Suplementos

Oficinas: el cambio para el día después

La nueva funcionalidad de los espacios de trabajo se redefine a medida que se espera el fin de la pandemia. El modelo híbrido se instala como el más elegido tanto por colaboradores como por directivos

Mientras la vacancia de las oficinas Clase A sigue creciendo, y ya se ubica por encima del 11%, según especialistas del rubro inmobiliario, los directores de RR.HH. y CEOs solo piensan en cuándo será la vuelta a la oficina, cómo y qué rol tendrá desde ahora el espacio de trabajo.

El rebrote frustró los planes de muchas compañías, pero eso no quita que los planes hayan sido dejados de lado completamente. Las miradas son variadas, y eso abre el interrogante sobre qué papel jugará el tipo de propuesta laboral para atraer y fidelizar a los talentos.

Por ahora, según Mercer, el 38% de las empresas encuestadas indicó que la mayoría de los empleados continuarán trabajando remotamente en la medida en que sea posible, independientemente de los cambios en las normativas de distanciamiento. Un 13% de las firmas eligió que la mayoría de sus empleados vuelva a su lugar de trabajo y solo el 6% indicó que se dejará la decisión a los empleados. Finalmente, un 16% indicó opciones como la modalidad mixta o implementar un esquema rotativo por equipo.

Hay que ver qué quieren los colaboradores. "En un estudio que realizamos durante la pandemia, 60% de los trabajadores argentinos en modo home office afirmaron que trabajan más relajados desde su casa. A 5 de cada 10 les gustaría volver a hacer home office cuando todo vuelva a la normalidad. Pero, vemos que deshacerse de la oficina por completo no tendría demasiado sentido", detalla Alexandra Manera, directora de RR.HH. de Grupo Adecco Argentina & Uruguay.

"No estamos volviendo a lo que era, estamos regresando al futuro. Las empresas ya piensan en esquemas como burbujas, remoto plus (2 días remoto y 3 presencial, o viceversa) o por semana. Los colaboradores ganan, pero los empleadores también, porque ha mejorado la productividad en estos meses", dice Maximiliano Schellhas, director General de Staffing de Randstad Argentina.

Por su parte, Juan Carlos Martínez, gerente de RR.II. de Bayton Group, señala que habrá que "trabajar la creatividad para que los colaboradores tengan ganas de ir a la oficina. Y los líderes deberán profundizar su contención, porque no para todos será lo mismo el proceso de volver. Será preciso ver las necesidades de cada persona".

Para tener idea de algunos cambios, las oficinas tienen sus protocolos que, por ejemplo, establecen un "máximo de ocupación del 30% de los espacios abiertos de trabajo. Los espacios cerrados, como las salas de reuniones, no se habilitarán inicialmente", cuenta Ricardo Fernández, responsable del área de Facilities, Proyectos Constructivos y Real Estate de SAP.

"Estamos redefiniendo la distribución de los espacios comunes para evitar conglomeraciones de personas y respetar la distancia social. Continuaremos tomando medidas de sanitización, distanciamiento y tope en porcentaje de ocupación, entre otros aspectos", agrega Delia Aguirre, gerente Regional de RR.HH. para Latinoamérica de Lenovo.

"Cuanto menos presencia tengan los empleados en la oficina, menos se verán ciertos beneficios que eran uso y costumbre antes, como snacks, talleres o momentos de relajación", describe Nicolás Rocha, director Regional de Bumeran Selecta. Más allá de los aspectos de espacio, para Natalia Terlizzi, CEO de HuCap, es importante "no olvidarse del Capital Humano y trabajar con los colaboradores para que la vuelta a la oficina no impacte en ellos desde lo emocional en miedos e incertidumbre. Así como también con quienes desean volver porque desde sus hogares se sienten desconectados con sus equipos".

En este sentido, Francisca Sanhueza Valencia, Country Manager de Biotronik para Cono Sur, adelanta que estarán generando programas de salud para sus empleados: "Retomaremos los enfocados en la salud física, emocional y psicológica del equipo, basados en prácticas como mindfulness y yoga, entre otras. Tenemos previsto retomar los espacios sociales virtuales y tener talleres de empatía y de comunicación".

En Etermax "desarrollamos encuestas para entender la experiencia cambiante de los colaboradores y capacitaciones de comunicación efectiva, gestión de cambio, neurociencias y gestión de las emociones para líderes, con el objetivo de propiciar una comunicación clara y funcional y para generar un ambiente de trabajo óptimo y armónico", añade Sebastián Peña, CHRO.

"La pregunta que nos guía en esta transformación es: ¿para qué vamos a ir a la oficina?, ¿qué actividades son las que vamos a hacer ahí? Existen dos principales motivos: para la creatividad y la colaboración, que florece en la interacción y socialización, y para la concentración y el foco. Nuestra futura oficina será un espacio de encuentro y de trabajo creativo, multidisciplinario, de interacción entre equipos", detalla Victoria Derico, vicepresidente de RR.HH. de ViacomCBS Cono Sur.

Con gran parte de sus colaboradores en tareas presenciales, La Caja también dispuso un protocolo para garantizar la seguridad de todos. "En la casa central las puertas de acceso se abrieron completamente, los ascensores se suspendieron y el comedor interno, al que asisten cientos de empleados por día, se manejó por un sistema de turnos para evitar la conglomeración de personas", detalla Jorge Habif, director de RR.HH.

"El valor de la oficina como un espacio compartido, donde se puede vivir la cultura de una firma y generar el engagement se mantendrá. Pero la forma en que se dará el uso cotidiano es algo que iremos aprendiendo nuevamente", dice Mariana Porris, Manager de RR.HH. de Kimberly-Clark Argentina, Uruguay y Paraguay.

DESCENTRALIZADO

"Una tendencia es el uso de oficinas descentralizadas, de modo que los trabajadores se trasladen a la oficina que les quede más cerca de su domicilio o de acuerdo a la tarea que desempeñen", dice Mercedes Ginevra, de GNVGroup.

Eduardo Di Buccio, business development manager de CBRE, sostiene que esto "implica crear varias oficinas de menor tamaño y densidad, más cercano a zonas suburbanas fuera del centro urbano".

"La envergadura de las compañías, sumado a la oferta de oficinas fuera de los submercados tradicionales de Buenos Aires, hace que este modelo sea de difícil aplicación. Por otro lado, las limitaciones en el uso del transporte público y la aversión a lugares congestionados podrían facilitar el crecimiento de submercados fuera del centro tradicional", agrega.

Del mismo modo se está pensando el espacio dentro de la oficina: con flexibilidad y movimiento. "Se repiensa en tamaño y funciones. Se profundiza la tendencia a que las personas ya no tengan escritorios propios, sino que trabajen en open spaces", suma Ezequiel Palacios, director asociado de Glue Executive Search.

"Este futuro del trabajo impactará en los líderes, que tendrán que adaptarse y romper las históricas estructuras de las oficinas, la presencialidad, la comunicación, motivación y supervisión; aspectos que tendrán que desarrollarse con equipos parciales y en un mismo ámbito compartido", dice Hernán Baños, director general de Expertise Consultores.

Para Carlos Contino, socio gerente de Cona RH, se vislumbra "el ocaso de una forma laboral y el corrimiento hacia un tipo de trabajo para el que hay que preparar a nuestras fuerzas laborales. El desarrollo de mercados laborales más adaptativos se da en un contexto donde las nuevas tecnologías y la hiperconectividad favorecen que las personas ya no vayan al trabajo, sino que la tarea vaya hacia ellos".

Hasta marzo, no eran pocas las empresas, sobre todo las de IT, que competían por el talento diseñando mejores paquete de beneficios, y entre sus ingredientes siempre estaban las oficinas. "La oficina era un alto valor de atracción y planeamos que lo siga siendo. Mantendremos las zonas diseñadas para aumentar la creatividad o tomar un respiro o disfrutar de un encuentro. 

Por ejemplo, la sala de música, la pista de bowling o los espacios de chill out y de parrilla, cada oficina tiene su mística. Modificaremos las áreas de trabajo para que sean más colaborativas y se amplíe la gama de alternativas de formas de trabajo", explica Eduardo Oppenheimer, VP Corporate Real Estate de Globant.

"Lo primordial es garantizar la salud de las personas y seguiremos utilizando el teletrabajo. La lucha contra el Covid-19 está lejos de haber terminado. Estamos dispuestos a trabajar con los ciudadanos y los gobiernos para superar este desafío y redefinir por medio de la tecnología el nuevo modelo híbrido de trabajo que va a existir", concluye Adrián De Grazia, Americas Inside Sales Director & Argentina Country Lead de Intel.

"Aumentó la vacancia. Empresas que se dieron cuenta que podían trabajar a distancia sin inconvenientes dejaron los espacios físicos. Las empresas de servicios y IT encabezan esta lista. Otras redujeron los espacios al implementar sistemas de trabajo físico rotativo. Algunas recurren al uso de espacios de coworking cuando necesitan espacio físico, reduciendo su gasto en alquiler y mantenimiento", describe Juan Ignacio Mel, gerente Comercial de Mel Propiedades.

En esta nueva etapa laboral, hay un condimento que tomó mayor relevancia: la higiene. "Instalamos un abrepuertas que funciona con los pies y aplicamos protocolos para que no se compartan vasos, platos y cubiertos", detalla Matías Victory, gerente de RR.HH. de MCain Cono Sur. "Se adecuaron los aires acondicionados compartidos en el edificio con un filtro especial. En todos los espacios se cuenta con alcohol en gel y también diseñamos un uso de circulación obligatoria. Con esto logramos que las personas no compartan espacios, ya que hay caminos para que solo se pueda circular por un pasillo con un sentido", añade.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios