Comercio minorista

Librerías ya se preparan para segunda ola de Covid y apuestan al e-commerce

La facturación del sector cayó hasta un 50% en 2020. Durante la pandemia, el 35% de los comercios adoptó las ventas virtuales. Hoy, más del 80% recurre a redes sociales, como Facebook e Instagram para concretar sus ventas

La cuarentena obligatoria que se extendió durante meses el año pasado generó mayor tiempo de ocio y fue la oportunidad, para muchos, de reencontrarse con la lectura. Pero eso no se vio reflejado en los números del negocio: según la Cámara Argentina del Libro (CAL), el 60% de las librerías cerró el año con caídas del 25% al 50% en sus ventas. En estos días, a la espera de una segunda ola, las firmas del sector aseguran estar preparadas con el uso de los canales online y redes sociales.

En 2020, los ganadores fueron los comercios de barrio. En cambio, los ubicados en el centro de la Capital resultaron los más afectados por el paso del Covid. "Hay librerías pequeñas, o medianas, las de barrio, que son las que mejor pasaron la pandemia. Uno cuando compra un libro, compra el tiempo libre. El primer curador es el editor; el segundo, el librero. Volvió el trabajo del librero de barrio a tomar protagonismo", explicó Juan Manuel Pampín, presidente de la CAL.

Y, si bien el 50% de los jugadores del sector cuenta con una tienda online, las ventas virtuales no lograron salvar 2020 pero sí los prepara para lo que vendrá. "El primer problema es que los lectores no están acostumbrados a tener que esperar el libro. El segundo son los costos. En promedio, un libro cuesta entre $ 800 y $ 1000 mientras que el envío sale $ 350. En proporción, la ecuación no le conviene al comprador", detalló Pampín.

En los primeros meses de confinamiento obligatorio, los canales de venta online fueron fundamentales, sobre todo, para las grandes marcas. "Resultó fundamental. Nos manejamos con Tematika, nuestro canal de e-commerce, que entrega a domicilio en todo el país. Y, también, les permitimos a nuestros locales de Yenny y El Ateneo vender telefónicamente a sus clientes barriales, mediante la implementación de pago con billeteras electrónicas y un sistema de delivery", indicó Jorge González, director comercial de Grupo Ilhsa, dueño de la cadena.

Hoy, en el país, existen 1600 bocas de librerías, contemplando las sucursales de las primeras marcas. Entre el 30% y el 40% está ubicado en la Capital Federal. "Hubo achicamientos pero no cierres masivos. En 2021, se mantiene, aproximadamente, este número de locales abiertos. El ATP ayudó mucho y, ahora, el Repro es un alivio. Pero no termina de resolver el problema", ejemplificó Pampín.

El Recoleta Mall se reconvierte en outlet para paliar la crisis

"No cerramos ninguna sucursal a pesar de la pandemia", agregó González. No obstante, muchas tiendas estuvieron meses sin poder atender al público porque estaban ubicadas en los principales shoppings porteños, que, recién, estuvieron habilitados a abrir sus puertas en octubre. Eso hizo que "la facturación fuera muy mala, no hay otro adjetivo", dijo González.

Según una encuesta difundida por la CAL, de las librerías de Capital y el Gran Buenos Aires, el 55% aseguró que, en 2020, la facturación terminó por debajo de los valores de 2019. "Los más afectados son los que se ubican en la zona céntrica, Micro y Macrocentro. También, las librerías especializadas, que están en cercanía a las facultades o Tribunales", detalló Pampín.

Si bien el sector logró atravesar una de las peores crisis de su historia, todavía, hay temor por lo que traerá el segundo semestre de este año. "Será un año difícil. La posibilidad de una segunda ola, la crisis económica, el cierre de fronteras que suspende el turismo. Son factores que pueden impactar mucho en nuestro negocio", resumió González, de Ilhsa.

Kioscos 24 horas se escapan del Microcentro y llegan a los barrios como los nuevos chinos

Sin embargo, el sector espera estar preparado para la segunda ola. "El 35% de las librerías incorporó el uso de ventas virtuales durante la pandemia. Hoy, el 88% utiliza Facebook para comercializar sus productos y otro 80% lo hace con Instagram, dos herramientas que se convirtieron en aliadas para sobrevivir los primeros meses de cuarentena", describió Pampín.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios