Resolución

Más problemas para el dueño de Garbarino: el Gobierno traba a su principal empresa

La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) le prohibió a Prof, la aseguradora de Carlos Rosales, que emita nuevas pólizas. Este miércoles, habrá una nueva marcha de empleados de la cadena de electrodomésticos, que está paralizada hace meses

Se le suman complicaciones al dueño de GarbarinoCarlos Rosales. Mientras se define el futuro de la principal cadena de venta de electrodomésticos y electrónica del país y sigue siendo incierto el rumbo de los otros negocios que conforman el grupo que el empresario compró en junio de 2020, ahora, su empresa principal, la aseguradora Productores de Frutas Argentinas Cooperativa de Seguros (Prof), también está en problemas.

El Gobierno le prohibió a la asegurarodora emitir nuevas pólizas. Así lo estableció la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), mediante la resolución 725/2021, con fecha del 6 de octubre, publicada este martes en el Boletín Oficial.

Según la SSN, Prof presenta un déficit de capital mínimo superior a $ 543 millones y un déficit de cálculo de cobertura mayor a $ 905 millones, de acuerdo al análisis efectuado respecto del informe de resultados financieros correspondiente al ejercicio cerrado al 30 de junio.

Carga fiscal alta, trabas para importar y pesimismo económico: las mayores preocupaciones de las empresas

En este sentido, la SSN consideró que "no está en condiciones de emitir primas en ninguna de las ramas, atento a carecer de capacidad suficiente para retener dichos riesgos". 

"No es posible determinar que en los estados contables se expongan saldos suficientes en los rubros Compromisos Técnicos y Deudas con Asegurados, Reservas de Siniestros Pendientes del Riesgo del Trabajo", precisó el organismo. 

La medida se suma a otra reciente que tomó el 16 de septiembre, cuando dispuso la inhibición general de bienes de Prof, lo que le impide realizar cambios en sus activos. En la resolución 688/2021, atribuyó la decisión a "la situación deficitaria de la compañía expuesta en el Estado de Cobertura de Compromisos Exigibles y Siniestros Liquidados a Pagar" y "la ausencia de un plan para regularizarla".

"Si bien ya pesa la inhibición general de bienes, en lo inmediato y a raíz de la gravedad que implica la incertidumbre observada respecto de la situación económico-financiera de la aseguradora, se impone adoptar un criterio de extrema prudencia y ampliar la medida cautelar, prohibiéndole emitir nuevos contratos de seguros", sentenció. 

A su vez, la SSN justificó su accionar en la Ley 20.091. La norma prevé situaciones que ponen en peligro la solvencia de una firma, su regular funcionamiento y los intereses de los asegurados y asegurables, y dota a la autoridad de control de los instrumentos preventivos necesarios para actuar. 

Rosales asumió la dirección de Prof en 2017, cuando la cooperativa atravesaba un momento delicado. Según datos de la misma empresa, a partir de un proceso de reestructuración y la implementación de un plan de expansión que ejecutó Rosales, en menos de tres años alcanzó un crecimiento superior al 300 por ciento.

Con 60 años de trayectoria, la compañía buscaba posicionarse entre los jugadores líderes del mercado. Para ello, apuntó a ampliar su presencia en el ‘interior del interior', con sucursales y brokers diseminados en todo el territorio nacional. 

Entre sus dos unidades, Prof Seguros, la unidad de seguros patrimoniales, y Plus ART, la división de coberturas de riesgos del trabajo, emplea a 170 trabajadores en 11 agencias de todo el país y posee una red de 1500 productores asesores. 

La mayoría de las agencias debió cerrar sus puertas temporalmente debido a la pandemia. Tras la flexibilización de las restricciones, su reapertura fue paulatina, acorde a las disposiciones de cada municipio.

A través de Prof Seguros y Plus ART, la firma emplea a 170 trabajadores en 11 agencias y posee una red de 1500 productores asesores.

En una entrevista concedida en enero a El Cronista, Rosales aseguró que la misión de Prof es darle una mayor difusión al seguro en la sociedad, que tiene una baja cultura aseguradora. "Se lo toma como una imposición y no se comprenden sus beneficios. Si muchos comercios hubiesen contratado una póliza de comercio integral o por interrupción de actividad, no habrían cerrado definitivamente ante la irrupción del coronavirus", reflexionó en ese entonces.

Asimismo, reveló que su estrategia era dar la batalla por fuera del mercado automotor, el principal segmento en el que se enfoca la mayoría de las aseguradoras.

El futuro de Garbarino

Por su parte, Garbarino sigue sin un rumbo definido, al igual que las demás unidades de negocio del grupo: el vertical de turismo Garbarino Viajes, la financiera Fiden y las plantas Tecnosur y Digital Fueguina, ubicadas en Río Segundo, en Tierra del Fuego, que se encuentran paralizadas.

Este miércoles habrá una nueva marcha

Para este miércoles, está prevista una nueva movilización de un grupo de trabajadores autoconvocados, que volverán a marchar a Casa Rosada en reclamo de la deuda salarial. Una vez más, le exigirán al Gobierno la intervención en el caso, ante la falta de respuestas por parte de la compañía.

Compumundo, la cadena especializada en la venta de artículos de electrónica del grupo, ya empezó a desvincular a parte de su personal. Mandó telegrama de despido a, al menos, 150 trabajadores, según informaron desde el entorno de los mismos empleados.

La empresa intentó rematar el 51% de su paquete accionario, pero no consiguió interesados que propusieran ofertas. Esperaba recaudar, por lo menos, $ 58 millones, ya que las acciones ordinarias no endosables salían a remate con un valor nominal de $ 1 cada una.

Empezaron los despidos en Compumundo

Ante esta situación, decidió achicar su plantilla, mientras continúa cerrando locales. Sus más de 45 sucursales están prácticamente sin operar. Ya bajaron las persianas varias ubicadas en centros comerciales, como la que se encontraba en San Justo Shopping, junto al local de Garbarino, que también dejó de funcionar.

La compañía atribuyó su performance de negocio a las consecuencias de la pandemia y aclaró que la flexibilización de las restricciones no alcanza para reactivar la operación. Los trabajadores recurrieron a asesoramiento legal y la mayoría de los telegramas ya fueron rechazados.

En el sector, sobrevuela la idea de que el retailer entrará en convocatoria de acreedores. Algunos aseguran que el proceso se iniciaría en lo que queda del mes. Según la Central de Deudores del Banco Central, a la fecha Garbarino acumula 3696 cheques rechazados por $ 5499 millones.

Tags relacionados

Comentarios

  • JC

    juan carlos

    13/10/21

    Hubo pandemia, si no supieron aguantar es por que fugaron capital, el gobierno dió unas impresionantes ayudas económicas, se manejaron mal, especulando, ahora chau

    0
    1
    Responder