Industria automotriz

Nueva Ranger: Ford puso primera en Pacheco con su inversión de u$s 580 millones

El óvalo ya inició obras de reformas estructurales en su planta. Es el mayor desembolso desde la inauguración de la fábrica, en 1961. La pick-up entrará en producción en 2023 y se destinará en un 70% al resto de América latina.

Ford ya puso primera con la inversión de u$s 580 millones para fabricar la próxima generación de su pick-up Ranger en el país. La estadounidense inició las reformas estructurales de su planta de General Pacheco, la mayor reestructuración en la historia del complejo, inaugurado en 1961.

En diciembre, Ford anunció el desembolso. Por monto, es el mayor que haya recibido la filial, cuya fábrica cumplirá 60 años en septiembre. El objetivo es producir la futura Ranger -el óvalo la hace en el país desde su primera generación, en 2003-  a partir de 2023, para exportar al resto de América latina

Aunque la empresa nunca lo divulgó oficialmente, para que el proyecto sea rentable, debe alcanzar un mínimo de producción de 60.000 unidades anuales, cifra por encima del promedio del modelo en los últimos años. El 70% se destinará al exterior. Además, el 30% de los u$s 580 millones será para desarrollar autopartes locales.

"Haremos Pacheco a nuevo", anticipó en su momento Martín Galdeano, CEO local del óvalo. Por lo pronto, la planta detuvo su producción durante cinco semanas, entre marzo y abril, para avanzar con los cambios estructurales. En su planta de estampado, hizo trabajos de infraestructura para incorpora una nueva línea de prensas de alta velocidad. Eso requirió tareas de movimiento de suelo y cimientos, y la elevación de los techos actuales.

En tanto, en el sector de carrocería, se incorporaron nuevas celdas automáticas con tecnología de última generación y se están comenzando a instalar 338 robots de soldadura y  manipuleo, un proceso que concluirá a mediados de 2022.

Por su parte, en la planta de montaje, se instaló una línea completamente nueva para el proceso de dress-up de motores y se hicieron los trabajos para instalar la futura línea de chasis. "Permitirá mayor flexibilidad para la fabricación de la nueva plataforma de Ranger", explican en Ford.

La inversión, además, contempla nueva infraestructura para el complejo, en materia de techos, pisos y un sistema de iluminación que incorpora tecnología LED. Esto hará que la planta sea más sustentable, con menor consumo de energía.

Otro cambio es que, en 2020, Ford y sus equipos de trabjo empezaron a implementar prácticas y tecnologías de Manufactura 4.0, como paso inicial para incorporar herramientas, equipamientos y procesos de última generación.

Mientras Ford lleva adelante las obras, su planta continúa haciendo la actual versión de la Ranger. De hecho, la semana pasada, el óvalo, cuya fábrica trabaja a dos turnos, anunció un aumento de actividad, que llevará los volúmenes de ese modelo a niveles 30% superiores a los de pre-pandemia.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios