Boom

La camicleta argentina que batió récord de facturación en pandemia

Las bicicletas sin pedales tuvieron un crecimiento exponencial en 2020. La marca Fanga vendio en diciembre 10 veces más que en marzo del mismo año

Ser visionario es una característica que pocos tienen. María Muñoz y Corina Cassola tomaron la iniciativa en el momento justo. En octubre del 2019 decidieron invertir $800.000 para comprar la empresa de camicletas, bicicletas sin pedales, Fanga. Nunca imaginaron que a los pocos meses las sorprendería una pandemia y que la demanda crecería exponencialmente generando una facturación de $ 5,5 millones en 2020.

"Somos dos madres emprendedoras que decidimos comprar la marca Fanga, su taller y el desarrollo del producto que estuvo un año paralizado. La repercusión de las bicicletas para niños en el mercado nos sorprendió por su gran aceptación y los picos de demanda durante la pandemia", indicó al El Cronista María Muñoz, economista, madre de tres hijos y socia de la marca.

El relanzamiento generó tal repercusión que lograron recuperar la inversión inicial en menos de un año y pese a la pandemia. "En diciembre del 2019 cuando salimos al mercado tuvimos muy buen número de ventas, pero en la Navidad del año pasado logramos superar 4 veces las bicicletas vendidas comparado a doce meses atrás", graficó Muñoz.

Los modelos con diseño se comercializan a $11.000 

Pero a ¿Qué se debe el boom de ventas?. La camicleta, es una bicicleta de aprendizaje que no tiene pedales recomendadas para niños de entre 18 meses y 5 años. "Evidenciamos dos factores que fueron claves, primero que todos los materiales son nacionales por lo que no tuvimos complicaciones con la materia prima y además estuvimos dentro del auge de ventas de bicicletas, un fenómeno de pandemia", indicó la emprendedora.

Un dato a tener en cuenta es que el mercado de oferta también se vio disminuido por las complicaciones para importar productos. Hoy conseguir camicletas importadas es casi imposible.

Esta cadena argentina de hamburguesas se 'escapó' a Miami por las restricciones en AMBA

Además la bicicleta fue el medio de transporte que más creció durante la cuarentena. Con la pandemia, su uso aumentó un 156% en el país y un 177% en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), según datos oficiales.

En 2020, se comercializaron 1,6 millones de unidades, de acuerdo a la Cámara Industrial de la Motocicleta, Bicicleta, Rodados y Afines (Cimbra). No hay dudas de que las camicletas, entraron dentro de este boom.

A pesar de las fuertes restricciones durante el año pasado, la marca siguió funcionando. "Pudimos operar gracias a un flete que tenía autorización para circular y el taller que nos siguió produciendo el producto. Hubo meses en donde ensamblábamos las bicicletas en nuestros hogares con nuestros hijos", graficó Muñoz.

En estas cajas se envían a todo el país

El crecimiento durante el 2020 batía un nuevo récord cada mes. "En Navidad 2020 se vendió 10 veces más que en marzo de ese mismo año", indicó.

La clave fue cambiar la estrategia. "Buscamos contar siempre con stock disponible. Hoy vendemos a través de nuestro canal online y distribuimos el producto de forma mayorista a bicicleterias y jugueterías de todo el país", sostuvo Muñoz.

"Hoy contamos con 40 clientes a lo largo de todo el país. Generamos una forma de envío sencilla para llegar con el producto en perfectas condiciones y de forma rápida a todas las provincias del interior", aclaró la emprendedora.

Con una producción mensual de cerca de 200 bicicletas por mes, Fanga espera un nuevo boom de demanda para agosto, cuando se celebra el próximo Día del Niño. "Lo números este año vienen similares a los del año pasado en donde batimos todos los récords", concluyó.

Corina y María socias de la marca

Los productos de Fanga se realizan con materiales nobles con el objetivo de estimular el movimiento de los niños. Hoy cuentan con más de 10 modelos. Los precios van de $10.500 a $11.000 y se recomienda su uso hasta los cinco años, dependiendo cada niño.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios