Fallo

Finaliza la quiebra de Oil Combustibles en la Justicia Comercial

El Grupo Indalo celebró la recuperación de la petrolera que fundó Cristóbal López. Obtuvo la conformidad de sus más de 330 acreedores, de los cuales la AFIP es el principal

La jueza comercial María Soledad Casazza, a cargo del Juzgado Número 5, dio por concluida la quiebra de Oil Combustibles, la petrolera que fundó Cristóbal López. La magistrada le otorgó a la empresa el avenimiento, luego de que la compañía obtuviera la conformidad de más del 90% de sus 335 acreedores.

"Hoy podemos decir con orgullo que hemos recuperado Oil Combustibles, la nave insignia del Grupo Indalo", celebró el holding, a través de un comunicado.

"Este logro es el resultado del incesante esfuerzo del Grupo Indalo para que Oil Combustibles S.A. y el resto de sus empresas puedan iniciar una nueva etapa, recuperando aquello de lo que fue despojado de manera ilegal", agregó.

Indalo recordó que, para fines de 2015, sus empresas empleaban a 20.000 personas. "Por su parte, Oil Combustibles fue constituida en 2010 para la adquisición de Refinería San Lorenzo en la provincia de Santa Fe, sus instalaciones portuarias, localizadas en un lugar estratégico en la Hidrovía del Paraná, y una red de 340 estaciones de servicio y agros", puntualizó.

"Desde su creación y hasta fines del año 2015, Oil Combustibles S.A. desarrolló todas sus actividades operativas con absoluta normalidad. Tal como hizo cada una de las empresas de Grupo Indalo, Oil Combustibles S.A. generó confianza en cada mercado en el que participó. Así, supo obtener un crédito comercial constante con sus proveedores de insumos críticos por más de u$s 100 millones, avales bancarios que garantizaban sus obligaciones comerciales por más de u$s 150 millones y una facturación anual superior a u$s 1500 millones", reseñó.

"A la par de este crecimiento, Oil Combustibles S.A. jamás sufrió el rechazo de un solo cheque en el sistema financiero, honró al 100% sus obligaciones con el personal, proveedores y clientes, y declaró y cumplió oportunamente todas sus obligaciones fiscales", subrayó, en alusión a la causa por presunta evasión de $ 8000 millones en concepto del pago del impuesto a los combustibles líquidos, que detonó una causa penal contra López y su socio, Fabián De Sousa, y el quiebra de Oil en la Justicia Comercial. 

"La historia de la compañía, como la del país, comenzó a cambiar con la asunción del gobierno de Mauricio Macri en diciembre de 2015. Las amenazas a las que se vio sometido el Grupo Indalo comenzaron a volverse realidad en lo que su propio gobierno denominó 'una guerra nuclear'. Hubo un intento manifiesto e innegable por destruir al Grupo Indalo, que casi culmina con éxito, con el objetivo de cooptar la libertad de expresión de nuestros medios de comunicación y quedarse con nuestras empresas", aludió Indalo.

"Todo ello a través de una campaña de desprestigio público y persecución ilegal al Grupo Indalo, y sus titulares, todo lo cual está siendo investigado por el Poder Judicial. En ese contexto, en marzo de 2016, el Grupo Indalo fue forzado a presentar a Oil Combustibles S.A. en concurso preventivo por las maniobras ilegales del gobierno. El Grupo Indalo afrontó un embate ilegal -descrito por los propios testigos en los juicios que se llevan a cabo- pergeñado por grupos de tareas dentro de la administración pública, constituidos para aniquilar a las empresas", añadió.

"Ante las denuncias mediáticas, los proveedores de insumos críticos de la Refinería San Lorenzo eliminaron inmediatamente el crédito comercial, exigiendo el pago anticipado de productos, todo ello, por más de u$s 200 millones mensuales. La campaña mediática impulsada desde el gobierno del entonces presidente Macri provocó un daño en la imagen de Oil Combustibles S.A., que le quitó porciones importantes de mercado, ya que los consumidores elegían otras bocas de expendio, reduciendo la venta y disminuyendo los ingresos", continuó. 

"Así, varios operadores de la red de comercialización abandonaron a Oil Combustibles S.A. Todo, parte de un plan orquestado desde las máximas autoridades del anterior gobierno. Toda esta situación derivó en una profunda crisis y destrucción de valor del Grupo Indalo, cuyas empresas también fueron forzadas a presentar concursos preventivos, que en la actualidad ya han sido superados, gracias a la confianza de sus acreedores y trabajadores", destacó.  

Tags relacionados

Compartí tus comentarios