Encuentro de los líderes

Nuevos liderazgos: qué están buscando las empresas hoy

Luis Guastini, de ManpowerGroup; Gabriel Bussola, de Libra Seguros, y Antonio Aracre, de Syngenta participaron del panel Management y liderazgo junto a Horacio Riggi, subdirector de El Cronista

El panel de Management & Liderazgo estuvo integrado por Luis Guastini, director general y presidente de ManpowerGroup Argentina; Gabriel Bussola, presidente de Libra Seguros, y Antonio Aracre, presidente de Syngenta para Latinoamérica Sur bajo la coordinación de Horacio Riggi, subdirector periodístico de El Cronista.

El panel analizó las cualidades, las características y los efectos de la pandemia de los liderazgos, un tema clave que fue agenda durante estos años.

Guastini destacó al comienzo que "hicimos un estudio que arrojó que uno de cada tres líderes está cansado, angustiado, agobiado, estresado", pero que "la pandemia demostró la incompetencia de muchos líderes".

Al respecto, Bussola agregó que la pandemia "aceleró muchas situaciones" y que los liderazgos tuvieron que pasar a otro plano para poder "adaptarse a la situación".

También analizó la nueva perspectiva de un líder y aseguró que un líder tiene que priorizar "la contención, el acercamiento a su equipo y estar atento a lo que necesitan las personas".

Otro tema de importancia para el panel fue la contención del líder. El presidente de Syngenta negó que "un líder sea un superhéroe", algo que antes de la pandemia se aseguraba de manera constante y que en la actualidad cambió por completo.

La cuestión generacional también fue núcleo de la charla, Aracre comparó a su generación con la actual. "Antes el gerente general de una empresa era envidiado porque su posición era de privilegio, no le rendía cuentas a nadie y hoy el gerente de una empresa es plebiscitado constantemente por sus empleados", señaló.

"Los cambios fueron enormes, que se veían venir, relacionados con la tecnología, pero que la pandemia aceleró por completo" aportó Guastini.

El presidente de Libra Seguros afirmó que el cambio generacional en su equipo "es muy claro" y que las prioridades de sus empleados pasan por otros lugares. "Hoy yo creo que las nuevas generaciones buscan disfrutar en el mientras y es algo que hoy uno también se replantea".

"La remuneración económica no es prioritaria, la remuneración emocional es algo muy buscado, algo que se suma a estos cambios generacionales muy interesantes, algo que el líder tiene que ejecutar, priorizar la pasión por sobre la presión" según Bussola.

En cuanto a las necesidades de los empleados actuales, Antonio Aracre destacó tres muy importantes: Conexión del negocio de la empresa con sus valores personales, le tiene que gustar lo que hace y sentir que su jefe lo respeta, algo que si no se cumple puede "generar un malestar en el empleado",

Cómo seducir al empleado

Estos cambios, también tienen nuevas problemáticas y una de ellas es la competencia entre empresas para captar la atención de los empleados a través de nuevas comodidades. En línea con esto los líderes del sector hicieron un acercamiento con respecto a este tema.

Guastini marcó un gran "desfasaje entre oferta y demanda" que puso en evidencia a un grupo reducido de personas que tienen esas habilidades por las que las empresas "compiten para atraerlas o para que se queden en su organización".

Bussola coincidió con su par y retomó la idea de la elección que toman los empleados a la hora de conservar su puesto laboral. "El líder tiene que trasladar la pasión, algo que es muy importante para que las personas tomen esa elección y se queden en su puesto"

Aracre comparó a esta situación como un "Tinder permanente, dónde la seducción del empleado al empleador y viceversa, tiene que tener un match constante". Ambos tienen que ver y entender que pueden generar un impacto en sus funciones, algo que es importante para que no se pierda el interés de ambas partes.

La "empleabilidad" constante también fue otro de los términos que circuló en el panel, algo que tiene que transmitirse de parte del líder hacia el empleado. El presidente de Syngenta destacó este término por sobre el de estabilidad porque es algo que "ya no se puede garantizar".

"Las nuevas generaciones ya no valoran la estabilidad, si lo hacen con la empleabilidad, la rotación por diferentes posiciones dentro de la empresa, el aprendizaje permanente, algo que hace que estés mejor preparado para nuevos desafíos" concluyó Aracre.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios