Préstamo

Mientras soluciona la escasez de botellas, la industria del vino recibe u$s 40 M del BID

La Corporación Vitivinícola (Coviar) recibió la confirmación del crédito del organismo multilateral de parte del presidente Alberto Fernández, quien, además, reconoció a las bodegas argentinas que figuran entre las mejores 100 del mundo. Quiénes recibirán los fondos y para qué

Los pequeños productores vitivinícolas recibirán aportes por u$s 40 millones para mejorar su sostenibilidad económica, social y mediambiental, a través de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el marco del actual Plan Vitivinícola 2030 (PEVI 2030), que instrumentará la Corporación Vitivinícola (Coviar), ente público-privado de la industria, durante un plazo de cinco años.

Este jueves, el presidente Alberto Fernández, junto al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, entre otros funcionarios, y autoridades del BID, confirmaron a la Coviar en Casa Rosada la implementación del segundo Programa de Apoyo a Pequeños Productores Vitivinícolas (Proviar II). 

Entre 2009 y 2014, se había desarrollado el Proviar I, que benefició a más de 3400 pequeños productores de todo el país, con eje en la integración, con un crédito de la misma entidad, por u$s 50 millones.

El Proviar II surgió tras un análisis y reformulación que se llevó a cabo desde la Coviar a partir de 2015, tomando como base los resultados obtenidos en la primera edición del programa y proyectando la segunda edición de este proyecto integral de asistencia, que promueve la integración de los distintos eslabones de la cadena vitivinícola, con el foco puesto en la sostenibilidad social, económica y medio ambiental de la producción vitivinícola argentina integrada, según los objetivos estratégicos trazados fijados en el PEVI 2030.

"Es importante la confirmación de este crédito, porque significa que tendremos recursos para asistir a los productores más pequeños en aspectos relacionados a la sostenibilidad, según los objetivos del PEVI 2030. Sería aplicado a partir de 2022, posiblemente, y aún resta definir cómo. En el oeste argentino vivimos una crisis hídrica, con lo cual parte de los aportes irán a mejorar la eficiencia de riego y energética de estos productores", explica José Alberto Zuccardi, presidente de la Coviar.

Zuccardi destacó los logros del Proviar I que, con u$s 50 millones asistió a 3500 pequeños productores y 140 bodegas, en mejoras en los viñedos e integración y asociatividad de los productores.

 

En la vendimia de este año, los productores de uva lograron una mejora en los precios, tanto de la materia prima como de los vinos básicos, tras varios años con valores bajos. "En la última cosecha se equilibraron stocks y la situación de los pequeños productores mejoró desde entonces, con mayores precios. Hay unos 18.000 en todo el país", precisó Zuccardi.

La Coviar es el organismo subejecutor de este programa de financiación, que otorga asistencia no reembolsable a pequeños productores o establecimientos vitivinícolas, quienes deben aportar un 60% adicional al dinero recibido.

Por otro lado, más allá de este préstamos, Zuccardi destacó que la Coviar hizo un acuerdo con el Gobierno de Mendoza y una cristalería para que las pequeñas bodegas y productores puedan acceder a botellas de vidrio, que escasean desde hace meses en el país

"Si bien afecta a todas las bodegas, las más pequeñas lo padecen más, porque no tienen tanto peso para negociar con las productoras de botellas. Por el acuerdo, se asegura que van a recibir botellas", explicó.

La expectativa es que en breve pueda resolverse el faltante de botellas. La empresa Cattorini puso en marcha un horno adicional y dos nuevas líneas en Mendoza, que permiten producir 500.000 botellas adicionales por día. Verallia, tras el incendio, sigue fabricando pero a menor ritmo; están tratando de reparar daños para volver a la producción normal", comentó.

Reconocimiento a las mejores bodegas del mundo

Durante el acto, el presidente Alberto Fernández destacó la importancia de la industria vitivinícola "para la economía argentina" y que "es clave desarrollarla para beneficiar a muchas regiones. El vino es un producto noble que exige trabajo, inversiones a largo plazo y el diálogo permanente de todos los actores", destacó el Presidente. 

Luego, otorgó reconocimientos a las ocho bodegas argentinas que fueron premiadas entre las mejores 100 del mundo, en el ranking The World's Best Vineyards: a Familia Zuccardi Valle de Uco, que fue por tercer año elegida como la mejor del mundo; Catena Zapata (7º), Trapiche (18º), El Enemigo (24º), Colomé (35°), SuperUco (42°), El Esteco (53°) y Salentein (67°).

"Este reconocimiento es importante, porque da visibilidad y pone al vino en la agenda nacional. El vino es un producto con mucho valor agregado y que aporta a la marca país. Tanto el Presidente como Domínguez lo destacaron", dijo Zuccardi.

En la Argentina hay 215.169 hectáreas cultivadas con vides en 18 provincias. A nivel país, existen 23.782 viñedos en producción, y unos 16.484 productores, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). Además, existen 1237 bodegas y se estima que el sector genera, de forma directa, 146.00 puestos de trabajo y más de 240.000 indirectos. 

El 75% de la producción vitivinícola se comercializa en el mercado interno, mientras que el 25% restante se destina al mercado externo.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios