Innovación

Los planes de Techo tras ser la primera organización en salir al mercado de capitales

Qué hará la ONG que construyen viviendas de emergencia con lo que recaudó con la emisión de la ON.

Dos años le llevó a Techo el proceso para convertirse en la primera organización social en financiarse en el mercado de capitales en el país. Y esperan, ahora, no ser la única.

La sugerencia de financiarse de esta manera fue de sus propios asesores, pero lo cierto es que la organización hace tiempo venía buscando fondeo, no solo ya para financiar sus proyectos, sino para lo que ellos llaman capacidades fundaciones: ser una organización más sólida y con mayor impacto.

"Las organizaciones de la sociedad civil tenemos un problema grande de desarrollo institucional porque tenemos limitaciones para acceder a instrumentos de financiamiento clásicos, que en general fueron pensados solo para empresas con fines de lucro", sostiene Eric Jallof Nieto, director de Gestión e Información de Techo, quien cuenta que ya contaron su experiencia a Techo Chile.

Techo ya construyó en la Argentina 15.500 viviendas

Tan inédito fue el paso que dio la organización que, incluso, no había reglamentación en muchos de los temas. De ahí, que en el proceso hubo varias reuniones con la Comisión Nacional de Valores (CNV) para lograr cambios normativos que hicieran esto posible.

Crearon una academia que financia a sus estudiantes hasta que consigan trabajo

EN QUÉ INVERTIRÁ TECHO LO RECAUDADO

La organización, colocó exitosamente Obligaciones Negociables (ONs) por $ 18 millones, construirá su propia fábrica en Escobar, donde les cedieron un terreno.

"Hasta ahora veníamos alquilando las dos fábricas sociales que tenemos: una en San Martín, la otra en Posadas, Misiones y donde construimos los paneles que se usan para levantar las viviendas", cuenta Jallof Nieto.

De esta forma, mudarán la planta a Escobar, obra que ya está comenzada que llevará unos seis meses y el ahorro de dicho alquiler será el repago de la ON emitida.

"Ya teníamos el proyecto de obra hecho. Y ya comenzamos a comprar materiales", agrega Jallof, quien da números: ambas fábricas producen para construir las 1000 viviendas promedio que se hacen al año, aunque tienen capacidad para unas 2000.

Con la ampliación de la capacidad, además, ya se está evaluando la expansión de Techo a otras provincias.

"Estamos en etapa de evaluación para abrir una sede en Mendoza: búsqueda de voluntarios y financiamiento para la apertura", explica el responsable de Gestión.

La organización ya tiene estudiado el impacto que genera en las familias a las que ayudan la construcción de una vivienda. "Se probó que tener un Techo mejora también la calidad del sueño, la seguridad y el bienestar de las familias", dice Jallof.

En la Argentina, Techo ya lleva construidas 15.500 viviendas desde 2003. Y la organización luego sigue la trayectoria habitacional de estas familias. 


Tags relacionados

Compartí tus comentarios