Plan de expansión

Los Platitos cerró en Costanera pero busca revancha con locales nuevos y franquicias

Abrió en Canning y apunta a conseguir una nueva locación para reemplazar al famoso 'carrito' que desalojó el Gobierno porteño, uno de los más famosos de ese polo gastrónomico. Qué barrios mira y cuántos restaurantes prevé inaugurar. Cómo sigue su conflicto legal

Luego del cierre forzoso del parador de Costanera NorteLos Platitos 57 no se resigna y va por más. La tradicional parrilla, que dejó de servir sus famosos sándwiches de cuadril en aquel puesto después de 44 años, busca la revancha.

Ubicado en Avenida Rafael Obligado 1750, a metros de Ciudad Universitaria, el clásico comercio fue clausurado en marzo y bajó sus persianas de forma definitiva el 20 de mayo. No fue víctima de la pandemiaDebió abandonar el predio por un conflicto con el Gobierno porteño, que lleva adelante un proyecto de transformación en la zona, en el marco de la creación de 'Distrito Joven'.

A fines del año pasado, se le venció la concesión del inmueble, propiedad de la Ciudad de Buenos Aires, y pese a la negativa de los empleados, la Administración de Bienes porteña los desalojó. Aunque la puja por el espacio continúa, el mítico restaurante intenta dejar atrás esta etapa para dar lugar a un nuevo comienzo.

 Arcor se expande en alimentos y entra en el negocio de las pastas secas

Ahora, busca una locación para reemplazar la estructura que cerró y ya abrió un local en la localidad bonaerense de Canning, en el partido de Ezeiza, que demandó una inversión inicial estimada en $ 5 millones. Además, planea la apertura de otras tres sucursales y prevé expandirse con franquicias.

"Buscamos un inmueble de las dimensiones del de Costanera, en sus cercanías. Es difícil encontrar uno de esas características. Sabemos que, probablemente, no consigamos un estacionamiento tan grande. Los barrios que evaluamos son Belgrano, Palermo, Vicente López y San Martín", cuenta Eduardo Bianco, hijo de Antonio Bianco, el fundador de la parrilla, de 95 años.

Bianco hijo acompaña a Don Antonio, 'El Tano', como le dicen los que lo conocen, en la gestión del negocio, que empezó en 1960 como un carrito rudimentario que ofrecía solamente choripán, hasta que en 1972 se transformó en restaurante con la mudanza al puesto 57 de la Costanera, donde tenía tres salones.

El nuevo local en Canning

"La idea es abrir tres locales más, por lo menos. Estamos en conversaciones con una empresa mexicana que se interesó por replicar el concepto con franquicias, un modelo que también aspiramos a poner en marcha", adelanta Bianco. 

Su sobrino, Diego Constantino, está a cargo de la sucursal que levantó la persiana en Canning, donde trabajan 30 empleados. Su abuelo, 'El Tano' lo ayudó a montarla, en un contexto en el que mermó la actividad de su empresa de alquiler de equipamiento para eventos. "Trajimos buena parte de las sillas, las mesas y la vajilla de mi firma en Hurlingham", explica Constantino.  

Los fines de semana venden, en promedio, 1200 cubiertos diarios, a través del salón, el delivery y el take-away. "La oferta es la misma que el menú de Costanera. El plato que más sale es el clásico sándwich de cuadril con papas fritas", sostiene. 

Los sándwiches de cuadril es lo más vendido

La sucursal mantuvo el espíritu de la pionera: el cartel de bienvenida con su características letras y colores, la barra de metal -el sitio más codiciado por sus habitués- y las sillas de cuerina.  

Funciona todos los días de 12 del mediodía a 2 de la mañana e intenta ganarse una clientela fija. "Los fines de semana recibimos mucho público. La marca se está haciendo conocida en la zona y cada vez más vemos caras repetidas. También, viene mucha gente que nos visitaba en Costanera", dice quien trabajó un tiempo junto a su abuelo. 

Por el local original de Los Platitos, pasaron famosos del mundo de la política, el espectáculo y el deporte, como Carlos Saúl Menem y su hija, Zulemita; Mauricio Macri, Susana Giménez, Jorge Porcel y Carlos Monzón. También fue spot de grabaciones de escenas de películas, como "Un novio para mi mujer", con Adrián Suar y Valeria Bertuccelli como protagonistas. Con el coronavirus, vendió centenares de sándwiches, con filas que se armaron en la calle.

Aunque fuentes allegadas a la administración porteña ya dan por cerrado el caso, desde la compañía insisten con su reclamo por "lo desprolijo que fue el proceso". Lo cierto es que en diciembre resultó adjudicataria de la licitación del módulo la sociedad Madero Eventos y Los Platitos se prepara para un nuevo período de su historia.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios