Reclamo

Las prepagas piden que el Gobierno pague un bono mensual para sus 600.000 colaboradores

La Unión Argentina de Salud (UAS), que nuclea a las empresas de medicina privada, solicitó 10 medidas "transitorias" y "permanentes", mientras sigue la gestión por las subas en las cuotas de los planes. Este viernes, vencerá una conciliación obligatoria y hay anuncio de paros.

Las entidades de la medicina privada que componen la Unión Argentina de Salud (UAS) le solicitaron al Gobierno el otorgamiento de una gratificación extraordinaria mensual, financiada y abonada por el Estado en forma directa al personal de salud, más allá del acuerdo paritario 2021.

El plus solicitado equivale al 50% del sueldo neto básico de un enfermero, con lo cual, a valores actuales, el bono partiría desde $ 23.000. En el sector, estiman que alcanzará a 600.000 personas. Según la UAS, deberá comprender a todos los empleados en relación de dependencia, médicos con contrato de locación de servicios y residentes o alumnos de la carrera de especialización, sin diferenciación alguna.

El motivo del petitorio tiene que ver con que, este viernes, vence la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Las empresas anunciaron que reprogramarán los turnos no urgentes en clínicas, sanatorios y hospitales privados, en reclamo de soluciones a la crisis que atraviesa la salud.

Garbarino sigue comprando tiempo: ahora, con fondos que le devolvería el GCBA

Por su parte, el Sindicato de Sanidad realizará paros de cuatro horas por turno en caso de no llegar a un acuerdo previamente. El gremio pide una actualización de los salarios de alrededor del 45%.

La solicitud forma parte de un punteo de 10 pedidos que el sector le acercó a las autoridades nacionales, con una serie de medidas "permanentes" y "transitorias", como parte del plan de sustentabilidad que confeccionó.

Además del pedido del bono, entre las acciones "transitorias", se encuentran la extensión del Repro y la reducción del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) mientras perdure la emergencia sanitaria.

También, figura la asignación de un pase que identifique al personal de salud como esencial. Buscan garantizar la prioridad para usar los medios de transporte público de forma gratuita. De utilizar un vehículo particular, el pase debería otorgarles prioridad y gratuidad en las autopistas, como así también libre estacionamiento.

Piden al Gobierno un bono

En cuanto a las propuestas permanentes, pidieron la eximición de la carga fiscal, producto de Ingresos Brutos, créditos y débitos bancarios. 

También, exigieron que les permitan usar el crédito fiscal IVA no utilizado para ser aplicado al pago de aportes, contribuciones o tributos vinculados a la actividad.

A su vez, pidieron disponer de una "fórmula polinómica" que contemple ajustes mensuales y automáticos en las cuotas de los planes de las prepagas, en virtud de la variación de los costos, como fija la ley, con la revisión y la aplicación del cálculo desde su inicio.  

Reprogramarán turnos

Asimismo, solicitaron establecer un marco normativo para el ajuste de aranceles y el traslado efectivo a los prestadores por parte de las obras sociales nacionales y provinciales, y las creadas por leyes especiales y entes autárquicos.

De igual modo, le pidieron al Estado crear una partida de fondos proveniente del Tesoro Nacional para financiar coberturas establecidas por leyes de los últimos años que no tengan, o no hayan tenido, financiación prevista en su marco normativo; tratamientos con un alto costo de medicamentos, prótesis y órtesis; coberturas de enfermedades preexistentes; y gastos sociales emergentes de la atención de la discapacidad (educación, traslados y geriátricos, por ejemplo).

Otro pedido tiene que ver con la constitución de una comisión para garantizar la sustentabilidad y el acceso con equidad al sistema, que debería asumir en un plazo no mayor a seis meses, con la tarea de generar propuestas que contengan la visión de los atores que intervienen en la prestación del servicio.

La Unión Argentina de Salud (UAS) remarcó que el sistema de salud perdió solvencia y sustentabilidad.

Para las firmas nucleadas en la UAS, la puesta en marcha de estos cambios implica "iniciar reformas que mejoren el sistema de salud, evitando su colapso por causas ajenas al Covid-19, en el momento que más se lo necesita".

La UAS justificó el petitorio en base a una serie de factores que consideró críticos. Remarcó que el sistema de salud perdió solvencia y sustentabilidad debido a la incorporación, por parte del Estado, de coberturas y derechos sin que se previeran los fondos para hacer frente a los mayores costos.

"El Estado incumplió con el otorgamiento de las actualizaciones que la Ley 26.682 establece en virtud de los mayores costos y la inflación. Estos gastos desequilibraron al sistema y afectaron las coberturas que se brindan a los beneficiarios de la seguridad social pública y privada", esgrimió la asociación, que preside Claudio Belocopitt, titular y accionista de Swiss Medical.

En tanto, la UAS reafirmó que los mayores costos y los insuficientes incrementos de ingresos tienen como consecuencia un desfinanciamiento, que impacta en el precio de las prestaciones y, por consiguiente, produce un "brutal endeudamiento" y "la imposibilidad de retribuir en forma adecuada la tarea del equipo de salud".


Tags relacionados

Compartí tus comentarios