Fin de las restricciones

Aéreas prevén sumar asientos en vuelos al mundo y recuperar 100 rutas perdidas en pandemia

Las empresas prevén operar con mayor previsibilidad y ampliar la conectividad. Según cálculos del sector, con las nuevas medidas, la industria aportará u$s 1779 millones al PBI y se mantendrán los 21.470 puestos de trabajo que tambaleaban

El sector aerocomercial recibió con satisfacción la decisión del Gobierno de levantar la mayoría de las restricciones que rigen para los vuelos internacionalesLa sensación que reina en la industria es que, tras el anuncio oficial, en las próximas semanas, podría acelerarse la incipiente reactivación que se empezó a vislumbrar, con la flexibilización de las medidas por la 'segunda ola' de la pandemia.

En este nuevo escenario, las líneas aéreas esperan poder planificar con mayor previsibilidad, a diferencia de lo ocurrido en los últimos meses, y recuperar la conectividad que se perdió desde marzo de 2020. 

Ya prevén aumentar la capacidad de sus vuelos, tras la eliminación progresiva del cupo de ingreso de pasajeros al país, que entrará en vigencia a partir a los 14 días de alcanzar el 50% de la población vacunada contra el coronavirus con las dos dosis. Hasta el lunes, se mantendrá el 'cepo' de 2300 pasajeros diarios. Entre el 4 y el 11, será de 3000 diarios, y luego pasará a 4000 diarios, hasta su extinción. 

Aerolíneas Argentinas suma vuelos internos para las vacaciones con impulso de PreViaje

Según le anticiparon a El Cronista, la ampliación de los asientos habilitados por viajes se haría efectiva en la segunda quincena del mes, una vez que las compañías presenten sus propuestas de cronogramas a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que deberá autorizar las programaciones para lo que resta del mes. Por el momento, solo tienen aprobados los itinerarios de los primeros 15 días.

Asimismo, la paulatina reapertura de las fronteras les permitiría a las aéreas recuperar las 100 rutas nacionales e internacionales que se calcula que desaparecieron como consecuencia del Covid-19, según anticipó la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés).

La entidad estimó que se generarán unos u$s 1779 millones de contribución directa al Producto Bruto Interno (PBI) de la Argentina que se pusieron en riesgo mientras estaban vigentes las limitaciones. A su vez, aseguró que, de esta forma, se podrán mantener los 21.470 puestos de trabajo y la contribución total anual de u$s 22.500 millones que el sector aporta a la recaudación.

Se sumarían 100 rutas que se perdieron

Entre las novedades que el Gobierno comunicó, se encuentran, además, la reapertura de fronteras con países limítrofes a partir de este viernes y con todos los países desde el 1° de noviembre, y un menor tiempo de separación entre vuelos: de las dos horas actuales se pasará a 90 minutos para aeronaves de fusilaje ancho y a 60 minutos en las de fusilaje angosto. Además, se reanuda la temporada de cruceros a partir del 20 de octubre. Las 'buenas nuevas' esperanzan al sector con una mayor tracción de la demanda, con un aproximado de entre 16 y 24 vuelos internacionales diarios.

"La decisión del gobierno de la Argentina de permitir gradualmente la reapertura del transporte aéreo en el país es una buena noticia en varios frentes. En primer lugar, restablece la libertad de viajar, que será especialmente bienvenida por aquellos a quienes se les impidió volar durante los últimos 18 meses", selaló Peter Cerda, vicepresidente Regional para las Americas de IATA.

"La mayor planificación será un impulso para la reconstrucción de la economía argentina, a través de la contribución del turismo y los negocios internacionales", agregó el ejecutivo de la asociación, a través de un comunicado.

Los vuelos recuperarán asientos disponibles

IATA le solicitó al jefe de gabinete, Juan Luis Manzur, que articule les reuniones necesarias entre las autoridades gubernamentales y los representantes de la industria para coordinar los pasos a seguir. Para el organusmo, las prioridades clave para apoyar la recuperación sostenida incluyen la eliminación de la obligatoriedad de realizar cuarentenas en su totalidad (sin afectar a los menores no vacunados) y aceptar pruebas antígenos como alternativa al PCR en cualquier instancia en que se requiera testeo 

Para Cerdá, el anuncio marca un cambio político importante en la gestión de los riesgos de la emergencia sanitaria, pasando de las medidas generales a nivel nacional a la evaluación del riesgo individual. "El siguiente reto es encontrar un sistema para no excluir a los viajeros que no estén vacunados y que tendrán que seguir cumpliendo cuarentena, incluidos los menores que en la mayoría de los casos ni siquiera están contemplados en las campañas de inoculación en sus países de origen", sostuvo Cerdá.

"Nos encaminamos a una 'normalidad'. El sector necesita precisiones para entender cómo funcionaremos, para así darle margen a las empresas y a los pasajeros para organizarse. El sector requiere anticipación", comentó Felipe Baravalle, director ejecutivo de Jurca, la cámara que nuclea a las compañías aéreas internacionales en el país.

Las aéreas aumentan su programación para los próximos meses

Al respecto, Baravalle adelantaron que las aerolíneas solicitarán el aumento de las frecuencias, en pos de recuperar el esquema de la prepandemia. "Esperamos que el mercado acompañe con el incremento de la demanda", consideró.

En este sentido, algunas aéreas anticiparon el aumento de su programación para los próximos meses. Por ejemplo, Aerolíneas Argentinas, que presentó su plan para 2022, pasará de tener 10 vuelos diarios en octubre a 16 en noviembre y diciembre, y a 25 en enero. Según la compañía de bandera, hay una aceleración de la cantidad de de reservas para volar al extranjero.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios