Conflicto gremial

Garbarino: dictan la conciliación obligatoria por el envío de 1800 telegramas de despido

El Ministerio de Trabajo de la Nación dispuso la medida por 15 días. Intimó a los trabajadores a no realizar acciones gremiales y a la empresa a no tomar represalias. El miércoles por la tarde habrá una nueva reunión

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria por 15 días por la intención de Garbarino de realizar despidos masivos. Se fijó una nueva audiencia para el 17 de noviembre a las 17 horas, donde las partes se volverán a encontrar para acercar posiciones.

Según fuentes gremiales, la cadena de venta de electrodomésticos y electrónica, que atraviesa un futuro incierto, empezó a enviar cerca de 1800 telegramas. La cifra representa casi la mitad de su plantilla actual de trabajadores.

La cartera laboral que dirige Claudio Moroni intimó a la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), a sus sindicatos adheridos y a los trabajadores por ellos representados, a dejar sin efecto, durante el período en cuestión, "toda medida de acción directa que estuviesen implementando o tuvieran previsto implementar". 

 La gigante Johnson & Johnson se dividirá en dos empresas

Asimismo, ordenó a la compañía, en caso de haber efectuado los despidos denunciados, a retrotraer la situación a la existente con anterioridad al inicio del conflicto, dejando sin efecto estas medidas por el plazo que dure el procedimiento conciliatorio. 

A su vez, la instó a otorgar tareas "en forma normal y habitual" a todo su personal, como así también abstenerse de tomar represalias "de cualquier tipo" con los empleados representados por las organizaciones sindicales u cualquier otra entidad, en relación al diferendo planteado. 

"Las intimaciones efectuadas se formulan bajo apercibimiento de aplicar las sanciones contempladas en la Ley 25.212. Ello sin perjuicio de iniciar los procedimientos previstos en la Ley 23.551", aclaró el Ministerio en un acta, y exhortó a las partes en conflicto a "mantener la mejor predisposición y apertura para negociar los temas sobre los cuales mantienen diferencias y contribuir, de esa manera, a la paz social y mejorar el marco de las relaciones laborales".

Se dictó la conciliación obligatoria por 15 días

Desde el retailer, aseguraron que los pedidos de ayuda al Gobierno fueron infructuosos. "No nos acompañaron, más allá del otorgamiento del Repro. Durante los últimos meses, no recibimos ningún tipo de asistencia financiera", apuntaron.

Días atrás, también se dictó la conciliación obligatoria por la situación de Compumundoque empezó a desvincular a parte de su personal. Mandó telegrama de despido a, al menos, 150 trabajadores, según informaron desde el entorno de los mismos empleados. 

Garbarino contempla cerrar la mayoría de los locales que aún funcionan y dejar en pie solo unos pocos 

A mediados de septiembre, la firma especializada en la venta de artículos de electrónica del grupo intentó rematar el 51% de su paquete accionario, pero no consiguió interesados que propusieran ofertas. Esperaba recaudar, por lo menos, $ 58 millones, ya que las acciones ordinarias no endosables salían a remate con un valor nominal de $ 1 cada una. Sin un rumbo claro, tomó la decisión de achicar su plantilla.

Desde hace ocho meses, cerca de 3.800 empleados cobran sus salarios en forma dispar. Aunque con diferencias por sector, la situación se replica en las seis unidades del grupo: además de la situación crítica de Garbarino y Compumundo, el panorama es complejo también en el vertical de turismo Garbarino Viajes, la financiera Fiden y las plantas Tecnosur y Digital Fueguina, ubicadas en Tierra del Fuego.

En esta situación, la compañía sigue analizando contrarreloj qué medida tomar para sobrevivir. Una opción es cerrar la mayoría de los locales que aún funcionan y dejar en pie solo unos pocos. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios