión anterior, un activo imprescindible con el que me encontré para trabajar, nos tomamos tiempo desde el 28 de enero, cuando cerramos la transacción, para poner en valor los juegos, reafirmar los procedimientos de control y reabrir con todas las garantías necesarias. Hicimos énfasis en dos ejes: seguridad e higiene. 

-¿Cómo se revierten los números en rojo?

-Conforme avanzó el concurso de acreedores, se agrandó la deuda. La amortización del activo y el costo matricial terminaron castigando su balance técnico. Pero operativamente, el Parque nunca dio pérdidas, ni en el peor momento.

De la mano del crecimiento del Parque, la intención es posicionar a Tigre como un atractivo turístico para los argentinos y los visitantes del exterior.

-¿Qué deudas tiene el Parque?

-No tiene deudas corrientes. Con la ley provincial, se saldó un diferendo en relación a un fideicomiso. La norma dio por cancelado el pasivo, que fue abonado por la sociedad controlante anterior. Las deudas se redujeron a la mitad. Queda pendiente cancelar u$s 7 millones. Vamos a empezar a conversar con los acreedores para llegar a un acuerdo lo antes posible. Los plazos de pago están estipulados para el período 2023-2030. 

-¿Cómo fue la negociación con los gremios?

-Nuestra prioridad fue conservar todas las fuentes laborales. Las conversaciones fueron positivas con los gremios, con quienes trabajamos codo a codo y nos acercaron propuestas. Hay una decisión empresarial que tomar en relación a la manera en que preservamos los puestos de trabajo, de forma inhouse o tercerizados. Lanzamos una convocatoria para el área de servicios gastronómicos y ya recibimos interesados, con la condición sine qua non de que, quien venga, debe tomar a nuestro personal. En este caso, son 100 empleados. De una u otra forma, nuestros colaboradores tienen su futuro asegurado en el Parque.

Los proyectos de Fénix y sus medios

-¿Cómo fue para Fénix el 2020?

-Fue muy duro, nos sostuvimos a pérdida. La industria recurrió al ATP, pero los empresarios debimos poner capital de nuestro bolsillo para solventar los gastos. Los principales damnificados son miles de empleados que trabajan, sobre todo, como cuentapropistas. La pasaron mal.

-¿Qué proyectos tiene en mente para 2021?

-Además del Parque, actualmente, Fénix también está a cargo de la transformación de algunos edificios del Ecoparque BA, que convertirá al ex zoológico de la Ciudad de Buenos Aires en un centro educativo y de entretenimiento, con foco en el cuidado y la preservación del medioambiente.

Marcelo Fígoli tiene en mente expandir sus negocios en el sector de los medios

-¿Qué perspectivas de reactivación tiene la industria del entretenimiento?

-Cuando comenzó la pandemia, anticipé que hasta 2022 no volverán los live shows. Y así sucederá, seguramente. Estamos organizando eventos masivos recién para el año próximo. Para que se recupere el entretenimiento en vivo, será clave el avance de los planes de vacunación y que la inoculación sea efectiva. Pienso que recién ahí la gente empezará a relajarse.

-Sin eventos masivos, ¿cómo se las ingeniarán este año?

-Estamos explorando el formato de transmisiones en vivo. El 10 de abril lanzaremos una línea de streamings, con Ricardo Arjona como el primer artista de esta serie de conciertos que organizaremos y se podrán ver desde cualquier parte del mundo. Proponemos una experiencia distinta, un intermedio entre los shows íntimos de artistas tocando desde el living de su casa hasta una full producción en un estadio grande. Tengo fe de que va a funcionar, porque la gente la va a valorar. 

-¿Cuál es el potencial del streaming

-Llegó para quedarse. Una función que antes se realizaba solo de forma presencial, y completaba el estadio con capacidad llena, ahora también podrá ampliar la audiencia, con un número de asistentes que no tiene techo. Es una fuente de ingresos más. Habrá que evaluar el alcance del negocio.

-¿Qué planes tiene para Alpha Media?

-Los medios de comunicación son mi otro gran foco de interés. Desde 2017, cuando compré la primera radio, Rock & Pop, se dio la oportunidad de adquirir luego otras emblemáticas como Rivadavia. Es un ámbito en el que quiero seguir expandiéndome. Los usuarios consumen información seis horas por día, la mitad del tiempo que pasan despiertos. La generación de contenidos está en auge, con canales de distribución que se aggiornan.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios