CEO Profile

Llegó de Brasil en plena pandemia para hacer crecer el negocio de Alba y Cetol

Oriundo de Brasil, desde febrero de este año Fernando Domingues está al frente de la operación local y la de Uruguay de AkzoNobel, dueña de las marcas de pinturas Alba y Cetol.

Fernando Domingues, oriundo de Brasil, encabeza el mercado argentino y el uruguayo de AkzoNobel desde febrero de este 2021, cuando todavía regían muchas restricciones para los viajes internacionales. La compañía, que tiene en su portfolio a marcas como Alba y Cetol, vio un comportamiento dispar en su demanda con la pandemia del Covid, ya que mientras la actividad de la construcción se frenaba, los arreglos en domicilios particulares trepaban durante el aislamiento.

Ante ese escenario se encontró Domingues cuando le tocó desembarcar en el país para liderar el negocio, con un comportamiento y una cultura muy diferentes a las de Brasil. El ejecutivo cuenta con una trayectoria de más de 14 años en la compañía, en la que pasó por roles de ventas y marketing, basado en San Pablo pero con una responsabilidad regional.

"El gran desafío es que podamos hacer crecer nuestro negocio con la nueva estrategia de la empresa", sostiene Domingues, haciendo referencia a un plan hacia 2023 para aumentar la participación en los mercados más importantes, manteniendo la rentabilidad. "La empresa sigue invirtiendo fuertemente en la región y queremos aumentar nuestra relevancia", indica Domingues sobre la firma neerlandesa, que en este 2021 inició el proceso de adquisición (aún no concluido) del grupo Orbis, un jugador colombiano de pinturas y revestimientos.

"Queremos encabezar el proceso de creación de valor y para eso tenemos que apuntar en dos direcciones: ofrecer a las personas cada vez más productos para decorar sus hogares y, a la vez, brindar pinturas con una mayor funcionalidad", explica el director general.

Esto tiene que ver, por un lado, con las líneas que apuntan a mejorar los colores, con efectos, terminaciones y microperlas. En tanto, en lo que respecta a la funcionalidad, Domingues comenta que se relaciona con artículos con un mayor poder cubritivo o de protección y que facilite la limpieza. "Podemos ganar market share desde la innovación y a través de la comunicación de marca", analiza el ejecutivo quien además explica que en la Argentina se da un consumo de segmentos más premium que en Brasil.

En cuanto a sus objetivos profesionales en este nuevo escenario, dice: "Quiero aprender la idiosincrasia de la Argentina y Uruguay y seguir aprendiendo a trabajar con las personas, es un constante deseo. Las personas siempre aportan mucho a nuestros conocimientos y nos ayudan a crecer en lo profesional".

A su vez, la relocalización también le abre la puerta a logros personales: "Es un desafío también para la familia, sobre todo para mis hijos -de 7 y 11 años-, quienes deben aprender el idioma y la cultura. Queríamos darles la oportunidad de vivir esto a esta edad, porque es más fácil hacerlo cuando son más chicos", considera sobre la adaptación y el desarraigo.

Ahora, con las fronteras abiertas, el ejecutivo dividirá su tiempo entre la Argentina y Uruguay. "La pandemia dificultó los viajes internacionales, pero ya estoy vacunado y ya tengo una agenda programada en Uruguay", adelanta.

A la hora de hablar de su tiempo libre, el director general reconoce que está siendo más disciplinado para desconectarse del trabajo y estar con su familia y hacer otras actividades. "Estoy andando en bicicleta, me inscribí a la carrera en el camino de los Siete Lagos -que se llevará a cabo el próximo domingo- y me estoy preparando desde marzo", cuenta. Además, comenta que le encanta el asado y el mate, como algunas de las costumbres que adoptó. 

"Estoy aprendiendo a hacer asado a la manera argentina, me encanta el proceso, el tiempo invertido y el momento con amigos". La técnica, dice, ya fue aprobada por el paladar local. "También juego al tenis, pero con menor intensidad, y me gusta el fútbol, soy hincha de São Paulo", concluye Domingues. Todavía no eligió ningún equipo local para ser hincha. 

El texto original de esta nota fue publicado en la edición 335 de la revista Apertura

Tags relacionados

Compartí tus comentarios