Juicio entre gigantes

GE acusa a Siemens Energy de robo de información para ganarle contratos millonarios

La estadounidense demandó a su rival alemán en la Justicia de los Estados Unidos. Argumentó que utilizó datos confidenciales obtenidos ilícitamente, con los que le ganó, por lo menos, ocho licitaciones

General Electric acusó a Siemens Energy, flamante escisión del grupo alemán, de utilizar secretos comerciales robados para amañar ofertas para lucrativos contratos, proveyendo turbinas de gas a empresas de servicios públicos, y encubrir ganancias comerciales impropias por un total superior a los u$s 1000 millones, de acuerdo con una demanda presentada el jueves en la Justicia de los Estados Unidos, de la cual informó la agencia Reuters

GE demandó a su rival en una corte de distrito de Virginia, alegando que el robo se remonta a mayo de 2019, cuando los dos holdings industriales pujaron para proveer equipos y servicios de turbinas de gas a Dominion Energy, una generadora y distribuidora eléctrica de Virginia, con cerca de 4 millones de clientes en la Costa Este.

La demanda llega en el inicio de la vida de la unidad energética de Siemens como un negocio escindido. GE alega que Siemens Energy usó secretos comerciales indebidamente entregados por un empleado de Dominion, en parte, para ganar contratos que podrían inflar el precio de la oferta pública inicial (IPO) de la empresa, ocurrida en septiembre.

En el curso de la puja de GE por hacer negocios con Dominion, alega la demanda, un empleado senior de esta última empezó a enviar al gerente de cuenta de Siemens información confidencial que GE le había remitido. La información también incluyó el análisis de Dominion sobre todas las ofertas, lo que le dio a Siemens un "plano azul" para ganar contratos que sumaron u$s 340 millones con la empresa para un proyecto conocido como Proyecto Peakers, según acusó GE.

La persona que recibió la información secreta de GE en Siemens le pasó esa información a colegas de la empresa, entre ellos, aquellos que elaboraron la propuesta a Dominion, quienes utilizaron esos datos para poder ganar el negocio, dice la demanda.

Según GE, el empleado de Dominion, que ya no pertenece a la empresa, pasó la información al manager de Siemens, por lo menos, media docena de veces. En algunas instancias, forwardeándola desde su casilla personal de mail a la de la esposa del ejecutivo de Siemens. Esta persona sigue trabajando en el grupo alemán, agregó la demanda.

En uno de los envíos GE le dio a Dominion especificaciones técnicas para cuatro modelos de turbinas de gas, con precios para diferentes combinaciones de equipamientos y detalles sobre cómo la empresa podría hacer el servicio y mantenimiento.

Según reconoce la presentación, Siemens recién alertó a GE de estar recibiendo información confidencial impropiamente apenas 16 meses después, en septiembre pasado, lo que la demandante describió como un "Nada que ver aquí, amigos", en una carta en la que minimizó la infracción.

La alerta llegó después de que Siemens completara su propia investigación interna y Dominion finalizara su propia pesquisa, indica la demanda. Dominion alertó a GE sobre la supuesta conducta ilícita antes de que lo hiciera Siemens, dice la denuncia. GE le pidió al juez que inhiba a Siemens de usar el presunto material robado y que pague los daños, por un total de cientos de millones de dólares, o más.

El juicio es la mayor batalla legal que involucra a los dos rivales corporativos, que hasta el año pasado estuvieron cruzándose demandas por violaciones de patentes.

El presunto robo puso a GE en desventaja competitiva para futuros contratos, estimados en, por lo menos, u$s 120 millones cada uno, reclamó la demanda. GE y Siemens compiten por otra licitación de Dominion, prevista para el 19 de enero, por lo que la estadounidense exigió que su reclamo se resuelva con urgencia.

Desde que recibió impropiamente la primera información, en mayo de 2019, Siemens ganó ocho otras licitaciones de turbinas de gas sobre propuestas de GE, valuadas en más de u$s 1000 millones, alegó la denuncia.

En la mayoría de esas propuestas, GE propuso algunos de los mismos modelos de turbinas de gas presentados en el proyecto de Dominion; en algún caso, equipos con especificaciones similares, precisó la demanda.

Según Siemens, el empleado que recibió los secretos los pasó a numerosos colegas, algunos de los cuales desempeñaban funciones claves en preparar otras licitaciones de turbinas de gas. GE perdió la subasta por Dominion contra Siemens en julio de 2019, sin explicaciones, argumentó la estadounidense en su presentación. Los empleados de Siemens continuaron diseminando y usando los secretos comerciales de GE para hacer a medida, por lo menos, otras dos propuestas de turbinas de gas.

Siemens también "se negó firmemente" a asegurarle a GE que los documentos que contienen los secretos de su rival hayan sido destruidos, reclama la empresa.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios