Había cerrado en 2018

La ex Adidas de Chivilcoy suma a Athix y Diadora para su reactivación

Será a partir de junio. Las marcas son del grupo rosarino Blanco, que proyecta duplicar sus volúmenes y alcanzar las 900.000 zapatillas en un año. La planta le pertenecía al holding brasileño Paquetá y la compró una firma local, Bicontinentar, que ya tiene contratos con New Balance y Joma

La ex fábrica de zapatillas de Adidas, en Chivilcoy, comenzará en junio a fabricar las marcas Diadora y Athix, que pertenecen a Grupo Calzados Blanco, que, con esta alianza, busca duplicar su producción nacional y superar los 900.000 pares al año.

Entre ambas marcas, el grupo vende cerca de 800.000 pares de zapatillas al año, de los cuales el 60% es de producción nacional. "Con este nuevo acuerdo, buscamos duplicar la producción en el país de Diadora y Athix porque vemos que hay un mercado en crecimiento", indicó a El Cronista Comercial Matías Blanco, director de la compañía.

Con sede en Rosario y oficinas comerciales en Buenos Aires, la empresa ya cuenta con dos plantas propias, de más de 1500 metros cuadrados (m2), y emplea de forma directa e indirecta a más de 400 personas. Ahora, suma como proveedor a Bicontinentar Footwear Technologies, grupo que, a inicios de este año, se quedó con la planta de Chivilcoy, que pertenecía al holding brasileño Paquetá.

Matías Blanco, junto a los ejecutivos de Bicontinentar, en la línea de producción

"A pesar de la pandemia, el consumo se mantuvo durante todo 2020 y vemos que, este año, el mercado está creciendo porque cayó el gasto promedio para la compra de calzados y nosotros ofrecemos productos con precios intermedios, con la misma calidad de las primeras marcas pero con un mayor acceso", resumió Blanco.

Para tener una referencia, en promedio de una zapatilla de la marca Diadora cuesta $ 7000 y una de Athix, $ 5500. Las primeras marcas tienen un valor piso de $ 15.000.

La planta que adquirió Bicontinentar hizo zapatillas de Adidas hasta 2017 y llegó a emplear unos 1200 trabajadores. Su anterior dueño la cerró en 2018.

En ese momento, era propiedad de Perchet, filial local de Paquetá, que había inaugurado la instalación en 2007 para proveer a Diadora (una de sus licencias en la región) y, desde 2011, también a Adidas.

Bicontinentar reabrió la fábrica en abril. Comenzó a producir en mayo las marcas New Balance y Joma, que en el país están en mano del grupo JMC. Ese acuerdo le significa a la instalación alcanzar un 50% de ocupación, con el objetivo de lograr los 900.000 pares de producción en 2022.

"Nuestra capacidad productiva en Rosario ya está a fullCon este acuerdo, vamos a ampliar la comercialización de productos nacionales", indicó Blanco, sobre el convenio para sumar Athix y Diadora a la línea de producción.

Importados

La italiana Diadora, que está bajo la licencia del grupo rosarino Calzados Blanco, comercializa 800.000 pares de zapatillas en el país. Pero el 60% (480.000 pares) se fabrica en el la Argentina. "El 40% restante, que se importa, son modelos que no se pueden hacer en el país", indicó Blanco.

Con esta nueva alianza, "se va a incrementar la producción nacional y el mix pasaría a ser un 25% de artículos importados y un 75% de producción nacional", agregó.

El acuerdo se fijó por un periodo de dos años. "Hay cierta estabilidad a largo plazo. Pensamos que podremos cumplir los objetivos y hasta superarlos porque hay una demanda en crecimiento por productos nacionales", concluyó Blanco.

Calzados Blanco, con 40 años de historia, cuenta con marcas propias tales como Athix, Vanner, Kidy y Via Marte. Pero su gran salto fue en 2011, cuando consiguió la licencia de Diadora.

Athix se hizo conocida como proveedor de Tiro Federal (el equipo rosarino que jugó en Primera División en la temporada 2005/2006). Sin embargo, su mayor difusión se produjo cuando empezó a proveer a los árbitros de fútbol, que ahora también utilizan Diadora.

En un contexto de mayor control de importaciones, en los últimos meses, fueron varias las marcas internacionales que reactivaron proyectos locales de producción de calzado. El año pasado, la alemana Puma definió un programa de inversiones por $ 400 millones para 2021, de los cuales $ 250 millones se destinarán a la ampliación de la capacidad de su planta de La Rioja en 450.000 pares, lo que le permitirá llegar a los 1,85 millones de pares anuales.

En tanto, semanas atrás, Grupo Dass (licenciatario de Umbro, Fila y Asics en el país) anunció una inversión de u$s 25 millones para duplicar la producción de su planta de Eldorado, Misiones, y retomar la fabricación de zapatillas para la estadounidense Nike.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios