Oportunidad, escucha al cliente y las historias de éxito de cuatro pymes rosarinas

Carla Gagliardi (Raku PR), Ariana Onega (Empretienda), Ignacio Imaz (Crucijuegos) y Ivo KraIjev (Arbanit Fellow) contaron su experiencia en la octava edición de Pymes Rosario, organizado por El Cronista. Qué piensa sobre la crisis y qué es lo que traba a los emprendedores.

Diferentes caminos los llevaron a sobresalir, a enfrentar con éxito las distintas dificultades que tienen los emprendedores en la Argentina y a creer en forma unánime en la importancia de conocer al cliente. Esos caminos incluyen desde un click con la crisis del 2001 a la transformación de una tesis de grado en un emprendimiento que es a su vez puntal de otros emprendimientos.

Directivos de cuatro pymes rosarinas que hoy están parados en un lugar desde el que muestran confianza, se plantean desafíos y planean sus futuros logros, pasaron por la octava edición de Pymes Rosario para contar sus historias, hablar de las dificultades que enfrenta el sector y contar qué esperan para lo que queda del año y el 2022.

CUATRO HISTORIAS

Carla Gagliardi, cofundadora y directora de Raku PR; Ariana Onega, CEO de Empretienda; Ivo Kraljev, fundador de Arbanit Fellow, e Ignacio Imaz, fundador de Crucijuegos, conversaron con Christian Findling, director general de El Cronista, en el evento que organizado por El Cronista y la revista Apertura.

"Hacemos storytelling, desarrollamos la comunicación de las marcas, productos y personas para darles visibilidad y acercarlas a su audiencia. La materia prima de nuestro negocio tiene que ver con los atributos del cliente que le generan valor al cliente", describe Gagliardi a Raku PR. "La tecnología y la transformación digital -comenta- hicieron que el desarrollo de la empresa fuera muy positivo: hoy estamos trabajando para 17 países de Latinoamérica. Con la tecnología pasa que podemos traspasar fronteras y acercar a las pymes a otros países, porque el talento es transfronterizo".

Empretienda es una plataforma que permite a los microemprendedores crearse una tienda online. Su nacimiento fue bien universitario: "Surgió como mi proyecto final de tesis en Ingeniería Comercial: la empecé a escribir en el 2016 y en 2019 decidimos ponerle foco y arrancar con todo. En 2020 nos apareció la situación de la pandemia, que tuvo un impacto muy grande en el comercio electrónico y la demanda de pequeños emprendedores para pasarse al mundo digital lo más rápido posible", cuenta Onega.

Arbanit Fellow también nació de los estudios, pero de forma distinta: el puntapié lo dio una profesora que mencionó un estudio de Harvard que indicaba que la comida y la felicidad estaban relacionadas. "Y encontramos el sabor de la felicidad -relata Kraljev-. Somos una empresa rosarina que se dedica a la elaboración de productos dulces en su primera etapa de desarrollo, que no para de expandirse y que se presenta desafíos constantemente. Buscamos generar experiencias... Y tenemos que escuchar al usuario: hoy es una cocreación entre Arbanit y la gente, y constantemente se van dando nuevos productos de calidad".

De los cuatro casos, el de CruciJuegos es el que tiene una historia más larga, ya que arrancaron en los 90 vendiendo peloteros a salones de fiesta. Pero, describió Imaz, en 2001, con la crisis, vieron que ya había un pelotero por cuadra. Entonces intervinieron el espacio público. "Mucha gente nos pedía lo que había en el mundo; en Crucijuegos nos juntamos varios locos, 4 o 5 diseñadores, y empezamos a buscar matricería para poder hacer diseños distintos. Desde el 2003 Crucijuegos se puso objetivos grandes, como llegar en 2010 de Ushuaia a la Quiaca, y hoy pueden recorrer la argentina y en cada espacio público van a encontrar un espacio intervenido por Crucijuegos", relata orgulloso Imaz, que acota además que desde hace años exportan entre el 7% y el 15% de su producción.

Presión tributaria y trabas para emprender

Según una encuesta reciente de PWC, la presión tributraria es uno de los temas que más preocupa a las pymes, entre las que, además, son mayoría las que creen que la doble indemnización dificulta las nuevas contrataciones. Al mismo tiempo, 60% de las pequeñas empresas optaron recientemente por el ATP o algún tipo de ayuda estatal. Pero, del otro lado, también son mayoría las que implementaron exitosamente el trabajo remoto y las que planean nuevos negocios para después de la pandemia, con expectativas siguen siendo interesantes.

"En el tema impositiva, no solamente la carga es altísima sino que es muy difícil,. Es increíble que les tengas que explicar a los contadores cómo liquidar y cómo volver a liquidar y ver si lo que liquidaron está bien", cuestiona Imaz.

La CEO de Empretienda, en donde ya hay más de 70.000 tiendas creadas, coincide en que la carga impositiva que tiene la Argentina hace muy difícil tomar el riesgo de iniciar un nuevo negocio: "De entrada te tenés que encargar del monotributo, ingresos brutos, un contador, el 64% de impuestos para hacer campaña en redes sociales, los costos de una pasarela de pagos... un montón de cosas fijas que se convierten en una traba para animarse a emprender".

Tratando de ser propositiva, Onega sugiere que debería haber una solución o "un acompañamiento que permita a un emprendimiento empezar sin una carga fiscal fija cuando todavía no sabe si su producto o servicio va a funcionar".

En cuanto a lo que implicó la pandemia, Gagliardi reflexiona: "Es trillado, pero toda crisis trae una oportunidad. La transformación digital permeó a todas las esferas y se abren nuevas oportunidades". Se declara además una defensora del trabajo remoto, y apunta que la posibilidad de "trabajar con el mejor talento" sin que importe dónde esté "lleva a otro tipo de management y requiere otro tipo de habilidades, tanto tecnológicas como blanda, y eso abre también una oportunidad".

Imaz dice por su parte que lo del año pasado no lo habían vivido nunca: "Estuvimos prácticamente cerrados 45 días y llegamos a fabricar camas para los hospitales". Pero acota: "Si miramos la película completa, había muchas oportunidades: nunca nos imaginamos las alianzas que hicimos o que crecieran tanto las exportaciones por esa diferencia de cambio que hay".

Escuchar al cliente

Uno de los puntos que todos coinciden en señalar como central de un modo u otro es la necesidad de prestarle atención al cliente.

"Hoy vos producís, el producto pasa por toda la cadena, llega al consumidor final y el consumidor vuelve a vos. El e-commerce fue un nuevo hábito que se está instalando, y hay muchas empresas que pueden entender el entendimiento del público a través de las redes. El as bajo la manga que tenemos ahora es midiendo el consumo que hay", explica el fundador de Arbanit Fellow.

Para Onega, esa decisión es parte integral de su negocio. "Hicimos todo el producto basándonos en lo que el cliente necesitaba. Fuimos a ellos, les preguntamos y en base a eso hicimos Empretienda. Tomamos las decisiones en base a lo que las encuestas nos dicen, no en base a presentimientos, y es lo que mejor resultados trae".

Grandes desafíos y un futuro sin turbulencias

Para este mismo año, Empretiendas planea lanzar una solución logística en alianza con Andreani, además de seguir trabajando en mejoras de la plataforma y "en dar una solución para que aquellos que quieren comprarle online a un emprendedor puedan hacerlo con seguridad". "Para 2022 -agrega su CEO- estamos planificando exportar nuestros servicios y ofrecer Empretienda en otras partes del mundo".

Imaz empieza por plantear los desafíos: "Lo fundamental de las pymes hoy es retener talento, que los jóvenes se queden en el país. Tenemos que pasar lo que queda de la pandemia y encarar un 2022 distinto". Y propone: "Hay que seguir apostando al diseño y la exportación. Tenemos que apostar a que el Gobierno que sea mejore la tributación y apoye a las pymes para que la gente quiera invertir en la Argentina. El desafío es transmitir este entusiasmo por emprender".

Kraljev dice que espera "que se acaben las turbulencias" para "poder planificar". "Con estabilidad podemos seguir creando y desarrollándonos. Es importante crear un equipo fuerte para delegar y seguir construyendo", sugiere y resalta: "Todos sabemos que si Argentina desarrolla más empresas que exporten, va a ser un país más fuerte".

"La estabilidad -matiza Gagliardi- te la da el compromiso con tu emprendimiento, eso es lo que te estimula". "Nos deseo posibilidad para proyectar y crear en abundancia", agrega la directora de Raku PR para concluir: "Si vemos posibilidad, podemos crear la realidad que queremos para nuestras empresas y emprendimientos y de ahí seguir para adelante".

Tags relacionados