Trabajo colaborativo

Oficinas: los coworking salen a buscar a las empresas que quieren bajar costos

Mientras se extiende el homeoffice, empresas como HIT y WeWork adaptan su oferta para retener clientes y sumar nuevos. Ya tienen más consultas que en 2019.

El coronavirus obligó a los espacios de coworking a reinventarse. Con la extensión del teletrabajoempresas como HIT y WeWork adaptan su oferta con soluciones flexibles, con las que apuntan a seducir a los nuevos clientes y retener a los actuales.

Las propuestas incluyen contratos a medida, la posibilidad de usar las instalaciones de cualquier edificio y beneficios como el envío de equipamiento para un homeoffice cómodo.

El foco está puesto en la pospandemia. La industria es consciente de que muchas empresas reemplazarán sus pisos de oficinas y se mudarán a estos espacios para abaratar costos y adoptar una dinámica mixta, que combine trabajo presencial y remoto.

IRSA firma acuerdo con el GCBA y destraba megaproyecto en Costanera Sur después de 20 años

Aunque nunca dejaron de funcionar y pusieron a disposición de los trabajadores esenciales sus instalaciones, en 2020, la cantidad de contratos cayó a la mitad en el momento de mayores restricciones por la pandemia.

La actividad se reactivó a fin de año, pero la segunda ola generó incertidumbre y dilató algunas definiciones, como la renovación del alquiler o la contratación de sus servicios. Superados los obstáculos, el sector retoma la senda del crecimiento. Las consultas ya superan las recibidas en 2019.

"En el peor momento de la cuarentena, cuando no era claro cómo iba a continuar el panorama, el índice de ocupación bajó un 50%. El contexto nos llevó a revisar nuestra estrategia. Se hace evidente la necesidad de ofrecer soluciones acorde al entorno complejo", reconoce Uri Iskin, CEO de HIT.

La mayor baja se notó en las membresías flexibles, en su mayoría, de emprendedores, autónomos y freelancers. "Se desplomaron a casi cero. Es el primer segmento que se mueve en estas situaciones, al tener que ajustar sus costos", explica.

Los espacios de coworking permiten abaratar un 60%

Con las últimas flexibilizaciones, la ocupación se recuperó. "Hay más pedidos de presupuestos y visitas que en marzo de 2020, lo cual es muy alentador", señala. El segmento corporativo tracciona la demanda. Entre sus clientes, se encuentran compañías emblemáticas, como Techint, Omint y Sancor Seguros.

"Notamos, más que nunca, el interés creciente de más empresas que requieren estas soluciones. Ya se observa un regreso gradual a las oficinas en países que recuperaron ciertos niveles de actividad. No son fully remote", apunta Iskin.

El alquiler de estos espacios implica ahorros de hasta un 60%, lo que redunda en menos costos operativos. Iskin cita el caso de una empresa socia que redujo un 40% su estructura de 5000 metros cuadros que tenía en el microcentro porteño. Entre los nuevos miembros, se encuentran Danone y L'Oréal.

HIT tiene nueve edificios en el país, uno en Chile y otro en Perú. "Los arrendamos, los acondicionamos y operamos el día a día. De la noche a la mañana, nos tuvimos que adaptar", enfatiza. Sus nuevas propuestas incluyen membresías por hora, día, semana y mes; sumado a la opción de trabajar desde el Hit más cercano a la casa y el envío de equipamiento a domicilio.

La pandemia los obligó a reinventarse

Asimismo, WeWork mantuvo "una comunicación personalizada con cada uno de los miembros" para entender su situación y brindarles alternativas. "Luego de revisar el caso y el contrato particular, llegamos a diferentes soluciones que permitieron aliviar el flujo de caja de las empresas en los momentos más críticos", sostiene Tomás Calusio, director de WeWork Argentina.

En septiembre, la empresa anunció que dejaba de alquilar la Torre Bellini, en Esmeralda 950, en el barrio porteño de Retiro. Además, rescindió el contrato del edificio de Blas Parera 51, en el nodo de Panamericana y General Paz, en Florida; entregó 20 pisos de los 30 que ocupaba en la Torre Odeón, sobre Avenida Corrientes al 800, en pleno microcentro.

Se trató de "un proceso de revisión que no compromete al negocio". "WeWork evalúa constantemente sus operaciones y activos, para enfocarse en un crecimiento estratégico y rentable, y optimizar su cartera", informó en ese entonces.

El sector se esperanza con la pospandemia

"La coyuntura nos impactó a todos, pero desde septiembre notamos un mayor movimiento. Más de 160 empresas se sumaron en los últimos cinco meses, de las cuales el 83% son pequeñas firmas que aprovecharon la oportunidad para aggiornar sus estrategias inmobiliarias y modelos de trabajo", detalla el directivo.

En el país, WeWork tiene más de 800 compañías socias y está a punto de llegar a los 4000 miembros. El 70% son multinacionales. "Los espacios colaborativos son una opción interesante para todo tipo de clientes", señala Calusio.

En sintonía con HIT, con el objetivo de fomentar aún más la flexibilidad laboral, lanzó una nueva modalidad que les permite a los miembros actuales y futuros hacer uso de cualquiera de los más de 800 edificios que tiene en el mundo, sin ningún costo adicional.

El 30% de las oficinas sería flexible en 2030

"Ganan lugar dos tendencias. Por un lado, el skeleton staffing: empresas que implementaron tres días de oficina y dos de teletrabajo, dos turnos (mañana y tarde) y rotaciones del personal por semanas. Por otra parte, el fenómeno de city as a campus: compañías que están repensando las ubicaciones de sus oficinas centrales y creando una fuerza laboral distribuida para reducir los viajes, preservando la conexión y la cultura organizacional", precisa Calusio.

En esta línea, se destaca la implementación del modelo hub-and-spoke, en el que una empresa mantiene una sede principal y oficinas satélites en distintos puntos. 

Según un informe de la compañía de real estate comercial CBRE, el 86% de las empresas prevé utilizar espacios flexibles como parte de sus estrategias inmobiliarias en el futuro. A su vez, la firma de servicios inmobiliarios especializada en propiedades comerciales JLL anticipó que el 30% de las oficinas a nivel global será flexible en 2030.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios