Nueva propuesta

Grupo cercano a Cristóbal López promete terminar de pagar por OCA el 30 de junio

Clear presentó un segundo seguro de caución en el juzgado de la quiebra, después de que los acreedores objetaran el anterior. Esta vez, no está emitido en pesos sino por el u$s 1,5 millón de saldo de precio que debe cancelar. Los acreedores todavía deben aceptarlo

Clear, el grupo patagónico relacionado con Cristóbal López, no se da por vencido e insiste para recuperar casilleros y, finalmente, ganar el juego de la OCA

Después de que los acreedores del correo privado rechazaron la forma de pago con la que el holding pretendió cerrar la compra de la empresa, su presidente, Juan Ignacio González Pedroso, presentó en el Juzgado Civil y Comercial 10 de Lomas de Zamora, a cargo de la quiebra del correo privado, un nuevo seguro de caución. Esta vez, es por u$s 1,5 millón, el saldo de precio que debe pagar por la compañía. Además, se comprometió a cancelar esa cifra, en efectivo, el próximo 30 de junio, independientemente de si el tribunal le haya transferido los activos para esa fecha.

OCA está quebrada desde abril de 2019, con un pasivo cercano a los $ 20.000 millones. Con más de 6000 empleados -en un 80%, afiliados al gremio de Camioneros-, es el mayor correo privado de la Argentina. Tiene 150 sucursales en todo el país. Pierde $ 200 millones al mes, según sus últimos informes de gestión. 

Tasada en u$s 37 millones, salió a remate por u$s 36,1 millones, entre u$s 18,5 millones fijos para pagar deudas fiscales y laborales, y un precio de venta base de u$s 17,6 millones. Luego de una primera licitación fracasada, Tejada lanzó otra, con una reducción de este último monto a u$s 5,28 millones.

Como esa segunda subasta también fracasó, el 30 de diciembre, Tejada le adjudicó OCA al único candidato que cumplía con todos los requisitos que el juez exigió en su pliego: Clear. 

Este grupo está compuesto por Clear Petroleum (empresa de servicios petroleros) y Clear Urbana (servicios de limpieza urbana), dos empresas que fundó Cristóbal López. Hace una década, cuando compró los activos locales de refinación de Petrobras para fundar la ya desaparecida Oil Combustibles, el Zar del Juego le dejó ambas compañías a ex colaboradores suyos, que son quienes hoy la conducen. Sus hijos -Nazareno y Emiliano- siguieron en sus directorios hasta octubre de 2017.

Clear hizo una primera oferta. Resistida por acreedores, liquidadores y síndicos, Tejada la rechazó. En vez de hacerlo en un pago, en efectivo, en dólares o en pesos al tipo de cambio oficial del Banco Nación de la fecha, propuso pagar los u$s 36,1 millones de otra forma: u$s 18,5 millones (o su equivalente) en efectivo y el resto, en 36 cuotas fijas y en pesos, con ajustes mínimos en función de los resultados de la empresa. También, hubo dudas sobre la capacidad financiera de Clear para costear la operación.

El único acreedor que respaldó a Clear fue Camioneros. El gremio integra el comité de acreedores de la empresa. Además, participa de su administración judicial: Rodrigo Condorí Saldaño, abogado del sindicato y hombre de máxima confianza de Hugo y Pablo Moyano, comparte la gestión comercial de la compañía con un representante del Gobierno Nacional.

La propuesta de Clear incluyó la exigencia de administrar la empresa durante un año, al margen de si, finalmente, compraba OCA o no. La sindicatura y los acreedores rechazaron la idea. 

Clear presentó otra oferta. Además de los u$s 18,5 millones fijos, propuso u$s 6,78 millones. Supuso una prima de u$s 1,5 millón sobre los u$s 5,28 millones que el juez fijó como base para la segunda licitación. Como garantía, depositó en el juzgado $ 440,88 millones, equivalentes a esa suma al tipo de cambio del Banco Nación del 23 de octubre. Por ese pago, Tejada habilitó a Clear, además, a participar en la gestión administrativa y financiera de la empresa, que estaba en manos de interventores judiciales.

Cuando le adjudió la empresa, en vísperas de la feria judicial de enero, Tejada le dio 20 días hábiles a Clear para completar el pago del u$s 1,5 millón restante. Le dio la opción de pagarla en dólares, en pesos al tipo de cambio del BNA del día previo o a través de un seguro de caución a favor del juzgado, por el saldo de precio y emitido por una aseguradora "de primera línea". No hizo alusión alguna a los u$s 18,5 millones fijos para contingencias.

En la primera semana de marzo, Clear presentó un seguro por $ 141,75 millones, equivalentes a u$s 1,5 millón al tipo de cambio vendedor del BNA del 25 de febrero, día previo a la emisión de la póliza. Síndico, liquidadores y acreedores -en especial, el principal: la AFIP- lo rechazaron. 

Primero, objetaron el monto. La póliza, subrayaron, debía ser emitida por u$s 1,5 millón. Explicaron que la conversión a pesos era sólo una opción para el momento de ejecución del pago. Con una fecha límite para concretar la operación que el juzgado fijó para fines de agosto, entendieron que una caución por $ 141,75 millones -es decir, el valor de u$s 1,5 millón a fines de febrero- era una maniobra para bajar el precio de compra, en un contexto de volatilidad cambiaria como el actual.

Más, si Clear no concreta el pago y el Juzgado ejecuta la caución. En ese caso, el nuevo dueño habría pagado cerca de $ 1 millón -el costo del seguro- contra el u$s 1,5 millón de saldo de precio que debía cancelar.

Hubo otras dos objeciones. La primera, que la póliza fue emitida por tres aseguradoras -Prudencia, Premiar y Gestión- que no están entre las 10 líderes del ramo, según datos de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN). Además, al inexistir el Grupo Clear como una persona jurídica, la caución debía ser tomada por las dos empresas. Pero, en el expediente, González Pedroso sólo presentó la póliza que contrató Clear Petroleum, la empresa de mayor vigor financiero de su holding. 

La AFIP, además, advirtió que, en estas últimas idas y vueltas del expediente, Clear y el juez están omitiendo el pago de los u$s 18,5 millones para saldar deudas fiscales, previsionales y laborales.

Recupera un casillero

Este miércoles, González Pedroso presentó en el juzgado otra póliza, que reemplaza a la anterior. Esta vez, los tomadores del seguro son las dos empresas -Clear Petroleum y Clear Urbana- y el monto cubierto es, efectivamente, u$s 1,5 millón. Está emitida por las mismas aseguradoras que la otra.

"Con relación a la compañía de seguro que emitió la póliza y las que asumieron como coaseguradores del riesgo, son tres compañías de seguro de reconocido prestigio en el mercado asegurador, habilitadas por la SSN para operar, regulada su actividad por la SSN y, en consecuencia, actuando dentro de los límites impuestos por la Ley de Seguros y la reglamentación de la SSN en materia de responsabilidad patrimonial, solvencia, etcétera", las defendió.

Agregó su intención de depositar el saldo de precio y la oferta realizada (sic) el 30 de junio de 2021, "sin perjuicio de la fecha en que, efectivamente, comience a llevarse a cabo el traspaso de los activos y en que se termine tomando posesión de los mismos".

Puntualizó que Clear debería recibir los activos una vez que page totalmente el precio. "Por tal motivo, una vez abonado el saldo de precio en la fecha indicada, aún cuando no pudiera tomarse posesión de los bienes -si fuera el caso-, deberemos, no obstante, proceder y avanzar en aquellos aspectos que sí pudieran resolverse", señaló.

"Esta parte está trabajando actualmente junto con los órganos de la quiebra para que tales actos se puedan llevar a cabo ordenadamente, en el menor tiempo posible, teniendo en cuenta la situación imperante, aspectos sobre los que iremos informando a Vuestra Señoría", concluyó.

En este escrito, tampoco hay referencia a los u$s 18,5 millones para contingencias laborales e impositivas.

Por lo pronto, Tejada tomó nota de la fecha prometida y ordenó correr traslado -es decir, informar- a los síndicos, liquidadores y acreedores de OCA para que emitan su opinión, en un plazo de cinco días hábiles. Además, a raíz de esta presentación, y dada la nueva situación sanitaria, suspendió la audiencia que Clear y Camioneros habían solicitado para este viernes, con el objeto de acelerar el traspaso de la empresa. En ese encuentro, también estaba prevista la participación de la Asociación de Empleados de Correos Privados de la República Argentina, al que están afiliados unos 800 empleados jerárquicos de la compañía.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios