Reclamo salarial

Grupo de empleados de Garbarino le pidió a Manzur que intervenga en la empresa

Marcharon a Plaza de Mayo por el retraso en el pago de los sueldos y la falta de perspectivas de la cadena, que continúa cerrando locales y no encuentra inversores

Un grupo de trabajadores autoconvocados de Garbarino se movilizaron este viernes a Casa Rosada en reclamo de la deuda salarial que la cadena de electrodomésticos y electrónica contrajo con los más de 3500 empleados que forman parte del grupo.

Pidieron que el Gobierno intervenga en el conflicto de la empresa, que no tiene un rumbo definido y sigue cerrando locales, con la abultada deuda que acumula. Según la Central de Deudores del Banco Central, Garbarino ya tiene 3681 cheques rechazados por $ 5409 millones.

Ante la falta de respuesta de la compañía, los trabajadores le solicitaron al Ministerio de Desarrollo Productivo, que dirige Matías Kulfas, y a la cartera de Trabajo, al mando de Claudio Moroni, una definición sobre el futuro de las fuentes laborales en juego.

Sheraton Córdoba sigue cerrado hasta 2022: qué demora su reconversión

Los manifestantes fueron a la Plaza de Mayo con pancartas y bombos. Según le explicaron a El Cronista participantes de la marcha, le acercaron a la Jefatura de Gabinete, desde la semana pasada a cargo de Juan Manzur, un documento que expone la situación que atraviesa actualmente Garbarino. "La respuesta que recibimos es que analizarán el panorama", señalaron. 

La agrupación Autoconvocados Garbarino invitó a toda la comunidad "a apoyar la lucha, de forma presencial o desde las redes sociales, sin ideologías políticas y dejando de lado otro tipo de intereses".

A diferencia de la movilización que tuvo lugar a mediados de agosto, los trabajadores buscaron desligar su reclamo de banderas gremiales. En esta ocasión, no estuvieron presentes Pablo Moyano, secretario general adjunto de la Federación de Camioneros, ni delegados de la rama de la Federación de Empleados de Comercio y Servicios que comanda Armando CavalieriSolo se unió a la protesta, a título personal, Ramón Muerza, principal opositor a Cavalieri en el sindicato mercantil.

La convocatoria de la marcha

"Lo único que percibimos, desde hace meses, es el Repro de $ 22.000 mensuales. Nos es imposible vivir con esa remuneración. Tampoco nos abonaron el aguinaldo ni están pagando las contribuciones sociales", expresó un trabajador que participó. 

Las protestas se replicaron en otras localidades del país. Empleados de la sucursal de la avenida San Martín en Mendoza se manifestaron porque, aseguraron, hace seis meses que no cobran su sueldo y la empresa no responde ante el persistente reclamo.

Al local, le cortaron la electricidad por falta de pago, una problemática que se repite en la mayoría de las sucursales que sobreviven. Esta semana, los puntos de venta más importantes de la zona norte de la provincia de Buenos Aires -los ubicados en los centros comerciales Palmas del Pilar y Portal Escobar- sufrieron cortes de luz. 

A ello, se suma que el pago entre los trabajadores es dispar. Solo algunos percibieron cerca del 20% del total de la deuda, en forma desigual. Hay quienes aún no cobraron los salarios de mayo, junio, julio ni agosto, ni las dos cuotas de $ 3000 del bono y el aguinaldo.

El criterio de pago generó polémica y reavivó el conflicto gremial. Un listado que elaboró Garbarino, y que circuló entre los delegados, detalla el cobro por empleado. Únicamente le abonó a los de las sucursales que permanecen abiertas y excluyó a los que bajaron las persianas "ya sea por decisión de la compañía o los mismos empleados".

La falta de perspectivas de reactivación empuja a muchos a abandonar Garbarino. Hace dos semanas, se fue de la empresa el histórico ex gerente general, Carlos García

Pero no es el único ejecutivo que dejó la compañía. A su salida, se suman las partidas de profesionales que ocupaban puestos jerárquicos en áreas como Marketing, Publicidad y Ventas. "Muchos deciden irse de la empresa frente a oportunidades laborales que se presentan", sostuvo un delegado gremial.

De acuerdo a los números que manejan los mismos empleados, en las últimas semanas alrededor de 20 trabajadores enviaron telegrama de renuncia. Ya quedan menos de 3800 integrantes.

Tags relacionados

Comentarios

  • MOO

    MARIO OSVALDO OSVALDO

    Hace 3 días

    Pidalnle la escupidera a Cavallieri ese miseable que esta lleno de guita

    0
    0
    Responder