Palabra de CEO

Laura Barnator de Unilever: "Estamos con las fábricas a full, pero no es tan fácil hacer los cambios en las líneas que hoy requiere la demanda"

La número uno de la firma de consumo cuenta sus planes para adaptarse a esta coyuntura y da su opinión sobre los nuevos controles del gobierno

Se hizo cargo de la filial local de una de las empresas de consumo masivo más grande del país en plena pandemia y logró terminar el 2020 en "paridad".

Su receta, la flexibilidad, moverse rápido para cambiar de acuerdo a las necesidades del consumidor. Así, en dos meses la compañía logró comprarle a una pyme la línea de producción de alcohol en gel y, en un año complicadísimo, adelantó inversiones para fabricar localmente lo que Barnator llama "el lanzamiento estrella del 2020", jabones para lavar la ropa con una nueva tecnología diluible, uno de los responsables de que el año no fuera a pérdida.

Ambas iniciativas que forman parte del plan de inversiones de $ 111 millones que le anunció la firma en agosto del año pasado.

¿Hay planes de nuevas sustituciones de importaciones?

Todo el tiempo estamos encontrando alternativas, por un lado, para favorecer el tema de la salida de divisas y mejorar costos al producirlas acá. Pero, por otro, nos quedó claro que en muchas categorías tenés que tener planes alternativos porque a veces no es fácil, con el mundo como esta hoy, tener la disponibilidad de productos. Pero no siempre es tan fácil. No toda la tecnología ni los materiales están desarrollados acá.

Ahora estamos trabajando en la planta de Mendoza, que es donde se hace toda la parte de vegetales deshidratados para sopas y caldos, para seguir desarrollando a los productores y sustituir importaciones de ajo y cebolla que venían de China. Y también estamos trabajando fuertemente para hacer una planta mucho más exportadora.

Además, estamos trabajando con el tema de mayonesa vegana porque hay algunos temas en las regulaciones para poder seguir produciéndola acá.

En cada una de las categorías hay planes permanentemente porque hay planes de la compañía a nivel global permanentemente.Y, es con esa nuevas categorías la forma de ganar mercado. Con las nuevas tendencias, las nuevas necesidades del consumidor.

Babino, de Western Union y Pago Fácil: "Ni en 2002 recibimos tantas remesas del exterior como ahora"

¿Se perdió competitividad en la Argentina?

Es variable. También hubo alguna disminución de las retenciones en productos industriales. Lo que siempre necesitamos estar mirando es que la disponibilidad de materia prima y de los insumos que consumimos estén competitivos para poder vender nuestros productos a otras filiales. Por eso, es tan importante la mirada de la cadena de valor integrada, no solo mirar el precio final. 

Por eso, lo que hablábamos con el ministro Kulfas es la importancia de mirar la cadena extendida de valor y la competitividad con los otros países, porque nosotroa competimos con otras filiales nuestras en todo lo que es producto terminado. Materia prima tal vez podemos ganar mercado fuera de las filiales, pero básicamente cuando nosotros producimos un desodorante acá estamos compitiendo con otras filiales, en este caso, con Brasil. Entonces, para poder tener un producto exportador y seguir incrementando la balanza positiva -nosotros somos una de las firmas de consumo masivo con balanza exportadora más grande- necesitas entender todo, la parte impositiva, la parte de retenciones, la parte de compra de materiales, que compres competitivamente para tener el producto al menor precio para poder vender a las otras filiales.

Hoy, exportamos a mas de 30 países y es un 30% de la producción local.

¿Por qué trajeron la producción del jabón diluible a la Argentina?

Cuando adelantamos la inversión de este jabón, era una innovación muy tecnológica, de alta innovación y lo que se abastecía desde Brasil a Chile, Argentina y Uruguay ahora se hace desde acá.

Y teníamos asegurarnos el abastecimieto. Es un producto que esta siendo muy exitosos porque además es un 20% más económico. Y para poder trasladar ese ahorro al consumidor era importante producirlo localmente. Primero, trabajamos mucho con el gobierno por el tema de las restricciones a las importaciones, que enlentecen el ingreso de productos. Y nos ayudaron a que no se frenara.

¿Qué relación tienen con el gobierno con repecto a los controles de precios?

Estamos en dialogo permanente con la Secretaría y con el ministerio de Producción. De hecho siempre apoyamos, y más en el último tiempo, el programa de Precios Cuidados y hoy tenemos más categorías que antes y más marcas: ahora tenemos 14 marcas y 26 productos, a principio de 2020 eran 11marcas  y 19 productos, de etiquetas muy buena como Sedal, Rexona, Axe, Lux, Hellmann.

En cambio, creo que Precios Máximos tuvo sentido durante la emergencia. Ese tipo de controles, si no se mira la cadena extendida, en algún momento es muy difícil sostenerlos por que las rentabilidades se hacen insostenibles. Creo que Precio Máximos, tal como lo venía anunciando el gobierno, debería ir desapareciendo.

¿Qué opina sobre el SIPRE?

Muchas veces nos pidieron información de producción, de abastecimiento, de stock, de ventas. Todo lo que esté dentro de la ley lo vamos a hacer. Mi mayor preocupación es que, hoy, estamos muy abocados en poder abastecer el mercado. Y no tenemos a toda la gente trabajando, un 15% del plantel es factor de riesgo, la gente está muy cansada y a veces en lugar de poder concentrar el trabajo en cosas de valor agregado, haciendo lanzamientos, tenemos que desviar por algún tema de información. Pero todo lo que sea legal lo vamos a responder en tiempo y forma.

¿Hay problemas de abastecimiento?

Nosotros estamos con las fábricas produciendo a full, con las categorías de mayor demanda con turnos adicionales. Hubo algunas categorías en las que realmente la demanda nos superó. Un ejemplo, la Maizena que se triplicó la venta y tuvimos que salir a busca abastecimiento desde Brasil. Pero las fábricas no cambian tan rápido porque vos tenés líneas determinadas a ciertas categorías o determinados tamaños.

En nuestro caso, puede haber algunas faltantes puntuales pero básicamente porque en ciertas categorías nos sorprendió el volumen de ventas. En algunas pudimos rápidamente flexibilizar: por ejemplo, jabones para las manos. Los primeros meses tuvimos que cambiar líneas de shampoo para producir más jabones o adaptar una línea para hacer el alcohol en aerosol, como es el de Rexona, o salir a comprar una línea de alcohol en gel.

En dos meses salimos a buscar quien acá en la Argentina tenía una línea para alcohol en gel y se la compramos a una pyme. No son tan fáciles estos cambios que son drásticos.

¿Qué esperan para el 2021?

A esta altura entendimos que tenemos que estar preparados para la flexibilidad. Trabajamos en consumo masivo, la gente consumo. Lo que tenemos que hacer es para estar atentos y adapatarnos a las problemáticas del consumidor.

Si todo fuera más o menos razonable, sólo por una comparación con el año pasado, este año el consumo tiene que repuntar. Categorías para un lado y para otro. Pero,todo va a depender de dos factores: el primero la pandemia y el segundo, la situación económica: los planes de recuperación, el acuerdo con el Fondo, la inflación en los niveles como dice el ministro Guzmán...

El año pasado el consumo cayó en promedio un 5%, ¿cuánto podría repuntar este año?

En promedio, creemos que va a estar en valores positivos de un 2 o 3%.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios