CONSUMO

Pese a la pandemia, las marcas se pelean por un lugar en el shopping

Hay 10% promedio de vacancia. En el espacio que dejó Falabella en el Dot funcionará un polo de decoración. Se suman más marcas al Alto Palermo y en al Alcorta. Los valores de los alquileres bajaron más de un 20%

El comercio minorista fue uno de los sectores más golpeados por la pandemia. Sin embargo la recuperación de los shoppings, que estuvieron 7 meses sin abrir sus puertas, sorprende en medio del auge de las ventas por e-commerce. Según datos de la Cámara Argentina de Shopping Centers, hoy hay entre un 7 y un 10% en promedio de vacancia en los centros comerciales, pero mes a mes los números se achican con un recambio constante de marcas.

"Desde octubre, cuando los centros comerciales re-abrieron sus puertas, el número de vacancia en promedio descendió 2 puntos, pero es muy dispar según cada shopping", explicó Mario Nirenberg, Gerente General de la Cámara.

Como regla general, los shopping no cobraron el alquiler a sus inquilinos de marzo a octubre, meses en los que por la cuarentena no podían abrir sus puertas. "Los precios de los alquileres, en todos los casos, son un valor mínimo locativo que casi siempre es superado por una cifra porcentual de las ventas. Cuando es así, se paga este último", describe Nirenberg. "No hay incrementos de estos porcentajes", concluye.

Para tener una referencia a nivel nacional, hasta fines del año pasado, el precio del alquiler básico promedió era de $ 2800 por m2, un 22% menos que un año atrás, lo que muestra que la pandemia impactó de lleno en el sector.

Los primeros en recuperarse fueron los shoppings a cielo abierto. Distrito Arcos, el outlet del grupo Irsa ubicado en Palermo, volvió a funcionar a principios de agostos. "No hay un solo local vacío, de hecho hay lista de espera para ingresar. Tiene gran concurrencia de público, es el que mejor está funcionando", reconoció Sergio Dattilo, Gerente de Relaciones Institucionales del grupo.

Ahora bien, el Abasto y el Dot fueron los centros comerciales que más sintieron el impacto de la pandemia de Irsa. Sin embargo, el shopping de Saavedra parece recuperarse rápido con el ingreso de nuevas marcas.

Según los datos contables de Irsa al 31 de diciembre, la empresa posee  333.460 m2 de área bruta locativa en sus 14 shoppings, con 1554 locales de los cuales, hasta diciembre, el 88,3% estaban ocupados. El más afectado es el Dot, con un 62% de ocupación, ya que sintió el cierre de Falabella que ocupaba tres pisos, seguido por el Alto Avellaneda con poco más del 67% de los locales ocupados.

En el espacio de tres plantas donde estaba Falabella se ubicarán nuevas etiquetas. Ya están trabajando en un espacio de decoración y se confirmó que Patagonia Flooring se instalará con un local de 3mil m2. Además estará Fontella y Archivos Activos.

En el enorme hueco que dejó el supermercado Walmart, ubicado en la planta baja del shopping, ya se está instalando Santander Rio con su concepto de Work Café que ocupará cerca de 400 m2. También, según explicó Sergio Dattilo, se cerró contrato con Farmacity y Sport Club. Además, desde la firma adelantaron que se está negociando la llegada de un centro médico.

En los 14 shoppings que tiene el Grupo Irsa en todo el país, cerraron en promedio 120 locales durante la pandemia y, hasta diciembre, las ventas en promedio cayeron un 50% deflacionaria al comparar igual periodo al año pasado. "Hoy tenemos una vacancia de entre el 5 y el 7%", reconoció Dattilo, quien además aseguró que depende cada shopping. "Hay marcas que no estaban que hoy están ingresando", arremetió.

Marcas de ropa anticipan liquidación para paliar la caída de ventas de 2020

En los próximos meses se espera la inauguración de la apertura del Alto Palermo, con una inversión de u$s 25 millones. "En esta nueva ala llegarán marcas que no estaban presentes", sostuvo Dattilo. Solo por nombrar algunas, hay contratos con Lacoste, Kosiuko, Adidas y Puma. También se espera el desembarco de Tostado Café Club que tiene previsto además desembarcas en el Abasto.

En el Paseo Alcorta ingresaron durante los últimos meses muchas marcas con el formato de pop up, una forma de ir conociendo el mercado y el público del shopping sin realizar una gran inversión. Además el restó de Pilar Selvática llegará a la zona de Barrio Parque al igual que el restaurante Arriba.

En todos los shoppings con salas de cine, las puertas cerradas, los carteles de películas pasadas de moda y las cajas inhabilitadas se convirtieron en parte de la realidad de la pandemia. Sin embargo, en el Alto Avellaneda tienen planeado agrandarse: con una inversión de u$s 8 millones está previsto incorporar ocho salas de cines con cinco mil metros cuadrados nuevos de la mano de la empresa Cinemark.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios