Cierre de 15 días

Los shoppings alertan que las restricciones los "ponen nuevamente en crisis"

La cámara del sector advirtió sobre "peligro real" de cierre de empresas y pérdida de empleos en el sector. El año pasado, sus ventas cayeron más de 60%. Hoy tienen el 10% de sus locales vacíos y anticipan que, después de esta clausura, podrían ser el doble

Tras el cierre por 15 días que decidió el Gobierno, los shoppings piden la revisión de esa medida, que, dicen, los pone "nuevamente en crisis". En tal sentido, reclaman "no ser discriminados" frente a otras actividades económicas, al tiempo que advirtieron sobre un "peligro cierto" de cierre de empresas y empleos en el sector.

"Los cuidados puestos en ejecución por la totalidad de los shopping centers, en cumplimiento de los protocolos que rigen nuestra actividad, nos permiten reclamar la reconsideración de la medida adoptada", aseguró la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC), que nuclea a los principales centros comerciales del país. 

"Téngase en cuenta que nuestro sector, apenas, iniciaba su recuperación después de casi siete meses de inactividad, registrada durante el año pasado, cuando, por la decisión que se adopta, se lo pone nuevamente en crisis", agregó. 

En tal sentido, la CASC expresó su "profunda conmoción" ante "el peligro cierto de pérdida de empresas y empleos" en la actividad, a partir de las restricciones que decretó el Poder Ejecutivo Nacional.

"Lo señalado no importa desconocer el grave momento que viven nuestra nación y el mundo, con motivo de esta nueva ola de contagios provocada por el Covid-19", aclaró el comunicado, que lleva firma del presidente de la entidad, Ramón Villaveirán, y de su gerente general, Mario Nirenberg.

Pero, a su vez, explicó que los shoppings "no son vectores de contagio, sino lugares cuidados que generan capacidad contributiva, trabajo formal y un espacio de interacción comunitaria responsable".

El año pasado, los shoppings estuvieron cerrados desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) hasta octubre, cuando se les permitió comenzar a funcionar con protocolos y horarios restringidos. La semana pasada, ante la inminencia de nuevas medidas por parte del Ejecutivo nacional debido al rebrote de coronavirus, la CASC emitió otro comunicado, en el que aclaró que, si bien el sector estaba en recuperación, con altos niveles de flujo de visitantes para las restricciones de aforo permitidas, su situación distaba de ser "la ideal".

En ese momento, recordaron que, en octubre, el nivel de vacancia en muchos shoppings del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) llegaba al 25%. A este mes, en cambio, estaba en torno al 10 por ciento.

"Gracias al esfuerzo de la industria y de los comerciantes, muchos locales que habían quedado vacantes durante la pandemia vuelven a estar ocupados", manifestó.

Sin embargo, ya el jueves, después de que Alberto Fernández develara que, entre otras decisiones, también había definido el cierre de los shoppings durante 15 días, el gerente general de la CASC, Nirenberg, le anticipó a El Cronista Comercial que esas dos semanas de inactividad podrían detonar la rescisión de contratos y salida de marcas, lo que llevaría el nivel de vacancia a, por lo menos, el 20%, el doble del actual.

En 2020, las ventas de los shoppings, a precios constantes -es decir, en términos reales- cayeron 60,9%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En enero de 2021, último dato disponible del organismo, sumaron $ 4000,1 millones -también, a precios constantes-, un 31,5% menos que en el mismo mes del año pasado.

 

Según la CASC, durante el primer año de pandemia, sus asociados acumularon pérdidas por $ 1200 millones en concepto de expensas impagas, lucro cesante y alquileres no cubiertos.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios