Hernán Carboni de BBVA: "Somos pilotos de tormenta siempre tratando de reducir los riesgos"

El ejecutivo ve a los Dircom más cerca del negocio: un árbitro que negocia y busca el win-win.

El primer trabajo de Hernán Carboni, quien hoy lleva la agenda institucional del BBVA, también fue en un banco. Recién salido del colegio secundario hizo su primera experiencia laboral en el extinto Banco Roberts (comprado, en 1997, por el gigante HSBC) mientras daba sus primeros pasos en el mundo de la abogacía. Sin embargo, una rápida búsqueda en Linkedin marca que su primer empleo formal fue en el Grupo Clarín, como gerente de Asuntos Públicos. "Soy abogado con orientación empresarial; estudié en la Universidad de Buenos Aires pero después de patear un tiempo Tribunales tomé lo mejor de la profesión y decidí cambiar de perfil. Esa formación pude volcarla a los asuntos públicos," explica.

Sobre su primer trabajo dice que su labor era cuidar la imagen pública del grupo Clarin. "Estuve ahí ocho años con lindos proyectos. Después vinieron 13 años en Walmart, como director de Relaciones Institucionales, en donde trabajamos mucho la relación con los stakeholders y en temas relacionados a sustentabilidad", cuenta el ejecutivo, carismático.

No es un job-hopper. Tiene 50 años y pasó los últimos 25 en tres compañías: ahora va dos años en BBVA donde, dice, todavía tiene mucho por hacer. "Siempre tuve la suerte de estar en buenos momentos de las compañías; cuando tenían lindos proyectos. Y eso hizo que me quedara un tiempo. Cuando entré a Clarín, los medios estaban en plena transformación y fue muy interesante acompañar al grupo desde varios puntos de vista. En Walmart en 2005, el proyecto de inversión que llegaba a la Argentina era enorme. Trabajamos mucho la relación con los grandes proveedores y en proyectos de expansión de Real Estate para crear nuevas sucursales", explica.

Desde enero de 2019 está a cargo del área de Relaciones Institucionales del BBVA, donde maneja un equipo de 10 personas. "Me tentó cambiar porque quería desafiarme con un sector nuevo y con un banco que tiene muchos proyectos en el país. Nunca había trabajado, además, para una empresa de origen europeo con la posibilidad de aprender de otra cultura corporativa que tiene cierto atractivo. La propuesta del BBVA es buena porque tiene un plan fuerte para la región y para el país", cuenta.

Carboni sabe cuáles son sus fuertes; eso que aporta a cualquier equipo que le toque liderar. "Un mix entre habilidades personales y profesionales", dice. "Lo que trato de aportar es una visión amplia con mucho manejo de información y que haya armonía entre los intereses de los distintos públicos. Hay que trabajar siempre en buscar soluciones que busquen el equilibrio entre todos. Y ahí saber negociar".

Como objetivo 2021, Carboni pone la vara alta para el banco. "Tenemos que estar muy cerca de la agenda regulatoria y de los periodistas para llevarles buena información porque se perdió el trato de la calle, de los eventos. Comunicar con los esfuerzos que lleva adelante el banco es el desafío: con clientes internos, como empleador, de cara al cliente, qué pasa en las sucursales... esta nueva normalidad hace que el área tenga más protagonismo porque necesitás contar tu historia; lo que estás haciendo".

Filosóficamente, entiende que el rol de Dircom está cada vez más ligado al negocio. "Hay que estar cerca para minimizar los riesgos y potenciar los beneficios. Poder anticiparnos y tener un plan es fundamental. Somos pilotos de tormenta siempre tratando de reducir los riesgos".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios