Consumo masivo

Góndolas vacías: escasean cervezas, papas de tubo y chocolates importados por trabas del Gobierno

La venta de productos gourmet traídos del exterior había crecido durante la cuarentena. También, existe falta de insumos y complica la producción local de algunos alimentos

La góndola de importados parece estar en extinción: los artículos gourmet, hoy, apenas se cuentan con los dedos de la mano. Es que las trabas a las importaciones complican la entrada al país de cervezas alemanas, chocolates suizos o las clásicas pastas italianas. Y, si bien las categorías traídas del exterior representan el 1% del total del volumen de los grandes canales de venta, su consumo se incrementó durante la cuarentena.

"Durante los primeros meses de cuarentena estricta, vimos un incremento considerable de las categorías más premium. Lo que pasó es que la gente, al no poder viajar ni salir a comer afuera, empezó a darse ciertos gustitos en las compras diarias a los supermercados", explica una calificada fuente de Coto. Sin embargo, cada vez, es más complicado abastecer las góndolas con estos productos, reconoce.

En la categoría "Alimentos", son pocos los productos que se importan en las grandes cadenas de supermercado. Según especialistas del retail, representan el 1% del volumen de ítems. Por ejemplo, las cápsulas de cafés, las bananas, los kiwis, ciertas marcas de fideos, de chocolates y cervezas. Pero, a esta lista, se suman también algunos productos de marca propia que se hacen en el exterior, como el atún y las papas de tubo.

"En el último trimestre, se agravó la situación y empezaron a notarse los faltantes. Y, con el paso de las semanas, si no hay una decisión política, la situación empeorará. Al faltar dólares, se restringen los ingresos. Hoy, está entrando lo estrictamente esencial, que no puede ser sustituido localmente", describen en otra gran cadena de tiendas.

Las categorías "Chocolates" y "Cervezas" son en las que más se nota la ausencia de productos importados. Hace algunos meses, en las góndolas, era común encontrar la marca suiza Karina en barras de chocolate; hoy, ya no se consiguen. Lo mismo ocurre con su competidor, aunque de categoría más premium, Swiss (de Nestlé), que, hace meses, no se encuentra en los grandes canales de venta.

Las góndolas de productos gourmet todavía están bien nutridas en algunos supermercados

En cuánto a las cervezas, hay gran cantidad de marcas en oferta, pero las extranjeras son, cada vez, menos. Por ejemplo, el año pasado, se podía conseguir la marca alemana Puls, en una de las principales cadenas del país. Hoy, ese producto no se comercializa más. 

"Hay muchas cervecerías que empezaron a enlatar sus propias bebidas artesanales durante la cuarentena para llegar a los consumidores. Esa variedad hoy está en las góndolas", explican en Coto. Lo cierto es que aquellas alemanas, belgas o de los países bajos que podían verse en los reservados premium, hoy, ya no están.

Desafío pyme

Las trabas a las importaciones complican también a las empresas de alimentación, sobre todo, a las más chicas. Una pyme de aceitunas que comercializa sus productos en los principales supermercados asegura que, durante meses, conseguir cierta materia prima que llegaba del exterior no era sencillo y, si bien ahora esa dificultad se superó, los costos en dólares se incrementaron considerablemente. 

"La salmuera que utilizamos para nuestros productos se la compramos a un importador que la trae de China. Hoy, ese insumo subió su valor en dólares, algo que no suele suceder", indican desde la compañía.

"Actualmente, hay muchas empresas que están complicadas con la materia prima. Existe falta de aluminio, es decir de latas, y hasta de botellas de vidrio. Por lo que las empresas argentinas también se ven complicadas a la hora de producir porque hay faltante de insumos", describen en un fabricante de bebidas.

Aclara que, si bien no hay desabastecimiento, porque los productos de primera necesidad no faltarán en las góndolas, sí reconocen que hay menor stock. "El desabastecimiento no está totalmente relacionado con las trabas a las importaciones. Pero sí es un factor más que ayuda a que se genere este escenario", agrega.

 "Hay un combo de condiciones que complican el panorama, que van desde la mala reposición, que no funcione algún camión de reparto, que el centro de distribución pueda estar alterado por alguna particularidad, hasta el cierre de plantas o paros en ciertas industrias", agrega.

Para la Cámara Argentina de Supermercadistas (CAS), las trabas a las importaciones "no afecta tanto al mercado, ya que, en la totalidad de los productos, hay sustitutos". Sin embargo, reconocen: "Las bebidas alcohólicas, como cervezas y whiskies, son la categoría más afectada y donde más se ve la falta de productos".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios