Grupo Alas

La estrategia de la dueña de Rapsodia para que no baje el boom del e-commerce

Grupo Alas, dueño de Rapsodia, Caro Cuore y Babycottons, transformó su gerencia de e-commerce en un área de Innovación y Transformación Digital para que su pata online de marcas de ropa siga en alza.

La experiencia del año pasado llevó a que varias empresas encaren el 2021 con el objetivo de apuntalar el crecimiento de la pata digital y encauzarlo de acuerdo a los objetivos estratégicos. Con esto en mente, Grupo Alas, dueño de las marcas Rapsodia, Caro Cuore y Babycottons, transformó la gerencia de e-commerce en un puesto orientado a la innovación. Para el cargo incorporó a Martín Machado, quien se desempeña en el negocio del comercio electrónico hace más de una década. "El objetivo que tenemos es lograr interacción y sinergia entre el mundo online y el físico", destaca, en diálogo con APERTURA.

"Me encontré con una empresa muy apalancada en el local físico y con sitios de e-commerce estables. Eso nos deja mucho para hacer", cuenta el gerente de Innovación y Transformación Digital. Machado, que se sumó hace poco más de un mes al holding, anteriormente fue E-commerce Manager en Brandlive y durante cinco años ocupó la silla de gerente Comercial de la empresa de logística Pickit.

Con shoppings cerrados y la imposibilidad de atender dentro de los locales en varias jurisdicciones, las marcas de indumentaria se volcaron al canal online. "El desafío más grande que tenemos es en sistemas e integraciones, esto es integraciones con stocks, locales y demás. Hay que conectar ambos mundos y lograr la famosa omnicanalidad de la que se viene hablando", asegura Machado. Y agrega: "En el mercado a todas las marcas les cuesta esta omnicanalidad y la van teniendo de manera parcial. Sin embargo, nosotros queremos ir por la experiencia total".

Según un estudio elaborado por Kantar para la Cámara Argentina del Comercio Electrónico (CACE), la indumentaria no deportiva fue el segundo rubro más popular dentro del comercio electrónico en 2020, cuatro puestos por encima del informe del año anterior. A su vez, registró un alza interanual del 161 por ciento en la facturación online con un total de $ 28.733 millones. Si tomamos los datos de 2018, el crecimiento fue de más del 415 por ciento.

"Estos cambios vienen impulsados desde el lado del consumidor. La idea es cambiar la ecuación entre físico y online y sumarnos a otros canales digitales en los cuales no se esperaba, como los marketplaces, que tuvieron un crecimiento importante", destaca. Esta ventana, explica, sirve para alcanzar un público no recurrente. "No son clientes cautivos tuyos, sino que están en sitios como MercadoLibre o Dafiti y está bueno poder sumarlos", señala Machado.

La compañía atravesó varios cambios en los últimos años, entre la modificación del nombre -en enero de 2019 pasó a llamarse Grupo Alas- y la incorporación de etiquetas, en particular desde el ingreso societario del fondo L Catterton a comienzos de 2017. Ese mismo año adquirió la marca de lencería Caro Cuore y en 2018 se quedó con Babycottons, enfocada en la moda infantil, y lanzó Rapsodia Girls, dirigida al segmento niñas.

Por el momento, apunta Machado, la firma se encuentra en proceso de diagramación de la estrategia para cada una de las marcas, aunque detalla que la visión para este 2021 está puesta en seguir creciendo en lo digital en sus 47 puntos de venta regionales -tiene presencia en Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú, Uruguay, México y los Estados Unidos. "El digital debería ganarle al punto físico. La online debería ser la tienda número uno".

Para esto, identifica una clave: "Tenemos que lograr que todos los productos estén disponibles en todos los canales en simultáneo. Que puedas mandarte un producto a un local al que querés ir o que puedas comprarlo ahí y luego hacértelo mandar a domicilio. La elección hoy está del lado del consumidor".

La versión original de esta nota se publicó en el número 330 de revista Apertura.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios