Energy Summit

Las empresas están expuestas a extorsiones millonarias por ataques informáticos

Desde la empresa de ciberseguridad Lumu consideran que la industria energética debe prestar más atención a protegerse

Rubén Bayud, director comercial Latam de Lumu, empresa de ciberseguridad que provee soluciones de detección de riesgos en tiempo real, explicó durante su participación en el panel conducido por Florencia Pulla que "el 83% de las empresas no están preparadas para enfrentar ataques" previsión del que no son ajenas las compañías del segmento de producción y distribución de energía.

Como ejemplo, el ejecutivo mencionó el caso del ataque a Colonial Pipeline, uno de los oleoductos más grandes de los Estados Unidos, y reconoció que la principal preocupación del sector son los ransomware, un software malicioso que obtiene acceso a la información y archivos y los encripta. La maniobra secuestra datos sensibles y, en general, es llevada a cabo por organizaciones criminales que solicitan a las compañías el pago de un rescate millonario para liberar los datos.

"La palabra ransomware abarca a todo tipo de código malicioso que trabaja de manera colaborativa entre sí para atacar un sistema. Se están registrando ataques a diferentes organismos y empresas que provienen de China, Rusia, Corea del Norte y Vietnam. El mayor temor para todas las empresas eran las campañas masivas, pero estamos viendo ataques dirigidos directamente a empresas y son mucho más agresivos, están pidiendo más dinero y lo peor es que están agregando edificación en estos ataques", comentó Bayud.

Desde Lumu registran algunas cifras alarmantes sobre ataques cibernéticos: "El crecimiento de intentos de intrusión es verdaderamente alarmante. Durante 2020 tuvimos 1389 destinado a empresas un promedio de 3.8 ataques diarios"

El modelo de negocios de la compañía está basado en el desarrollo de una plataforma de seguridad informática que proporciona herramientas de ciberinteligencia y soluciones de inteligencia artificial que ayudan a las áreas técnicas de las empresas a analizar sus sistemas en tiempo real con alertas ante la presencia de ataques, una acción de vital importancia para evitar suspensiones o cortes de producción en empresas que dependen de la gestión de maquinarias y sistemas para su funcionamiento. "Hay muchas funcionalidades críticas en centrales y en las salas de operación abierta que las empresas deben proteger", recomendó el ejecutivo.

"Los directores de seguridad de la información (o conocidos por sus siglas CISO) ya no duermen y están estresados. Están preocupados por lo que no pueden ver en la organización y porque en cierto punto es inevitable sufrir incidentes. Por eso es necesitamos desarrollar habilidades rápido para poder enfrentar la tendencia de ataques que estamos registrando", sostuvo Bayud.

"Hay que estar preocupados pero también preparados para enfrentarlo. No es solamente una cuestión de inversión sino que también es una cuestión de capacitarse", cerró.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios