Cotizaba desde 1944

Fin de una era: la socia de Rheem, Garovaglio y Zorraquín, lanza OPA para irse de la Bolsa

Federico Zorraquín, dueño del 48% de la empresa, informó su intención de adquirir el 52% restante. La acción subió 32% después del anuncio. La empresa, hoy, concentra su operación sólo en la fábrica de termotanques que tiene con la estadounidense

El presidente de Garovaglio y Zorraquín, Federico Zorraquín, actual dueño del 48% de la empresa, anunció, a través una nota enviada este viernes a la Comisión Nacional de Valores (CNV), que hará una oferta pública de adquisición (OPA) para comprar el 52% restante de la firma.

Según el acta firmada ante escribano, el empresario busca comprar la totalidad de las acciones de Garovaglio y Zorraquín que se encuentran libres y exentas de todo gravamen, prenda o medida cautelar que ascienden a 22,44 millones de títulos y representan el 51% del capital social y los votos de la compañía.

La intención del empresario es retirar a la empresa del régimen de oferta pública. El valor razonable de mercado de las acciones de la compañía, según sus asesores financieros, no debería ser inferior de $ 12,57. Esto supondría una OPA por un valor mínimo de $ 282,07 millones.

Este viernes, tras conocerse la noticia, su acción subió 33,12%, a $ 20,50. Esto le da una capitalización bursátil de $ 902 millones.

Según los informes de consultoras privadas que adjuntó la empresa en su anuncio, el valor del capital de GyZ asciende a u$s 9,2 millones, $ 908,77 millones al tipo de cambio oficial al que cerró el dólar esta semana ($ 98,78)

En realidad, la cotización de GARO -su sigla en el recinto- subió en el último año. El 24 de abril de 2020, valía $ 8. Tocó piso en septiembre, a $ 6,50. Desde entonces, tuvo una consistente recuperación, hasta ubicarse en torno a $ 15 hasta el jueves, antes del anuncio de Zorraquín. 

G&Z es una acción histórica de la Bolsa. Sus acciones cotizan desde 1944. Con intereses diversificados a lo largo de décadas, su versión 2021 la encontraba como holding de dos operaciones: Rheem y Finkpak.

La primera es una sociedad 70-30 con la estadounidense Rheem para fabricar termotanques de esa marca. La segunda discontinuó sus operaciones, desmontó y vendió sus máquinas. Actualmente, sólo es un galpón en un terreno, en Catamarca.

Según su balance anual de 2020, GyZ tiene un activo de $ 2399,43 millones y un pasivo de $ 1907,19 millones, lo que arroja un patrimonio neto de $ 492,23 millones. Su pasivo corriente era de $ 910,445 millones.

En ese ejercicio, registró ventas netas por $ 3158,3 millones y ganó $ 400,45 millones.

Con Rheem, produce termotanques y calefones a gas y eléctricos, residenciales y comerciales. También, comercializa calefones a gas provenientes de Rheem Chile, termotanques solares (de Australia y China) y calderas murales (Italia). Cuenta con una planta operativa en la provincia de San Luis.

Tiene una capacidad de producción anual de 120.000 termotanques en un turno y puede expandirse hasta los 300.000. Hasta junio del año pasado, empleaba 300 operarios

Finpak estaba dedicada originalmente al montaje de heladeras, con planta ubicada en el Parque Industrial El Pantanillo en Catamarca.

Hace unos años se encontraba en un proceso piloto para el montaje de termotanques que serviría como producción y distribución para el noroeste del país. Pero la crisis económica llevó a desactivar la planta y, según sus estados contables, sólo queda el galpón, sin mayor valor agregado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios