sigue el conflicto

La justicia desalojó un bloqueo en Loma Negra que hacía peligrar la producción

Señalan a un grupo de personal de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) que se niega a aceptar un nuevo encuadramiento para los trabajadores de la empresa

Los conflictos en Loma Negra, la mayor cementera del país, no se detienen. Durante el mediodía de hoy la justicia desalojó a un grupo de trabajadores que se estaban manifestando dentro de la planta de Olavarria poniendo en peligro la producción de la empresa.

La compañía apunta a la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), gremio con el que la empresa, del grupo brasileño Camargo Correa, ya mantuvo un fuerte conflicto en diciembre del año pasado, que la llevó al momento crítico de apagar sus hornos e, incluso, evaluar el freno de sus entregas debido al agotamiento de su stock.

De hecho el desalojo fue confirmado por el secretario general de AOMA Olavarría, Alejandro Santillán

La noticia se conoció a través de un video difundido por el mismo dirigente "estamos siendo notificados del desalojo por parte de una jueza es más importante la propiedad privada de una firma multinacional como Loma Negra que precariza a los trabaajdores que para que cumpla con los derechos hay que hacerle juicio y así todo nos cuesta muchísimo".

El conflicto surge porque en diciembre, AOMA Nacional y Minerar, su proveedor del servicio de explotación de piedra, había llegado a un acuerdo con la empresa para cambiar el encuadramiento sindical de sus empleados, algo por lo cual había presionado el gremio.

Sin embargo, AOMA se niega a aceptar en su totalidad el nuevo encuadramiento acordado -en el rubro Cemento- y adoptó nuevas medidas.

En esa planta, Loma Negra concentra el 70% de su producción. Por lo que ayer, la compañía ya había adelantado que denunciara al gremio por "usurpación de propiedad privada y restricciones a la libertad de trabajar". 

Y hasta había asegurado, en un comunicado, que Este bloqueo podría obligar a la compañía a tener que apagar los hornos de producción de cemento por falta de materia prima, con el consecuente daño.

En el primer semestre, las ventas de cemento, albañilería y cal de Loma Negra crecieron 39,5%, a 1,4 millones de toneladas. Las de hormigón y agregados se dispararon 583,6% y 620,1%, respectivamente. Su facturación subió 46,6%, a $ 14.269 millones, y su ebitda consolidado mejoró 74,1%, a $ 4354 millones. Sin embargo, como consecuencia del pago único de anticipo del impuesto a las ganancias, el ejercicio finalizó en rojo: una pérdida neta de $ 1265 millones.

Tags relacionados

Comentarios

  • CRC

    CARLOS RAUL CARNERO

    23/10/21

    Es inviable un país con este tipo de trabajadores. Son vagos!

    1
    0
    Responder
  • LA

    Lola Antifora

    22/10/21

    Que asco

    0
    0
    Responder
  • NL

    Nicolas Lionel

    22/10/21

    Cuando se quiere se puede.

    0
    0
    Responder