Sector en shock

Las agencias dan al Black Friday por perdido después de la decisión del Banco Central

Las operadoras y aerolíneas aseguran que no tienen margen financiero para compensar con más descuentos la eliminación de las cuotas en los viajes al exterior. Tampoco pueden reorientar al mercado interno por el alto nivel de ocupación. Turismo había sido la categoría más vendida del Cybermonday.

Las empresas de turismo dan por perdido el Black Friday, a horas del comienzo. Con tan poco tiempo de anticipación, y con el evento ya en marcha, aseguran que les resulta imposible revertir la caída de ventas que esperan en el segmento de paquetes internacionales, tras el sorpresivo anuncio del Banco Central sobre la prohibición de financiar en cuotas sin intereses servicios en el exterior. 

Aseguran que no les dan los márgenes de negocio para otorgar mayores descuentos para hacer más atractiva la propuesta, ahora que no pueden ofrecer de forma directa la posibilidad de pagar en cuotas (la opción para hacerlo es abonar en un pago el servicio contratado y financiar el resumen de la tarjeta de crédito con la entidad bancaria emisora del plástico). 

Asimismo, adelantan que tampoco pueden robustecer la oferta doméstica con más promos en destinos nacionales, dado que los principales centros turísticos del país ya tienen una ocupación casi plena para la temporada alta. 

Se duplicaron las reservas de vuelos privados para viajar a Punta del Este

La situación significa un masazo para la industria, una de las más golpeadas por la pandemiaLos operadores se ilusionaban con repetir la performance del último CyberMonday, donde turismo fue la categoría que más facturó, con un ticket promedio que creció un 63% respecto de 2019 y un volumen de ventas semejante al anterior a la irrupción del coronavirus

Tenían todo listo para la maratón de rebajas. El baldazo de agua fría que generó la medida del Central los obligó a readecuar su oferta. Para seducir a los consumidores en un contexto en el que prevén que se frene la demanda de viajes al extranjero, las agencias y las aerolíneas se las rebuscan, contrarreloj, para hacer más atractiva su propuesta. Pero los esfuerzos no alcanzan.

Pasaron toda la noche readecuando los sistemas, ya que tuvieron que descolgar de sus sitios web la posibilidad de pagar en cuotas desde ellos. Terminada esta instancia, ahora se abocan a actualizar las promos. Unas pocas compañías aumentaron los descuentos.

Las empresas de turismo esperan una estrepitosa caída de las ventas

La acción de Despegar, uno de los players más importantes del sector, cayó hasta 16,5% en Wall Street, aunque sobre el cierre de la jornada recortó su derrumbe al 9,18%. En la empresa, están "realizando los cambios necesarios para mantener las mejores ofertas posibles, que se idearon a lo largo de los últimos meses". La empresa ofrece entre $ 12.000 y $ 80.000 de descuento en paquetes y alojamientos all inclusive (en compras mínimas que van desde $ 150.000 y $ 300.000, dependiendo el caso), con socios como Iberostar y Meliá.

Las promociones que publicó en su plataforma en la previa al arranque del Black Friday incluía cuotas sin interés para pasajes y hoteles en el exterior, un combo que debió anular a último momento.

Volalá readaptó su propuesta. "Originalmente, planificamos brindar entre un 20% y un 40% en distintos productos. Desde anoche, estamos trabajando para subir los porcentajes. Podemos llegar a un 5% más. Hay que analizar producto por producto, destino por destino. El pricing es muy específico por proveedor", sostiene José María Casabal, CEO de la firma.

"No podemos dar más de un 5% adicional de descuento. No dan los márgenes", explica un operador.

En línea con esta agencia, desde una línea aérea internacional con operaciones en el país, anticipan que del 15% que habían lanzado para sus tickets aéreos pasarán a un 20%. "Asumimos el compromiso de ayudar a costear los viajes de nuestros clientes y hacemos este esfuerzo para compensar, al menos, un poco el impacto que esto ocasiona", comentan. 

No obstante, aseguran que hay poco margen para ajustar. "El precio lo fija cada prestador y nosotros negociamos una comisión. No podemos dar un descuento mucho mayor porque eso implicaría trabajar a pérdida, lo cual no tiene ningún sentido", comenta Martín Romano, country manager de Atrápalo. 

En otra importante agencia de viajes, señalan que, pese a que podrían ofrecer más ofertas en el mercado doméstico, los principales centros turísticos ya no tienen lugar prácticamente para el verano. "No es algo que dependa directamente de nosotros. Desde hace semanas, nuestros socios nos informan que la ocupación es casi del 100% en los destinos favoritos de los argentinos. El nivel de reservas ya supera los números de 2019", explican.

Las agencias intentan readaptar sus promos

Desde otra agencia más chica, afirman que "no es algo que se pueda hacer de un día para otro". "No es unilateral, hay que juntarse con aerolíneas, hoteles y demás proveedores para acordar".

En este sentido, en Aerolíneas Argentinas, afirman que los vuelos de cabotaje para el verano ya están vendidos casi en su totalidad. "Quedan pocos lugares disponibles", apuntan. 

La restricción del organismo que conduce Miguel Pesce -que tiene como intención evitar la fuga de divisas para resguardar las reservas y fomentar el turismo interno- llega 10 días después de las elecciones legislativas y a semanas de que se inicie la temporada alta, un momento de álgida demanda para la actividad. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios