SUSTENTABILIDAD

La pandemia reformuló la agenda sostenible de las empresas

Los principales referentes corporativos compartieron experiencias y los proyectos de sus organizaciones. Las claves en materia de gestión sustentable en el contexto actual

En un contexto de emergencia sanitaria y económica como el actual, la agenda sustentable de las organizaciones se basa en administrar la crisis originada por la pandemia sin perder de vista las estrategias y las metas internas delimitadas a largo plazo.

Así lo expresaron los principales líderes de las áreas de sustentabilidad de empresas de primer nivel, que debatieron sobre los desafíos y el futuro de sus negocios con triple impacto, en el marco de la 15° edición del Foro de Desarrollo Sustentable, organizado por El Cronista Comercial y la revista Apertura.

Aunque el coronavirus no cambió esencialmente los proyectos de sostenibilidad, las multinacionales se vieron obligadas a adaptar los programas globales a las necesidades de la coyuntura local.

¿Qué hacemos con tanta basura? Empresas y gobiernos ante los nuevos desafíos ambientales

Sin dejar de lado los propósitos alineados al cuidado del medioambiente, la pandemia puso de relieve los aspectos sociales en las iniciativas de las compañías, que entienden que el impacto producido por el Covid-19 los enfrenta a la oportunidad de actuar de forma conjunta con el resto de los actores de la sociedad civil y del Estado, mediante la articulación público-privada.

Hacia emisiones cero

"La sustentabilidad no incluye solo la búsqueda de crecimiento económico, sino también la creación de capital social y ambiental. Se trata de la capacidad de generar un impacto positivo en el entorno, determinante en el éxito del negocio", describió Carlos Galmarini, director de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Ford Argentina.

Con la intención de realizar un aporte a la lucha contra la pandemia, en 2020, la automotriz fabricó 20.000 máscaras faciales en su planta de Pacheco, que fueron donadas a profesionales de la salud. Asimismo, prestó parte de sus vehículos a la flota de entidades humanitarias como la Cruz Roja.

Pese a los cambios que introdujo el Covid-19, Galmarini dejó en claro que Ford mantiene su programa de sustentabilidad mundial, con un plan de inversiones por u$s 22.000 millones para electrificar su portfolio de vehículos. Asimismo, tiene el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

Carlos Galmarini, de Ford

Volkswagen Argentina también trabaja en esa dirección. Silvina Echevarría, HR Corporate Manager & Sustainability de la filial local del grupo alemán, aseguró que la empresa pretende alcanzar la emisión cero de dióxido de carbono en 2050, lo que implica un cambio en los procesos productivos y en el ciclo de vida de las unidades, con un uso racional de la energía.

"Estamos viviendo una transformación cultural, en la que la sustentabilidad tiene un lugar preponderante. Del plan de inversión por 73.000 millones de euros, la mitad está contemplado para el desarrollo de la movilidad sustentable a partir de la electrificación de nuestros autos", explicó.

En línea con la industria automotriz, el sector logístico entiende a la movilidad sustentable en un sentido amplio, más allá del transporte en sí mismo. Así lo indicó Gabriel Pérez, gerente de Desempeño Ambiental de Grupo Logístico Andreani.

Gabriel Pérez, de Andreani

"Nuestra estrategia también significa localizar sucursales en ubicaciones estratégicas y cercanas a nuestros clientes, ofrecer cada vez más opciones para los destinatarios y aprovechar la disponibilidad de tecnologías para optimizar las entregas", comentó.

De esta manera, la flota de la compañía pasó de tener un 30% de vehículos sustentables en 2019 a un 38% en 2020. "El planeta no puede darse el lujo de pensar soluciones aisladas. La articulación con otros actores es clave", aseveró Pérez. 

Consumo verde

Para María Emilia Berardozzi, líder de Sustentabilidad de Nestlé Región Plata, la pandemia dejó en evidencia la necesidad de pasar de una economía lineal a una circular que se sostenga en el tiempo. Para ello, expresó que "es clave unir a toda la cadena de valor y generar sinergias con otras empresas, proveedores y consumidores".

A nivel global, Nestlé adhirió, junto con 150 compañías, a un petitorio elevado a los gobiernos de distintos países para que sus esfuerzos por alcanzar la recuperación económica estén en sintonía con la preservación del medioambiente.

Aunque en todo momento persiguió los objetivos de su programa de reciclaje y empleo verde, Berardozzi manifestó que el escenario obligó a ser "creativos" y definir nuevas acciones sociales. Así, la firma de consumo masivo donó una serie de camas de madera realizadas a partir de plástico reciclado, un trabajo que desarrolló con las pyme 4e y La Casa Posible.

Los oradores recalcaron la importancia de la articulación público-privada

Vanesa Vázquez, gerenta de Sustentabilidad de Cervecería y Maltería Quilmes, afirmó que "la sustentabilidad es el negocio". "Las organizaciones tienen el rol de acompañar a las comunidades. En la pandemia, esto se evidenció. Desde sus comienzos, Quilmes acompañó al barrio, fue un actor fundamental en el emplazamiento de su red sanitaria y eléctrica", recordó.

En septiembre pasado, la compañía presentó Valor, su plataforma de impacto social, que fomenta la inclusión y la diversidad para reducir la inequidad social. desarrollar formación a líderes de organizaciones civiles. "Su espíritu es el trabajo colectivo. Nos asociamos con referentes", señaló Vázquez.

En tanto, Valeria Michel, directora de Sostenibilidad de Brasil & Cono Sur de Tetra Pak, anticipó que la empresa tiene el ambicioso objetivo de crear el envase más sostenible del mundo, compuesto únicamente de recursos vegetales, renovable en su totalidad.

Vanesa Vázquez, de Quilmes

"La idea es que el proceso productivo implique la nulidad de las emisiones de carbono y un diseño del producto que piense en su ciclo de vida. Hoy, nuestro packaging es de cartón, amigable con el medioambiente", relató.

Coca-Cola apoyó a los quioscos y almacenes argentinos durante la cuarentena. "En el país, más del 80% de los comercios pertenecen a este canal. Muchos de ellos son emprendimientos familiares. Tuvimos que replanificar el programa en 2020 por el contexto y redireccionar fondos para atender la contingencia", señaló Mariale Álvarez, directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola Argentina y Uruguay.

En cuanto al plano medioambiental, la compañía trabaja en la seguridad hídrica. "El cuidado del agua, el principal ingrediente de nuestro producto, es fundamental en la elaboración, además de que es un recurso esencial para la supervivencia. Trabajamos con asociaciones civiles. Usamos el potencial del sistema de Coca-Cola para hacer de puente y articular con el sector civil y el Estado", detalló.

ENERGÍA SOSTENIBLE

Al igual que los demás participantes, Guillermo Delgado, jefe de Negocios Responsables y Sustentables LAS de Syngenta, empresa dedicada a la protección de cultivos y semillas, sostuvo que, pese a la pandemia, "el campo no paró".

"Nuestros objetivos de sustentabilidad siguieron en pie. Nuestra estrategia es global y siempre hay objetivos que cumplir en cada región. El plan va desde la generación del producto hasta su aplicación", detalló.

Para Lida Wang, gerente de Sustentabilidad y Relaciones con Inversores de Pampa Energía, la industria eléctrica está muy adelantada en términos de sustentabilidad en otros países.

La sustentabilidad en la industria energética abarca toda la cadena 

"Tomamos como ejemplo a otros pares para detectar puntos de mejora y traer ideas para inspirarnos. El mayor desafío es contarle a la gente cómo es el proceso de producción en este sector, poco tangible pero fundamental", comentó. Al respecto, Wang destacó que la educación de temas energéticos en las comunidades donde Pampa opera es uno de sus objetivos principales.

Gustavo Gastagnino, director de Asuntos Corporativos de Genneia, explicó que "estamos viviendo una transición energética y que si no cambiamos de matriz energética, el planeta va a sufrir las consecuencias". Al respecto, resaltó que aunque la pandemia alteró la manera en la que se trabaja, no modificó los objetivos.

Agustina Zenarruza, gerente de Sustentabilidad de Pan American Energy (PAE), hizo hincapié en la necesidad de la articulación público-privada y la cooperación para el desarrollo sostenible. "Debemos pensar en el mediano y largo plazo. No hay otra forma", sentenció.

Así, las alianzas estratégicas son fundamental no solo con el Estado, sino también con expertos. Para la ejecutiva, este proceso de articulación implica el armado de programas que impacten de forma positiva en la calidad de vida de las comunidades en las que PAE opera.

PAE actúa como "puente" para impactar en las comunidades

"Generamos distintas iniciativas para dar respuesta a las demandas locales a partir de cada necesidad que detectamos", indicó. Para ello, dijo que es clave "escuchar atentamente a cada comunidad", en pos de proponer una herramienta que contribuya a la solución deseada.

"Somos un puente somos. Generamos una instancia de diálogo para abordar la problemática, en la que intervienen distintos actores y diferentes variables. Pero apostamos a que este diálogo no quede solo en una conversación inicial. Estamos en permanente contacto con los beneficiarios de estas acciones y las autoridades, para nutrirnos y mejorar la calidad de vida de los destinatarios", expresó.

Un ejemplo de iniciativa es la que PAE desarrolla desde 2005, que tiene como fin reducir el índice de mortalidad materno-infantil en Chubut, precisamente en Comodoro Rivadavia. "Cuando arrancamos, la provincia tenía un indicador que excedía la media nacional y hoy ya está por debajo", apuntó.

Inclusión financiera

La industria bancaria y aseguradora también sumó su "granito de arena" en la causa, acompañando a la población con acceso a financiamiento. 

María Vanesa Marignan, gerente de Banca Responsable y Sostenibilidad de Santander Argentina, explicó que en la cuarentena el banco reforzó la atención en sus Sucursales de Interacción Social (SIS) en barrios populares, que le permitió bancarizar a 330.000 vecinos y capacitar a 1500 jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Santander apoyó a emprendedores mediante su club de puntos

A través del Programa Super Club, el programa de beneficios de Santander que premia a los usuarios adheridos por sus consumos y compras, brindó acompañamiento a emprendedores, ofreciéndoles la posibilidad de exhibir y poner a la venta sus productos, con un alcance a 4 millones de clientes. "Los emprendedores son agentes de cambio, sus proyectos generan valor y empleo", sostuvo Marignan.

Por su parte, Betina Del Valle Azugna, gerente de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) de Grupo Sancor Seguros, explicó que el programa de RSE de la compañía sufrió ajustes, sobre todo en cuanto a las formaciones que otorga, pero no cambió su esencia. "Nuestro compromiso radica en contribuir a formar a un ciudadano preocupado por la seguridad y la prevención, la salud, el bienestar y el medioambiente.

En 2020, Sancor Seguros potenció su portfolio de microseguros y seguros inclusivos, para llegar a segmentos de la sociedad que quedaron desprotegidos en este contexto. Al igual que sus colegas, Del Valle Azugna consideró que resulta indispensable la alianza con otras empresas, incluso competidoras, cámaras y socios estratégicos. "Unidos podemos hacer mucho más", apuntó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios