Qué hace ahora

Inventó las cámaras portátiles, rechazó el cambio y terminó en bancarrota: la triste decadencia de Kodak

La compañía fundada por George Eastman en 1880 tuvo que transformarse para no desaparecer. Ahora planea lanzar una nueva unidad de negocios.

El gigante amarillo fue sinónimo de fotografía durante más de un siglo. Su fundador estaba obsesionado con democratizar este arte y buscó, a través de la investigación y el ingenio, crear productos masivos para que todos pudieran convertirse en fotógrafos. Lo logró y su emprendimiento se transformó en una de las empresas más innovadoras del rubro, sin embargo, cuando llegó el momento, no supo transformarse a tiempo. Hoy Kodak continua descansando en el negocio tradicional, aunque recientemente anunció un cambio de planes.

La cabeza detrás del éxito es George Eastman. A los 14 años tuvo que dejar el colegio para trabajar luego de que su padre muriera en un accidente. Su único objetivo era apoyar económicamente a su madre y sus dos hermanas. Fue mensajero, oficinista en una aseguradora y bancario hasta que llegó su momento eureka.

George Eastman (segundo desde la izq.) junto a otras personalidades de la época como Thomas Edison y Henry Ford.

Había organizado para irse de vacaciones a Santo Domingo y un colega le aconsejó que se comprara un equipo fotográfico que registrar el paisaje. Lo hizo y tomó clases para aprender a usarlo ya que, en ese entonces, las cámaras eran grandes como un microondas y precisaban un trípode. Finalmente Eastman no viajó, pero se obsesionó con la fotografía. Leía sobre el tema e incluso empezó a experimentar en su casa creando sus propias emulsiones para las placas de vidrio que se utilizaban para las fotos.

De hobby a negocio

En 1880 encontró la fórmula perfecta, al mismo tiempo diseñó una máquina para prepararla en grandes cantidades (la cual patentó) y fundó la Eastman Dry Plate Company en 1880 en Rochester, Nueva York. Pronto consiguió el apoyo financiero de Henry Strong y ocho años más tarde creó Eastman Kodak Company. El nombre de la empresa fue una ocurrencia de Eastman inspirada en el ruido de las cámaras.

La firma revolucionó el rubro con el lanzamiento de sus cámaras de bolsillo las cuales venían con rollo para 100 fotos. La novedad venía no solo por su precio - solo US$ 1 - y su portabilidad, sino también por su facilidad de uso. Los usuarios solo tenían que apretar un botón y luego iban a una tienda de Kodak para que las revelara, imprimiera y recargara el rollo. De esta manera, nació la masividad de la fotografía amateur.

La Brownie fue uno de los primeros lanzamientos de la empresa. 

Eastman llegó a ver el éxito de su empresa, sin embargo empezó a sufrir dolores incesantes en su columna y tuvo que retirarse del día a día. A los 77 años, en 1932, se suicidó de un disparo al corazón.

En tanto, el negocio de la empresa continuó con el desarrollo de rollos fotográficos blanco y negro y a color, además de modelos de cámara como la Brownie, la Folding Pocket y la Instamatic - la cual vendió más de 50 millones de unidades. Su modelo se basaba en los rollos y el trabajo de impresión, que entregaba un mejor margen que los aparatos. En su época de esplendor llegó a emplear a más de 145.000, pero no supo cambiar a tiempo.

El comienzo de la caída

El ingeniero Steve Sasson elaboró un prototipo de una cámara fotográfica digital en los laboratorios de Kodak en 1975. No obstante, en la empresa decidieron no continuar con el proyecto creyendo que este invento podía afectar el negocio tradicional. La pata digital empezó a cobrar relevancia y los demás jugadores ganaron terreno. Cuando el gigante amarillo quiso acelerar la marcha en los 90 ya era tarde.

Steve Sasson creó la cámara de fotos digital en los laboratorios de Kodak en 1975.

Para sobrevivir vendió más de 1100 patentes y algunas unidades de negocio, como su sitio online de photo-sharing. Asimismo dejó de fabricar rollos blanco y negro en 2005 y cuatro años más tarde hizo lo mismo con los Kodachrome (rollos a color). En 2011 anunció que precisaba más de US$ 500 millones para seguir operando. Para ese entonces llevaba nueve trimestres consecutivos en rojo.

Volver a empezar

En enero de 2012 se declaró en bancarrota para reorganizarse. Un año después renació como "una compañía tecnológica enfocada en impresión, materiales avanzados y químicos". De los 145.000 empleados redujo su plantilla a cerca de 5000 personas. De los US$ 1029 millones que facturó en 2020, más de la mitad (57%) pertenece al negocio tradicional, mientras que solo un 23% corresponde al digital.

El Gobierno de los Estados Unidos le concedió un crédito por US$ 765 millones en julio de 2020. El préstamo financiará la creación de Kodak Pharmaceuticals para fabricar activos farmacéuticos. Desde hace tiempo, la compañía cuenta con una unidad dedicada al negocio médico, en particular a las imágenes. Sin embargo, esta nueva subsidiaria recién alcanzará la producción a gran escala en cuatro años. 

Tags relacionados

Comentarios

  • CAG

    carlos alberto giri

    06/09/21

    kodak es el dueño de las patentes digitales de la mayorias de las camaras incorporadas en los telefonos y tablets,ellos crearon la fotografia quimica y la digital,subestimaron lo que venia en terminos digitales y ahora se tiene que reinventar ,como agfa,fuji,y todos lo que tenian que ver con la fotografia convencional,al igual los fabricantes de camaras

    0
    0
    Responder
  • AJC

    Alfredo José Chahin

    06/09/21

    Es una pena, aun adquiero los rollos y revelo las fotografías, hoy el celular suplanto a la cámara, pero cuando queres ver las mismas, cuesta encontrarlas................

    0
    0
    Responder