Expansión

De Rosario a San Francisco: Frizata llega a los Estados Unidos con sus alimentos congelados

La foodtech creada por Adolfo Rouillon y José Robledo desembarca en San Francisco, California. En dos años, y en medio de la pandemia, la compañía se expandió a tres países: Brasil, Chile y Estados Unidos.

Frizata, la foodtech de alimentos congelados desembarca en San Francisco, California con una propuesta de 50 alimentos congelados y con servicio de delivery propio. 

De esta manera, la empresa creada por Adolfo Rouillon y José Robledo, ambos emprendedores Endeavor, llegará de manera directa a más de 1,7 millón de hogares. 

Quién es el argentino, ex CEO mundial de una cerealera, que invierte en start ups desde Suiza

En dos años, y en medio de la pandemia, la compañía desembarcó en tres países: Brasil, Chile y Estados Unidos; a la vez que crecieron por ocho veces en volumen.

Justamente, a principios de este año levantó una ronda de inversión por u$s 5 millones -unos de los inversores fue Marcos Galperin- que le permitió acelerar su crecimiento en Santiago de Chile, San Pablo y San Francisco. 

Y para 2022 la firma, que nació en Rosario y ya factura u$s 15 millones, tiene planes muy ambiciosos: llegar, como mínimo, a cuatro ciudades más, seguramente en los Estados Unidos y Brasil.

El objetivo, siempre áreas urbanas de entre 4 y 10 millones de personas. Una masa crítica que pueda hacer eficiente el modelo directo al consumidor.

"En los Estados Unidos queremos seguir consolidándonos en la Coste Este; y en Brasil miramos más bien el sur, ciudades como Curitiba, Porto Alegre", señala Rouillon en charla con El Cronista.

Al igual que en el resto de los países en los que se encuentra, Frizata integra toda la cadena de valor: desde I+D, la producción, el e-commerce y la distribución que se realizan en vehículos propios que garantizan la temperatura de los productos congelados

La firma local quiere llegar a 200 ciudades en todo el mundo

Este modelo de negocio se conoce como DNVB (Digitally Native Vertical Brand) y permite ahorrar costos entre la fábrica y el consumidor y producir alimentos de calidad. "Por ejemplo, la Friburger meat free, nuestra hamburguesa sin carne, cuesta un 25% menos que cualquier hamburguesa promedio en el supermercado y tiene un tamaño superior", afirma el emprendedor. 

Por qué desembarcar en el mercado norteamericano

La marca apunta a los flexitarianos, consumidores que buscan reducir el consumo de carne, y que en Estados Unidos representa la mitad de la población joven, y desembarca en un momento donde este país es el segundo mercado de e-commerce a nivel global.   

Pero además, según el fundador, San Francisco es "la Roma de hace 2000 años" en cuanto a la innovación. "Queremos estar ahí para aprender y conocer. San Francisco es el hub de los alimentos y de toda la innovación que vive este sector", explica.

En cada caso, el desembarco se realiza con equipos locales. Hoy la empresa ya cuenta con 200 empleados. "Estamos construyendo una plataforma global para brindar una nueva generación de alimentos innovadores a millones de consumidores deseosos de repensar la forma en la que se alimentan todos los días, con una experiencia simple, precios accesibles y cuidando el medioambiente. Nuestra visión es llegar a las 200 ciudades de todo el mundo durante la próxima década", explica Rouillon.

 Para ello, también crecen en la oferta de productos: empezaron 2020 con 48 artículos y hoy ya tiene disponibles unos 90, aunque piensan terminar el año con cerca de 100. Entre ellos, hamburguesas, nuggets, empanadas, tartas, comidas elaboradas, platos veggies y una línea meat free, que ya representa el 20% del total de las ventas. 

Por el momento, todos los productos que se venden en otros países son exportados de Argentina, pero está en los planes de la empresa comenzar a producir algunos alimentos en cada mercado.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios