Fabrican en Mar del Plata

Los hermanos que soñaban con fabricar mayonesa y ahora tienen su propia marca que la rompe

Daniel y Fernanda de Santa Eduvijes fundaron Delpack en 2003 con la idea de envasar para terceros y se convirtieron en uno de los principales fabricantes de marca blanca para supermercados. Hoy planean exportar con su propia etiqueta.

En 2003, Daniel de Santa Eduvijes y su hermana Fernanda se juntaron en un café para diagramar su proyecto. Por su trabajo, él había conocido el modelo de negocios de fasón y tenía un sueño que quería cumplir: producir mayonesa. Anotaron todo en una servilleta y al poco tiempo estaban al mando de Delpack, un emprendimiento marplatense que empezó envasando productos para terceros y ahora lanzó su propia marca con perspectivas de llegar al exterior.

La compañía no solo lleva el espíritu familiar entre sus socios gerentes, sino también en su nombre. Los hermanos eligieron llamarla así inspirados por el nombre de sus padres: Delia y Paco. Comenzaron su camino en una pequeña planta de 160 metros cuadrados y en septiembre de 2004 consiguieron su primer caliente, una empresa de snacks. Recién en 2007 lograron seducir a una multinacional, McCain. Ahora trabajan con firmas como Pepsico, Havanna, Unilever y cadenas de supermercados, entre las que están Carrefour, Walmart, Makro y Coto.

"Nace para prestar servicio de envasado para terceros y con los años se fue transformando en una empresa de elaboración de productos alimenticios", contó Fernanda, en diálogo con Magazine Empresario. La sociedad involucró la fusión de sus especialidades. Ella, ingeniera química y su hermano con experiencia en la ingeniería mecánica. "En mis viajes había conocido el concepto de copacker y ahí me dije, hace más de 20 años, que quería tener una empresa de esas características", aseguró el socio gerente.

Negocio en crecimiento

Actualmente la planta de elaboración se encuentra en el Parque Industrial de Mar del Plata, donde están desde 2009, y tiene alrededor de 2000 metros cuadrados. Con los años fueron agregando líneas de producción, tras lanzar la unidad de negocios de marcas blancas en 2014. Un año después desarrollaron la fabricación de polvos y en 2018 la línea de líquidos y aderezos.

Si bien cuentan con tres patas de negocio, la más importante hoy es la de fabricación de productos alimenticios para otros clientes. Esta se divide en dos: polvos y deshidratados, donde se destacan los purés, salsas, caldos y sazonadores tanto para mercado gastronómico como retail; y la división de líquidos y pastosos, ahí se encuentran los aderezos, aliños y salsas. Las otras unidades son de copacker, fraccionando o envasando productos alimenticios y suplementos dietarios; y de maquila, con la que reempacan o arman combos promocionales de productos ya envasados.

Este año, los hermanos decidieron dar un paso más y lanzaron su propia etiqueta: Plenna. Para esto, aplicaron al Programa de Apoyo a la Competitividad del Ministerio de Desarrollo Productivo para contratar a un estudio que diseñara su marca. Esta servirá como paraguas para diversas categorías, desde aderezos y aceites hasta premezclas, salsas en polvo y jugo de limón. También quieren que Plenna tenga una línea de productos veganos y orgánicos. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios