Audiencia en Trabajo

Garbarino sigue comprando tiempo: ahora, con fondos que le devolvería el GCBA

La cadena, cuyas deudas ascenderían a $ 10.000 millones, debía presentar una propuesta de pago a sus 3800 empleados, que reclaman sueldos retrasados. Confía en que recibirá el dinero en los próximos días, pero desde el gobierno aclaran que no hay fecha definida para el reintegro.

En otra reunión clave por la crisis que afecta a sus 3800 empleados, Garbarino volvió a ganar tiempo. En una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación, a raíz de los reclamos por la falta de pago de salarios y el cierre de locales, la cadena, que, desde el año pasado, tiene al empresario asegurador Carlos Rosales como accionista, insistió con que están avanzadas las negociaciones con un nuevo inversor que inyectaría capital. Pero, fundamentalmente, anticipó que dispondría de unos fondos que le retuvo la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) le devolvería en los próximos días. 

Sin embargo, desde la AGIP, aclararon que aún no hay una fecha estipulada de cuando se hará efectiva la devolución, dado que el proceso se encuentra en "una etapa de verificación". "No hay un plazo estipulado de cuando se realizará la financiación", remarcaron.

Garbarino, cuyas deudas, se calcula, ascienden a $ 10.000 millones, tenía que presentar este miércoles una propuesta de pago para dirimir el conflicto gremial. Pero, con este as bajo la manga, logró postergar la definición del pago de los sueldos retrasados una semana más, hasta el próximo miércoles, cuando se llevará adelante una nueva audiencia virtual.

Galperin invierte en una start-up argentina de alimentos congelados: cuál es y qué hace

La empresa confía en que en los próximos días habrá novedades de parte del Gobierno de la Ciudad, como así también sobre el posible ingreso del nuevo inversor, lo que la ayudaría a realizar una oferta de pago a sus empleados, que no percibieron los salarios correspondientes a abril, mayo y junio, como así tampoco el aguinaldo. Solo recibieron el valor correspondiente al Repro.

"Nos encontramos realizando gestiones avanzadas a fin de que los fondos que se encuentran retenidos por la AGIP sean distribuidos en las cuentas sueldo de los trabajadores en forma directa. Estamos a la espera de una respuesta del Gobierno de la Ciudad", señaló la empresa en el acta labrada tras la audiencia, a la que tuvo acceso El Cronista.

Según le explicaron a este medio fuentes allegadas a la AGIP, durante los últimos meses, Garbarino y Compumundo, en su carácter de agentes de retención, retuvieron fondos de terceros y no los depositaron ante el fisco. "Estas retenciones llevaron a que se acumularan deudas impositivas, por lo que las dos empresas fueron declaradas en la máxima situación de riesgo fiscal", precisaron.

En junio, ambas cadenas comenzaron a regularizar la cuestión y la AGIP inició la devolución de los saldos a favor. El organismo asegura que ya reintegró el 50% del total de los fondos, cercanos a $ 440 millones. "El resto se encuentra en una etapa de verificación, para continuar con el proceso", señalaron. 

Garbarino gana tiempo 

Por otra parte, el retailer reconoció que está delineando la potencial entrada del inversor. "Se ultiman detalles para el ingreso del nuevo socio que permita reencauzar el funcionamiento de la empresa", expresaron los representantes del grupo en el encuentro en la cartera laboral, que dirige el ministro Claudio Moroni.

Los delegados sindicales exhortaron a la empresa a presentar el detalle del plan de acción del grupo inversor y precisar la fecha de cancelación de la deuda salarial cuanto antes.

Desde los gremios que nuclean a los empleados -el Sindicato de Comercio, el gremio de Camioneros y la Unión Metalúrgica Argentina- anticiparon que el plan de lucha continuará "hasta tanto no haya una solución", "con medidas de acción directa y asambleas". 

Continuará el plan de lucha

Ya se les agotó la paciencia y desconfían de la palabra de la compañía. Aseguran que, a la fecha, no recibieron ningún compromiso de pago firme, ni hay estipuladas modalidades de cobro.

Empleados del área de logística se movilizaron otra vez a la puerta del centro de distribución de La Tablada para hacer escuchar sus reclamos. También, hubo otra marcha al Obelisco de los empleados que desarrollan sus tareas en las sucursales. No descartan hacer una acción conjunta.

La empresa no sólo no puede abonarle a sus colaboradores, sino tampoco a sus proveedores, que ya le interrumpieron el abastecimiento de mercadería, lo que originó reclamos de los clientes que se multiplican en las redes sociales por compras realizadas y pedidos que no fueron entregados. 

Los locales se quedan sin mercadería

Los mismos empleados hablan de una "parálisis comercial". Aseguran que se registran faltantes de stock y varios locales no tienen sistema para operar

Hace un año, Garbarino tenía 200 sucursales a la calle y Compumundo, 46. Hoy, quedan 105 y 34, respectivamente. De los 4325 trabajadores que había, quedaron 3800. Mientras tanto, las dos plantas que el grupo tiene en Tierra del Fuego, Digital Fueguina y Tecnosur, esperan reanudar su operación.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios