Aluvión de demanda

Las low cost vuelven a tomar vuelo con las vacaciones de invierno

Las aerolíneas de bajo costo tuvieron un repunte de demanda para pasajes de cabotaje en las últimas semanas. JetSmart ya tiene el triple de vuelos que en junio y Flybondi los duplicará en los próximos días. Cómo operan hoy las empresas y qué expectativas tienen


La creciente vacunación y la apertura de actividades en todo el país, ante la baja en casos de contagio de coronavirus, reactivaron la demanda de vuelos de cabotaje de las dos compañías low cost que operan en el país, Flybondi y JetSmart.

La mejora es evidente: ambas compañías están sumando vuelos a todos los destinos de cabotaje y una de ellas, JetSmart, se está acercando a los niveles de julio de 2019, previo a la pandemia.

Las promociones lanzadas por ambas empresas para alentar la demanda dieron sus frutos, a tal punto que JetSmart triplicó los vuelos en julio que venía operando el mes anterior y Flybondi los incrementó un 30% en la primera mitad de julio, pero, a partir del 23 de este mes y en agosto, contará con el doble de frecuencias.

En julio, ambas empresas lanzaron promociones a partir de $ 1999 por tramo, según el destino, y facilidades de pago. Flybondi extendió su "cold sale" con promociones desde el 24 de junio hasta el 11 de julio. JetSmart, en tanto, lanzó un 30% descuento especial entre el 12 y el 18 de julio, para volar a partir del 30 de julio, y seis cuotas sin interés, con el código "LACOPA", para celebrar que la Selección argentina de fútbol se consagró campeona de América.

"Por las vacaciones de invierno, hubo un repunte muy grande en las ventas en las últimas cuatro semanas, en función del contexto en que veníamos. Vemos que la demanda se mueve según los cierres a la circulación. En julio no hubo restricciones a volar, varios destinos lanzaron su temporada y avanzó mucho la vacunación en todo el país. Eso hizo que repuntaran fuerte las ventas, después de caídas muy fuertes en mayo y junio, por los cierres por contagios y la incertidumbre. Y nos obligó a movernos rápido: triplicamos la oferta para julio, frente a junio", destacó Darío Ratinoff, gerente Comercial de JetSmart.

"Seguimos operando con cuatro aviones Airbus 320, como antes de la pandemia. Bariloche es el destino estrella, pero sumamos frecuencias a casi todos los destinos: Ushuaia, Salta, Iguazú, Mendoza y Córdoba. En agosto volvemos a El Calafate y vamos a lanzar rutas a Corrientes y Posadas", anticipó.

"Estamos casi al nivel de pre pandemia. Hoy volamos a todos los destinos que ya cubríamos antes, aunque aún no operamos todas las rutas. En julio, tenemos más de 100 vuelos semanales, estamos llegando casi al nivel de julio de 2019, cuando registramos más de 400 vuelos en todo el mes", destacó Ratinoff. La empresa había comenzado a volar en cabotaje en la Argentina en abril de 2019, con lo cual en julio de ese año estaba en plena etapa de crecimiento.

"Es un contexto que obliga a ser rápidos en ejecución; hay fuertes bajones de ocupación y ventas, como en mayo y junio, por los cierres por el Covid-19, y de repente crece rápido, de una semana a la otra y para volar a corto plazo. Cuando hay menos restricciones y más vacunas, la gente decide y compra. Y apoyamos a esa demanda con promociones", explicó.

Para las aerolíneas, el actual cupo para vuelos es peor que el anterior

Flybondi también registró un fuerte repunte de la demanda para el invierno. Por eso, sumó más vuelos: del 1º al 22 de julio, contará con 90 semanales, frente a 69 promedio de junio; desde el 23 y durante todo agosto, con 134 vuelos por semana a 13 destinos del país. 

Bariloche, Mendoza y Salta son los más elegidos, hasta el momento, según informó Flybondi. Por el momento, opera con dos aviones Boeing 737-800 -de los cinco que utilizaba en la pre pandemia-, pero prevé incorporar en las próximas semanas una tercera aeronave. Desde inicios de 2021, cuenta con una alta ocupación de sus vuelos y prevé, en función de las ventas, que la temporada de invierno siga esa tendencia.

"Para la temporada de invierno, estamos con una excelente propuesta de destinos y tuvimos muy buena respuesta de nuestros clientes. Estamos contentos de poder seguir trabajando en la conectividad de nuestro país, con 13 rutas domésticas. Y, por supuesto, continuamos con nuestros protocolos sanitarios para que los pasajeros viajen tranquilos y seguros", comentó Federico Pastori, Head de Marketing de Flybondi.

Desde JetSmart, en tanto, comentaron que en agosto esperan "que continúe este nivel de demanda y crezca. Hay mucho aún por crecer. Estamos casi al nivel pre pandemia y, si se recupera el mercado, podremos volver a pensar en aportar más a la conectividad del país", destacó Ratinoff.

Las dos compañías están operando desde el Aeroparque Jorge Newbery desde su reapertura, en marzo de 2020, tras las obras realizadas para ampliar y ensanchar pistas y mejoras en la señalización, con $ 5500 millones, y ante el cierre de la terminal de El Palomar para vuelos comerciales, desde donde despegaban desde su inicio de operaciones. 

Según datos de la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil), JetSmart sumó 2029 vuelos entre enero y junio de este año y, así, superó la cantidad de vuelos realizados en 2020 (1449) y 2019 (779), pero, con la salvedad de que la compañía comenzó recién a operar en abril de 2019

En ese momento, tenía prevista una fuerte expansión para el año pasado, con la incorporación de más aeronaves, pero sus expectativas quedaron en suspenso por la pandemia. De hecho, mientras en el primer semestre de 2020 (hasta marzo, mes en que debió dejar de operar por la medida de aislamiento social y preventiva), su factor de ocupación promedio era del 84%, este año, por las restricciones en parte de los meses, se redujo al 59%, según datos de ANAC.

En tanto, Flybondi aún está lejos de los números de 2019, cuando ya operaba regularmente, desde febrero de 2018, con cinco aviones y venía creciendo a pasos acelerados. 

En el primer semestre de esta año, registró 1428 vuelos, muy por debajo de los 1800 de 2020 (que se concretaron solo hasta mediados de marzo, por el Covid-19), y más distante aún de los 4957 de la primera mitad de 2019, según datos de ANAC. Ante la escasa demanda, fueron pocos los vuelos de este año, pero con una alta ocupación, del 78%, frente al 88% y 75% de 2020 y 2019, respectivamente.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios